Home Columnas Reseñology Reseña: The New Deadwardians #1 a #4

Reseña: The New Deadwardians #1 a #4

Por el Reseñology
Reseña: The New Deadwardians #1 a #4

Con el 50% de la aventura ya publicada, nos tomamos un momento para dejarles una serie de impresiones acerca de cómo viene encaminado este título "suggested for mature readers" editado por la DC para su prestigioso sello Vertigo.

Llegué a New Deadwardians gracias al buen tino de nuestro querido Hijo de Chuck, quien decidió incluirla en nuestra ración mensual de Comics by ComiXology.

Así que un buen día me encontré leyendo el primer número de esta miniserie de ocho, que por ese entonces recién acababa de salir. Me terminó enganchando tanto que al final le propuse seguir comprándola a medias, un suspiro de alivio para la alcancía de mi amigo, que veía reducirse el costo de la troja de series que el muy fanático compra mes a mes (no nos engañemos, esto en realidad fue su excusa perfecta para poderle echar el ojo a alguna más).

Es por eso que, luego de que HdCN nos introdujera en este nuevo mundo creado por Dan Abnett e Ian Culbard, sumado también a una recomendable entrevista que realizara tiempo atrás, me permito tomar la posta y dejarles un breve análisis de lo que esta serie me viene dejando tras la publicación de sus primeros cuatro números.

Reseña: The New Deadwardians #1 a #4

New Deadwardians es una obra difícil de valorar. Para hacerlo voy a analizar por separado a los tres pilares principales que la sostienen: su ambientación, su protagonista y el misterio por resolver.

El marco en el que transcurre la historia es por el momento lo más atractivo de la misma. El mundo que Abnett nos propone es oscuro y atrapante. Una Londres victoriana acosada por una contagiosa maldición que ha convertido a gran parte de su población en zombies, existiendo un costoso tratamiento preventivo al alcance de unos pocos, "la cura", que transforma al tratante en vampiro, encontrando así la inmunidad pero abandonando la vida y las emociones.

Podríamos decir que tenemos entonces una clase baja y marginal (los zombies), una clase obrera (los humanos) y finalmente la clase alta (los vampiros). Tanto los primeros como los últimos totalmente carentes de vida pero, sin embargo, en extremos totalmente opuestos de la sociedad. El combo propuesto es sin dudas prometedor.

Después tenemos al protagonista, George Suttle, un personaje de la más alta sociedad, vampiro, inspector en jefe de Scotland Yard, cuya principal característica es que no genera absolutamente nada en el lector. No es un personaje agradable, ni perturbador, ni sanguinario, ni imprevisible. Simplemente es un personaje distante. Como si esa pérdida de emociones provocada por "la cura" Abnett la quiera trasladar al lector. Se hace muy difícil hinchar por el buen George pero resulta divertido acompañarlo por los diferentes escenarios de la ciudad (ya sean morgues, mansiones, callejones o burdeles).

Un personaje que sí me gustaría destacar es Louisa, mucama de George, que por el momento no deja de ser un secundario más, pero su actual situación sí genera el interés suficiente como para querer que nos sigan contando su evolución y adquiera un poco más de protagonismo.

Reseña: The New Deadwardians #1 a #4

Finalmente, el misterioso asesinato de un vampiro en cisrcunstancias inexplicables (ya que no fue muerto por ninguno de los tres métodos conocidos: incineración, decapitación, estaca en el corazón) por ahora viene siendo más un hilo conductor que permite que vayamos descubriendo este mundo y no tanto una trama en sí misma. Durante estos cuatro primeros números no han habido grandes revelaciones respecto del caso, estando la investigación prácticamente como al principio.

Por ahora no hay mucho más que agregar, algo se presiente en el ambiente eso sí. La clase obrera presiona a los poderosos por un trato más igualitario. Los zombies observan y huelen, esperando pacientemente tras las rejas que los separan de la ciudad. Un asesino continúa suelto, sus métodos tienen en vilo a la más alta escala social. Se respira un clima intranquilo. Las estructuras tal vez cambien de un momento a otro, o tal vez no. Esto es algo que por ahora sólo sus creadores saben, nosotros nomás podemos esperar.

Hasta aquí el guión. Respecto del dibujo de Culbard, a mi no me termina de convencer. Me hubiera gustado uno más realista y con más sombras, creo que hubiera quedado mejor con el tono de la obra. De todas formas es agradable, para nada confuso y acompaña bien a la historia.

Habiendo transcurrido ya el 50% de la aventura, mi valoración parcial es reservada. Hasta el momento no ha pasado nada lo suficientemente explosivo como para que uno se sumerja definitivamente pero el potencial aún se mantiene intacto. Habrá que seguir leyendo. Al menos en ese sentido la obra ya ha cumplido con su objetivo de mantenerme prendido mes a mes.

Reseña: The New Deadwardians #1 a #4

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3