Home Columnas Reseñology Reseña: Wonder Woman #2

Reseña: Wonder Woman #2

Por el Reseñology

Reseña: Wonder Woman #2Los dioses siguen peleando por la vida de una muchacha a la que Zeus le llenó la cocina de humo, y Wonder Woman pide ayuda al resto de las amazonas. El cómic continúa en un gran nivel, incluso cuando la acción recae en la protagonista, alguno que no pasó tanto en el debut.

Reseña: Wonder Woman #2


-¿Es Wonder Woman un personaje en el que hayas estado interesado por un largo tiempo? ¿Hay alguna etapa de la serie que te haya gustado?
-No.
-¿Nunca?
-Nunca. Me gustaban las primeras cosas. Me gustaban mucho las cosas de Marston. Sí, me gustaban esas cosas. Creo que esas cosas eran divertidas.
-Sé que los fanáticos de Wonder Woman están realmente curiosos por saber cuánto del origen de George Pérez se aplicará luego de que el #1 salga a la calle. ¿No se aplica, o tomaste partes y pedazos?
-No sé. Nunca lo leí.
(Brian Azzarello en charla con Comic Book Resources, demostrando que carece de un conocimiento enciclopédico acerca de Wonder Woman. La charla completa la encuentran acá).


Reseña: Wonder Woman #2La visión fresca que tiene Azzarello del personaje, sumada a sus dotes como guionista, logran que por segundo mes consecutivo los lectores puedan disfrutar de una muy buena historia protagonizada por la Amazona, en donde hay acción, intriga y una alta tasa de infidelidad marital. E incluso, en este #2, hay bastante Wonder Woman.

La historia comenzó con una muchacha que resulta ser la última de una larga fila de mujeres que se acostaron con Zeus y quedaron embarazadas. Hera decide que ya fueron demasiadas y manda limpiar a la jovencita, que termina bajo la tutela de Wonder Woman.

En este segundo número, la heroína llega a la Isla Paraíso, buscando proteger a la embarazada. Allí se encuentra con la Reina Hipólita (mamá de WW) y participa de las clásicas competencias de destreza que tanto gustan en aquel parche de tierra.

Claro que Hera está al tanto de lo sucedido y manda a una de sus hijas, Eris (Discordia), que invadirá la isla y le hará una revelación a la protagonista del cómic, que cambiará por completo su mundo (siempre dicen esa clase de cosas, pero en esta ocasión tal vez sea así).

El mundo de los dioses que imagina Azzarello (y que el siempre brillante Cliff Chiang lleva al papel) es épico pero también muy humano, en el sentido de las pequeñeces y rencillas que siempre caracterizaron al panteón del Olimpo. Y la Isla Paraíso por fin se parece a una isla, y no a un shopping center de mármol (que llegó a flotar en el aire, con eso te digo todo).

Wonder Woman sigue sin hablar mucho, pero el personaje comienza a adueñarse de las acciones, aunque sea por la cercanía con la joven que varios desean. Y la revelación final asegura un paseo por dentro de la mente de la protagonista. Azzarello viene cumpliendo, y se acerca el desafío final de ver qué la motiva. Chiang sólo tiene que utilizar sus lápices y seguirla dibujando tan pero tan bien.

Reseña: Wonder Woman #2

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3