Home Columnas Tomo Uno Tomo Uno - Arroz pasado

Tomo Uno - Arroz pasado

Por el Tomo Uno

Tomo Uno - Arroz pasadoLa elección de este cómic para reseñar en Tomo Uno no responde a una cuidadísima producción o la utilización de tintas especiales, sino que se trata de un mazacote de casi 800 páginas que cuenta la historia de un diseñador catalán en medio de una crisis existencial.

Tomo Uno - Arroz pasadoArroz pasado: el contenido.

El prólogo (escrito a mano dentro de globitos de cómic) cuenta una historia que parece de ficción. Al autor, Juan Sáez, le encomendaron escribir guiones para una serie de animación para Televisió de Catalunya. En lugar de escribir o realizar un storyboard, decidió dibujar un cómic para cada capítulo, a sabiendas de que luego tendría un libro de historietas pronto para editar.

En esas primeras páginas se despacha con casi todos los involucrados en el proyecto, quedando a veces como un idealista que se niega a modificar su visión, y muchas otras como un terco que no acepta cambios en el marco de un proyecto grupal. Todo eso antes de que comience el cómic propiamente dicho.

Allí se cuenta la historia de Xavi, un diseñador gráfico que parece tener la vida resuelta, o al menos ésta transcurre con una comodidad que a él le sirve mucho. A los 30 años conoce a una muchacha, que desencadena una serie de cambios en su vida, replanteando la relación con su novia y sufriendo una crisis existencial

La forma en que se desarrollan los acontecimientos a partir de este punto es sumamente realista, superando a casi todo lo que vemos en cine y televisión. Aquí no hay finales felices sino finales, con la dosis necesaria de derrota, mentiras y depresión.

Tomo Uno - Arroz pasadoA Xavi de un día para el otro le sacan el piso de debajo de sus pies, y se comporta como el Coyote de los dibujos animados: primero permanece incrédulo, hasta que se da cuenta de lo que sucede y la fuerza de gravedad lo hace caer. Se enfrentará con su novia, sus compañeros de trabajo y su familia, teniendo que elegir en todo momento entre lo correcto y lo gratificante en el corto plazo.

En lo que refiere al dibujo, es muy simple y sin detalles, lo que recuerda a Cels Piñol, aunque en ocasiones llegue a ir mucho más allá. Sáez puede dibujar la cabeza del protagonista como un círculo solamente decorado por un poco de pelo marrón. Esto alcanza para diferenciar a los personajes, y hace que cuando aparecen líneas de expresión en el rostro rindan el doble.

Los diálogos están escritos a mano y en contadas ocasiones pueden dificultar la lectura, pero lo que dicen es suficiente como para involucrar al lector en la obra y sufrir con cada una de las bofetadas que recibe Xavi con el correr de los capítulos. Cada uno de ellos es el nombre de un plato hecho con arroz, los que el protagonista suele comer en compañía de su abuela, otro de los interesantes personajes que van apareciendo por la historia, que queda inconclusa (de una manera que podría enfurecer a quien se vaya interesando por las vicisitudes de Xavi).

Arroz pasado: la forma

Arroz pasado es pesado. Su docena de capítulos ocupa 784 páginas, lo que le resta autonomía: se puede leer en el ómnibus o caminando -lo hice- pero cargarlo en la mochila significa la diferencia entre un pequeño y un gran dolor de espalda.

La producción del libro no tiene grandes apuestas técnicas, ni las necesita. Sáez trabaja con colores planos, a excepción de algunas fotografías que utiliza en ocasiones como fondos de la acción, y quedan perfectamente bien impresos en el papel.

El encuadernado, un tema sensible en los libros que tienen tantas páginas, permite abrir bastante el libro para no perder detalles que se encuentren en el borde interior de las páginas. Con una manipulación normal, no hubo hojas despegadas.

Tomo Uno - Arroz pasado

Otros indique:

Este ejemplar llegó a mis manos gracias a la gente de Editorial Sudamericana, y hasta el momento no lo he visto en el mercado local. La serie de animación Arroz pasado (Arròs covat) puede verse en Internet, aunque para disfrutarla completa hay que junar catalán. Como ejemplo, el primer capítulo.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3