Home Columnas Reseñology Reseña: The New Deadwardians #1

Reseña: The New Deadwardians #1

Por el Reseñology

Reseña: The New Deadwardians #1Una miniserie de Vertigo nos presenta un mundo con zombis y vampiros. Pero lejos de ser tan sólo un crossover entre distintos tipos de monstruos, Dan Abnett e Ian Culbard traen una historia de la lucha de clases al principio del siglo XX con misterio policial incluido.

Reseña: The New Deadwardians #1

Reseña: The New Deadwardians #1El prolífico Dan Abnett tuvo la amabilidad de conversar con Multiverseros acerca de su último proyecto, primero en la editorial Vertigo (pueden leer la entrevista aquí). Ahora, hablemos un poco más del comienzo de esta miniserie que toma elementos conocidos, incluso abusados, y los combina con frescura.

La acción comienza una madrugada de 1910 en Londres. Ruidos en la cocina llaman la atención del protagonista, que se encontraba tumbado en su cama, despierto y tratando de recordar sobre qué dormía. Al bajar hasta el origen de tanto bochinche, encuentra a un zombi comiendo las tripas de la cocinera.

Esta escena, que bajo el lápiz de otros dibujantes podría rozar el "gore", está mostrada con los trazos finos de Ian Culbard, y el resultado es un fogonazo de horror en medio de tanta inocencia, que con el correr de las páginas descubriremos que no es tal.

Si el monólogo interno de George Suttle nos hacía sospechar que habría temas sobrenaturales, la visión del monstruo de traje que se come a la señora Hedley terminará de convencernos.

El diálogo de Suttle con sus colegas de la policía y con otro miembro del personal doméstico nos permitirá descubrir que él es otra clase de monstruo, y que lo es porque tuvo la posibilidad de acceder a "la Cura".

Muchos críticos y lectores recordaron la serie "Downton Abbey" al leer "The New Deadwardians". Allí se muestran las similitudes y diferencias entre la clase alta y la clase baja de la Inglaterra de comienzo de siglo. Sin ricos que se convierten en vampiros ni trabajadores zombis... al menos no literalmente.

Abnett va más allá, aunque uno de sus personajes recuerde tanto a Maggie Smith que distraiga un poco de la historia. Juega explícitamente con la diferencia de clases, y con los seres humanos comunes y corrientes que quedan entre unos y otros. Clase media del siglo veinte: aquí también estás en vías de extinción.

En un mundo así, donde un inspector del escuadrón de homicidios tiene poco trabajo, la muerte de un vampiro de forma misteriosa (ni empalado, ni decapitado, ni incinerado) promete más misterios para el próximo número. Allí estaremos.

Reseña: The New Deadwardians #1

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3