Home Columnas Reseñology Reseña: Wonder Woman #14

Reseña: Wonder Woman #14

Por el Reseñology

Reseña: Wonder Woman #14Con un dibujo algo desparejo, la serie vuelve a tomar velocidad, y la gran historia que se cuenta desde hace quince números (hubo un #0) se dedica a seguir a dos de los hijos de Zeus: el primero y uno de los últimos. Wonder Woman sigue cumpliendo.

Reseña: Wonder Woman #14

Reseña: Wonder Woman #14El Zeus del Universo DC también anduvo metiéndose en cuanta cama caliente encontró (o granero, o lo que encontrara) desde el principio de la humanidad, por lo que generó descendencia allá en lo alto del Olimpo pero también en la Tierra.

De esto se trata Wonder Woman desde un comienzo, allá cuando todas las series comenzaron de nuevo: de los hijos de Zeus, incluyendo a Wonder Woman, que por entonces descubría que no venía del barro sino de una lucha de barro entre su madre y don Zeta.

Este número continúa, de mejor forma, las historias que comenzaron el mes anterior. Una de ellas tiene como protagonista al Primogénito, un mostro grandote que encontraron en el hielo y que se morfó un cerebro para poder hablar en inglés. Se conoce poco de sus planes y del secuaz humano que supo dónde encontrarlo.

La otra historia es la de Siracca, una de las últimas hijas de Zeus, que como varios de sus hermanos sufrió la ira de Hera, quien una y otra vez se mete con aquellas mujeres que sedujeron a su marido. ¿Para cuándo un divorcio, Herita?

No es lo único que sucede, porque tendremos más escenas de tensión entre el panteón de dioses, con un Guerra (que, recordemos, es igual al guionista Brian Azzarello) cansado de lidiar con sus hermanos. Y con hermanos cansados de lidiar con él.

El arte de este mes fue desparejo, pero no hizo daño a la historia. Tony Akins, que suele ser un suplente de lujo, no llega con los tiempos así que sus layouts son terminados por dos artistas: Dan Green y Rick Burchett. El primero se mimetiza con Atkins, mientras que el segundo le mete su impronta "cartoon", que por momentos recuerda al finado Mike Wieringo, y distrae al lector. A mí, en este caso. El único lector del que puedo hablar con propiedad.

No hay grandes avances en la trama, pero conocemos un poco más de los personajes y eso siempre es bienvenido en este cómic, que aun después de tanto tiempo sigue sorprendiendo para bien. Es Wonder Woman y me gusta.

Reseña: Wonder Woman #14

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3