Home Columnas Reseñology Reseña: Wonder Woman #1

Reseña: Wonder Woman #1

Por el Reseñology

Reseña: Wonder Woman #1Brian Azzarello cuenta una historia de intrigas entre dioses, con affaires extramatrimoniales, peleas sangrientas y un poquito de Wonder Woman. Quizás sea la razón de por qué la historia funciona tan bien: cuando el foco está sobre la princesa Diana, suele descalabrarse todo.

Reseña: Wonder Woman #1

Reseña: Wonder Woman #1¿Cómo hacer un buen cómic de Wonder Woman? Pregunta que se han realizado afamados guionistas durante décadas. Una posible respuesta sería: hacer que ella aparezca poco, y sólo esté ahí para hacer avanzar la trama.

Cada vez que la princesa Diana abre la boca y explica su misión en la Tierra, todo se hace más difícil. Quizás por eso este cómic, que la mantiene bastante callada, funcione tan bien.

Brian Azzarello tenía un segundo desafío casi ineludible para quien toma el timón de esta serie: qué ingredientes utilizar para el "puchero mitológico" que representan los dioses griegos. En el pasado hay quienes optaron por poner más del pasado, dejándolos como actores de teatro sobreactuando complicadas tramas; otros los transformaron casi en celebridades con poderes mágicos.

En esta ocasión, Azz tiene su propio menjunje, salpimentando a aquellos seres viejos con intrigas e inquietudes más actuales. Así, Apolo sirve champagne a tres chicas en un rascacielos de Singapur, pero luego las transforma en sus Moiras.

Enseguida aparece Hera (las identidades de los dioses las fui confirmando gracias a otros internautas), quien elabora dos centauros de la manera más horrorosa posible: cortando las cabezas de dos caballos y haciendo surgir torsos humanos de los cuellos seccionados.

El guionista había dicho que éste sería un cómic de horror. Estábamos avisados.

Los centauros tienen la misión de proteger a una muchacha común y corriente, que tuvo un amorío con la persona equivocada. Tiene la suerte de ser defendida por Hermes, quien aquí es una especie de alienígena de Avatar con pies de gallina.

Diana recién hace su aparición en la página 10 (¡durmiendo!) y en la 11 comienza a dialogar con la muchacha. Esta última la reconoce, aunque no termina de quedar claro cuál es la popularidad de la amazona en nuestro planeta. Tampoco importa mucho, al menos en esta instancia.

La pelea con los centauros tiene momentos sangrientos, como la espada de Diana que rebana el brazo de un centauro, o Hermes removiendo una flecha de su abdomen. Todo retratado con la línea clara de Cliff Chiang. Finalmente se revela el secreto de la joven y Apolo sacrifica a sus Moiras luego de sacarles el jugo.

Todas las vueltas de la historia funcionan y bien. El misterio queda establecido y deja con ganas de más. Sumado al arte, terminan haciendo de éste un muy buen cómic. Valdrá la pena seguir leyéndolo, al menos mientras a Wonder Woman no le venga un ataque de soliloquios y lo arruine todo.

Reseña: Wonder Woman #1

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3