Home Columnas Reseñology Reseña: The Sandman Overture #1

Reseña: The Sandman Overture #1

Por el Reseñology
Reseña: The Sandman Overture #1

El regreso de Neil Gaiman tras casi 20 años a la serie que lo llevó a la fama revolucionó las redes dos años atrás, cuando la noticia se dio a conocer. La vieja orquesta se puso a afinar y en octubre pasado tuvimos el primer movimiento de los seis que compondrán esta nueva obertura, que así comenzó a sonar.

"Desde el nacimiento de una galaxia hacia el momento que Morfeo es capturado, esta es la historia de los orígenes de Sandman."

Reseña: The Sandman Overture #1

Reseña: The Sandman Overture #1Tras 75 números, un especial y algunas miniseries, Sandman parecía haber encontrado el descanso eterno. Sin embargo la serie trascendió su época y ha venido siendo objeto de innumerables reediciones que incluso al día de hoy se siguen vendiendo como Coca bien helada. Hecho que no sólo la ha mantenido vigente sino que también le habrá sumado un buen número de seguidores.

Con este panorama, "The Sandman: Overture" seguramente haya contado con el respaldo de mucha gente y haya picado con ventaja respecto de otros números #1. En contrapartida, dados sus antecedentes y la calidad de su equipo creativo, las expectativas en torno al mismo seguramente hayan sido realmente altas. Y en líneas generales creo que el número ha cumplido con lo esperado.

Comenzamos en algún momento de la historia, en una galaxia lejana, con Sueño haciendo gala de su naturaleza antropomórfica en medio de un panorama un tanto desalentador. Esta secuencia inicial, que por el momento no sabemos de qué manera encajará en la aventura, ya resulta suficiente para que J. H. Williams III demuestre toda su clase. La belleza de sus lápices sumada a las características oníricas de la historia seguramente le permitan dejarse llevar en más de una oportunidad y hacer que todos juntos piremos en colores con cada nueva viñeta.

Acto seguido las cosas comienzan a ponerse interesantes. Somos trasladados a Londrés en 1915, un año antes de los acontecimientos que terminaron con la captura de Sueño en el primer número de la serie original. Allí conocemos a Ian Stuart, personaje que por el momento parece funcionar como una simple excusa para que el primero de los viejos conocidos se haga presente en la historia: el Corintio, que ya demuestra sus intenciones de vivir más allá del Reino de los Sueños, cosa que finalmente logrará durante La Casa de Muñecas.

Hacia allí se dirigirá entonces Morfeo, intentando mantener a raya a sus creaciones, mientras un segundo hermano sigue todo atentamente a través de su grueso libro, donde figura todo lo que fue, es y será. Claro indicio de que algo grande seguramente esté por suceder.

Si bien es demasiado pronto para hablar del argumento, ya que éste apenas ha avanzado, sí podemos apreciar que el mismo mantiene muchas de las características que catapultaron a la serie original, como lo son por ejemplo el gran número de personajes que intervienen y los diálogos que mantienen entre ellos. Neil Gaiman comienza a tejer su historia sobre un paño que maneja como pocos.

Sandman y Corintio discutirán una vez más sobre los límites del sueño y qué tan lejos sus moradores tienen permitido llegar, y así de paso refrescárselos también al lector. La tarea de explicarnos otras tantas reglas que rigen este maravilloso mundo recaerá luego en Destino y Muerte, durante un breve concilio que mantendrán a raíz de ciertas inquietudes que mantienen sobre su hermano menor (el resto de los Eternos por el momento permanecen por fuera de los acontecimientos).

Si bien ambos diálogos puedan dejar intuir hacia dónde tal vez se dirija Gaiman, la primera impresión es la de ser más bien introductorios, con tópicos que ya fueron abordados durante la serie original, como para que los potenciales nuevos lectores sepan lo que les espera de aquí en más. Los veteranos seguramente por ahora ya tengan suficiente con ver nuevamente a personajes como Morfeo, Corintio y Muerte formando parte activa de la historia ya desde el vamos.

Siguiendo con los personajes, Mervyn, tan charlatán como nos tendrá acostumbrados, y Lucien, siempre tan servil con su señor, también tendrán participación en este primer número junto a otros que se muestran por primera vez, y que por el momento no sabemos qué papel jugarán en esta historia. Tratándose de Gaiman, es más que probable que varios de ellos (si no todos) reaparezcan en algún momento, y por qué no, su papel sea determinante.

Más allá de su desarrollo, el final de este primer número no me resultó tan atrapante como esperaba. Si no fuera por la ilustración "extra wide screen" con que se despacha Williams III, otra vez haciendo gala de sus inigualables credenciales, diría que esa última postal no me hubiera generado mayor impacto, o al menos no el suficiente para lo que el Reino de los Sueños me ha tenido habituado durante todos estos años.

Después de algunos retrasos, el número #2 finalmente verá la luz este miércoles. Una copia digital ya fue apartada a nuestro nombre. Ni sueñen que la vamos a dejar pasar.

Reseña: The Sandman Overture #1

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3