Home Columnas Tomo Uno Tomo Uno - Asterios Polyp

Tomo Uno - Asterios Polyp

Por el Tomo Uno
Tomo Uno - Asterios PolypLuego de un tiempo alejado de los primeros planos, David Mazzucchelli regresó en el 2009 con la novela gráfica Asterios Polyp. La historia se destaca no sólo por su valor autoral sino por su rústica y cuidada edición y es por eso que la reseñamos en Tomo Uno.

Tomo Uno - Asterios PolypEl nombre de David Mazzucchelli no tendría que ser extraño para quienes ingresaron al mundo del cómic de superhéroes siguiendo el camino de los clásicos, es decir, con la lectura de aquellas obras que definieron al género y que son imprescindibles para entender de qué va esto de los personajes en calza.

Allá por mediados de los 80’, cuando el cómic norteamericano estaba atravesando una época dorada de la mano de autores como Alan Moore, Grant Morrison, Neil Gaiman y Frank Miller, Mazzucchelli colaboró con este último en dos de las obras más importantes de la década y que hasta el día de hoy siguen siendo pilares en la historia de Marvel y DC. Me refiero a Daredevil: Born Again y Batman: Year One, respectivamente. Sin embargo, en pleno ascenso de su carrera como dibujante, Mazzucchelli decidió abandonar el mainstream para dedicarse a proyectos personales. Desde entonces, ha publicado un par de novelas gráficas y se lo puede encontrar participando en numerosas antologías. De todo ese período, se destaca la maravillosa adaptación al cómic (en colaboración con Paul Kurasik) de la no menos genial novela de Paul Auster, City of Glass.

En el 2009 se produjo la vuelta de Mazzucchelli, y esta vez a lo grande. Publicada por Pantheon Books, Asterios Polyp se convirtió de inmediato en el Carro del Chaná de cuanta lista con lo mejor del 2009 uno se topaba en la web. Y a decir verdad, méritos le sobran.

Tomo Uno - Asterios PolypEl protagonista de la historia, quién más sino que Asterios Polyp, es lo que se denomina un ‘paper architect’, es decir, un arquitecto que ha ganado su reputación y prestigio a partir de sus diseños más que de los edificios construidos a partir de ellos. De hecho, como nos aclara el narrador de la historia, ninguno de esos diseños ha sido ejecutado.

La historia arranca con Asterios escapando de un incendio en su apartamento y partir de ahí se van entrelazando flashbacks del pasado del personaje con los hechos actuales.  Ese ir y venir constante en la narración no es un jueguito caprichoso sino que nos ayuda a conocer al viejo Asterios, el arrogante que por su forma de ser no pudo conservar a la mujer de su vida, y el actual Asterios, el que se dirige sin rumbo determinado en busca de quién sabe qué.

Asterios es un personaje con el que, al menos al principio, es difícil generar empatía. Sin embargo, no es sólo su egocentrismo y sus continuos juicios sobre todo y todos lo que genera esa distancia con el lector. Son los dibujos y especialmente las formas que emplea Mazzucchelli las que hacen la mayoría del trabajo.

Es increíble ver cómo Mazzucchelli, en un ejemplo perfecto de cómo se pueden exprimir al máximo las bondades del arte secuencial, construye con una maestría poco vista, una historia que se sustenta fundamentalmente en lo visual. En el caso de Asterios Polyp, la forma ES el contenido.

Tomo Uno - Asterios PolypYa sea con trazos geométricos para demostrar la frialdad y arrogancia de Asterios, o con trazos más suaves para caracterizar a su frágil y delicada ex esposa Hana, Mazzucchelli logra transmitir con un simple golpe de vista el tipo de personaje al cual nos estamos enfrentando. Incluso, hasta podemos “escuchar” los tonos de voz de cada uno dependiendo de la forma de los globos de diálogo y las tipografías utilizadas. Los diseños de los personajes no responden simplemente a una cuestión de estilo, sino que, por un lado, son una manera de representar sus emociones y sentimientos, y por otro, nos muestran la particular forma en que cada sujeto es percibido por los demás. Este juego de formas hace que Mazzucchelli nos regale viñetas hermosas como la del instante del enamoramiento de Asterios y Hana y el choque de sus mundos.

Otro de los temas recurrentes es el de la dualidad. La atracción por las formas simétricas, la continua presencia del mito de Apolo y Dionisio, y la figura de un hermano mellizo muerto antes de nacer, son todos elementos que obsesionan a Asterios y que configuran su personalidad.

En una obra en donde la forma y el diseño es tan importante, uno podría suponer que el resultado final sería una historia demasiado fría o calculada, sin embargo, Mazzucchelli logra escapar de esa trampa de una manera brillante. Asterios Polyp es de esas obras que aparecen muy cada tanto y por su grandeza es que ya ocupa un lugar junto a los David Boring, los George Sprott o los Jimmy Corrigan, en el Olimpo de los cómics.

Tomo Uno - Asterios Polyp

Asterios Polyp: el tomo

Tomo Uno - Asterios PolypEl atractivo de Asterios Polyp arranca desde el momento en que tenés el tomo en tus manos. Es una edición absolutamente cuidada y diseñada hasta el último detalle por el propio Mazzucchelli. La encuadernación es más bien rústica, con tapas mitad forradas y mitad con cartón al natural. El grosor de las tapas es incluso mayor que el de los clásicos hardcovers. Eso, más el número de páginas (344) lo convierten en un tomo bastante pesado (la pesadilla de aquellos que traemos algunos de nuestros cómics por courier).

En las partes de cartón al natural, tanto en tapa como en contratapa, viene grabada la imagen de Asterios, en su faceta más arrogante y en la más amigable, respectivamente.

Recubriendo las tapas viene una sobrecubierta que tiene una particularidad y es que no llega a cubrir la totalidad del alto del tomo. En resumidas cuentas, es un tomo que no va a pasar inadvertido en ninguna biblioteca.

Tomo Uno - Asterios Polyp

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3