Home Columnas Reseñology Reseña: Wonder Woman #17

Reseña: Wonder Woman #17

Por el Reseñology

Reseña: Wonder Woman #17El mayor mérito de este número es mejorar de manera retroactiva al #0 que salió hace unos meses. La heroína del título y el Dios de la Guerra se reencuentran luego de varios años, mientras continúa la búsqueda de la criatura de Zola.

Reseña: Wonder Woman #17

Reseña: Wonder Woman #17La primera página de Wonder Woman #17 parece salida de una sitcom: Wonder Woman está hablando con Zola, o eso es lo que nosotros creemos. En realidad está hablando Sola (chiste que sólo funciona en español), juntando fuerzas para cuando tenga que dar el verdadero discurso. Y al abrir la puerta del apartamento, el mismo está vacío. Obvio.

Imaginen a una parte del Panteón Griego en un bar de Manhattan, teniendo conversaciones que mezclan lo trivial con lo dramático, y se estarán acercando al núcleo de este número. Zola y Hera, desprovista de sus poderes, se están tomando "una" cuando entran en escena Ares, Discordia y Dionisio. Una de esas temidas reuniones familiares en las que nos vemos obligados a interactuar con gente a la que (vamos a ser delicados) no apreciamos.

Un "Booom!" marca la llegada de Orión junto con la protagonista de la serie, quien se encuentra cara a cara con Ares, que vendría a ser el tío que dejaste de ver durante diez años después de que te llevara de cacería o algo así. No hay conflictos más oscuros o perversos: son dos personas que tomaron caminos diferentes debido a las diferencias filosóficas.

Este encuentro viene a mejorar, de manera retroactiva, aquella aventura naif del número cero, en donde contemplábamos el ascenso y caída de la relación entre estos dos personajes. Aquella no fue una historia desechable, sino que construyó en esta gran trama que Brian Azzarello viene tejiendo desde hace muchos meses.

Mientras se suceden momentos de tensión en el cheboli, el Primogénito y su ayudante (una mujer llamada Cassandra) viajan hasta un volcán a buscar las armas del primero, encontrándose por el camino a las criaturas de Poseidón, un Dios al que no le hace mucha gracia que haya hijos de Zeus adquiriendo armas, ya que hace rato que andan todos medio asustados por profecías acerca de la descendencia del Zeta.

Este capítulo cierra con la ida de Diana y Ares (formando un improvisado equipo, como cuando te piden a vos y al tío cazador que pongan la mesa), quienes viajan al reino de Demetra, ya que allí se encuentran Hermes y el bebé de Zola, que a esta altura ya debe estar por terminar el liceo.

Antes de irme, menciono el buen nivel del dibujo, que intercala a Tony Atkins (sin ayuda) con Amilcar Pinna (durante tres páginas). Da gusto leer un cómic de Wonder Woman bien escrito y bien dibujado.

Reseña: Wonder Woman #17

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3