Home Columnas Reseñology Reseña: Uncanny Avengers #1 a #4

Reseña: Uncanny Avengers #1 a #4

Por el Reseñology

Reseña: Uncanny Avengers #1 a #4Uncanny Avengers, el título que reúne a los dos principales supergrupos de la Casa de las Ideas, tuvo el cierre de su primer arco argumental. La serie de Rick Remender, que comenzó de manera prometedora pronto decayó y hasta un John Cassaday en un nivel bajísimo no pudo aportar su cuota habitual de talento.

El primer número de Uncanny Avengers parecía anticipar un futuro promisorio para la serie, en tanto presentaba su premisa y a los protagonistas de manera sólida, y además, nos regalaba una impactante e inesperada página final que aumentaba las expectativas respecto al tono que se intuía que Remender le iba a imprimir a una de los títulos estrella del proyecto Marvel Now.

Lamentablemente, con la culminación del primer mini arco argumental en el número 4, uno se retira de la serie con cierto sabor de promesa incumplida.

Reseña: Uncanny Avengers #1 a #4

Dejemos las pálidas para más adelante ya que en la columna del haber, lo mejor de Uncanny Avengers pasa por la interacción de los personajes, y la manera en que son expuestos los intereses de cada uno de ellos. Recordemos que la debacle entre Vengadores y mutantes de la saga Avengers Vs X-Men está muy fresca en la memoria, y esto genera lógicos roces entre los distintos miembros de este combinado superheroico que busca la unión entre humanos y mutantes. Es interesante como aquí se nos presenta una versión del Capitán América que, sin diferir del todo de la que estamos acostumbrados, deja entrever algunos rasgos no tan visitados por los guionistas que han pasado por el personaje. A no confundirse: este Steve Rogers es el mismo que desde siempre ha actuado movido por un ideal, salvo que ahora se muestra una faceta, si se quiere, más política.

Como si siguiese la máxima de "no hay que ser, sino parecer", su elección de Alex Summers (Havok, hermano de Cíclope) como figura clave para integrar el grupo tiene que ver principalmente con que se trata de alguien que puede lavar la golpeada imagen de la comunidad mutante ante los ojos de la sociedad. Acto que generará cierto rechazo por parte de Wolverine. Portación de apellido, le dicen.

En el medio de todo esto aparece un recargado Red Skull que ahora cuenta con los poderes telepáticos de un famoso finado mutante, y que ha decido arremeter contra los Estados Unidos (cuándo no... qué cosa bárbara esto de los villanos que sufren de megalomanía), poniendo a la población civil en contra de los mutantes, y no sin antes hacer lo posible para contar con la ayuda de Scarlet Witch (y sí, su pasado la condena).

Reseña: Uncanny Avengers #1 a #4

Si al número 1 se le perdonaba cierta lentitud narrativa, en tanto era entendible que al principio Remender se tomase su tiempo para construir los cimientos sobre los que se edificaría la acción, en los números siguientes uno sigue con la sensación de que la historia transita con el freno de mano puesto. Para ser justos, vale aclarar que se nota que el guionista tiene un plan, aún cuando uno considere que los recursos para ponerlo en marcha no son los más adecuados. Si a esto le sumamos que estamos ante una serie que ha tenido inconvenientes para cumplir con sus fechas de publicación, la cuestión corre peligro de volverse crónica.

Los Avengers de Jonathan Hickman, con su periodicidad de dos números por mes, se pueden dar el lujo de apelar a cierta descompresión narrativa en favor del armado quirúrgico de una historia de fondo que se percibe es de gran escala. Lamentablemente, Uncanny Avengers no tiene ese changüí.

Sorprenden, y no para bien, ciertas elecciones de estilo tomadas por Remender, que una vez más atentan contra la fluidez narrativa. Esto se nota particularmente en los números 2 y 3, en donde decide apelar a la inclusión de recuadros de texto con un narrador en tercera persona que, lejos de aportar, redunda en información. Quizás, esta elección pueda entenderse como un homenaje a otras épocas de gloria de estos personajes y al tono de sus historias (de hecho hay una página que remite en su composición a Days of Future Past), pero no por ello deja de ser llamativa y casi obsoleta en los tiempos que corren.

Reseña: Uncanny Avengers #1 a #4

Desde el punto de vista artístico, da lástima la baja forma en la que está John Cassaday. Si bien, como era de suponer, el ritmo de una serie mensual nuevamente le pasó por encima, es una pena que el dibujante que supo imponer un estilo novedoso en series como Planetary, acá apenas entrega un trabajo aceptable.

El ejemplo más notorio es en el número 2, con personajes con problemas anatómicos y rostros deformes (una pifia considerable en un dibujante que siempre apostó más al realismo que al expresionismo), con héroes cuyos trajes apenas llegarían a ser un cosplay mediocre, y con los diseños de página menos inspirados que se le recuerden al artista que hace menos de una década brilló en la franquicia mutante de la mano de Joss Whedon.

Finalizado el número 4, y como si se tratase de una película de Marvel Studios, Remender agrega un par de páginas a modo de "escena pos créditos" que, así como sucedía con la página de cierre del número 1, deja planteada sobre la mesa una nueva e interesante sorpresa sobre el rumbo de la serie. El problema es que, al menos para quien escribe, ya es demasiado tarde. Hasta acá llegué con Uncanny Avengers.

Reseña: Uncanny Avengers #1 a #4

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3