Home Cómics Animal Man v4: Born to be wild

Animal Man v4: Born to be wild

Por el Cómics

Animal Man v4: Born to be wildExiste la vida después de Grant Morrison, al menos en lo que a esta serie se refiere. Peter Milligan se pone al mando durante un arco que bien podría haber sido una miniserie, y luego llega Tom Veitch para hacer suyo al personaje y darle una dirección propia. Veamos.

Animal Man v4: Born to be wild

Animal Man v4: Born to be wild¿Cómo seguir una serie después de que Grant Morrison la construyó y deconstruyó en 26 números? Una buena opción puede ser llamar a otro guionista de la corona británica y dejarlo "suelto" alrededor de Buddy Baker y los suyos.

El cuarto tomo de la colección de Animal Man recopila once numeritos, seis de ellos a cargo del tipo que nos deleitaría con Shade, the Changing Man, The Human Target, X-Force/X-Statix y Hellblazer, entre otros.

La historia que nos trae, cabe aclarar, podría haber funcionado como una miniserie de aquel primer Vertigo, desconectada de Baker y sus poderes animales. Claro que esto también podría decirse gran parte de la charla entre Morrison y su "personaje", exceptuando sus reivindicaciones vegetarianas.

Volvamos a Peter Milligan. Todo comienza con nuestro héroe despertando de un coma. Lo que ocurrió antes es lo de menos. A poco de recuperar la conciencia, su esposa hace algo que lo horroriza tanto a él como a mí, lector uruguayo del año 2014: prende un pucho. Este detalle despierta las sospechas de que las cosas no son como él las recuerda.

El nuevo guionista está acostumbrado a lidiar con la locura, así que pondrá junto a Baker a algunos personajes dignos de la Hermandad de Dadá (de la Doom Patrol de Morrison, justamente). Su aliado será Nowhere Man, el tipo molecularmente desplazado que intercala frases de Burroughs en su discurso. Juntos deberán impedir que un trío de niños con poderes asesinen al presidente.

Esto sucede mientras Buddy pierde el control de sus instintos animales, casi-Ellen lo engaña con otro hombre, y dos antiguos aliados de Nowhere Man vuelven para darle su merecido. Uno de ellos habla con metáforas del embarazo y el otro es una portada de periódico viviente.

El "querido" Chas Truog con un poco de ayuda de Steve Dillon pintan una historia que funciona en los momentos más delirantes, incluyendo a un Neanderthal que vive en el baño de los Baker y a la "Pizza de Schrödinger". En cuanto al trío de niños poderosos, su parte del conflicto se estira un poco y no escapa de otros botijas-con-más-poder-del-que-deberían-tener.

Al final, el balance es bueno y pueden encontrarse elementos comunes en ambos autores, que empiezan a dotar a la serie de algo parecido a una identidad.

Animal Man v4: Born to be wild

Para la segunda mitad de este volumen recibimos a Tom Veitch (el hermano un poco menos conocido de Rick) quien toma las riendas de la serie junto a Dillon como artista titular, este último en bastante mejor forma que su apurado fill-in.

Más que una miniserie, Tom empieza a contarnos una larga historia acerca de cómo funcionan los poderes de Buddy, y cómo estos afectan a los animales que lo rodean. Además, amplía el elenco con un típico "asistente técnico", en este caso medio hippie, y comienza a construir a un antagonista místico que poco a poco se involucra en sus asuntos.

Mientras esto sucede, vemos a Animal Man volver con toda la fuerza a su trabajo en la industria del cine, realizando escenas de riesgo y fabricando efectos especiales más barato que Industrial Light & Magic.

En lo que refiere al núcleo familiar, el patriarca de los Baker sigue descuidando a su familia y por la cara de Ellen llegará la hora de pagar las consecuencias. La pequeña Maxine, por su parte, de manera directa o indirecta comienza a involucrarse en los negocios del padre.

Veitch no pretende cambiar el mundo con sus guiones, pero logra una equilibrada mezcla de acción superheroica (aunque independiente del Universo DC) y análisis maduro de un tipo que adquiere habilidades animales, algo que trae consecuencias bastante complejas.

La cosa sigue en el quinto tomo y por suerte el mismo me está esperando.

Animal Man v4: Born to be wild

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3