Home Cómics Batman: Earth One

Batman: Earth One

Por el Cómics
Batman: Earth One

Semanas atrás pude hacerme con la edición de ECC Sudamérica de "Batman: Tierra Uno", historia que revisa y actualiza para el gran público el origen del Hombre Murciélago. Mis impresiones acerca de cómo se portaron Geoff Johns y Gary Frank para la ocasión es lo que podrán leer a continuación.

Una primera observación es que creo que esta edición aún no se consigue en plaza. Pero teniendo en cuenta que se trata de un producto elaborado en Argentina, seguramente aparezca de un momento a otro y a precio razonable.

Batman: Earth One
Batman en plena persecución.
El comienzo de la historia me recordó mucho al arranque del Batman de Tim Burton. En plena noche gothamita, vemos a nuestro héroe persiguiendo a un hombre por las azoteas de la ciudad. Pero está claro que muchas aventuras de Batman podrían comenzar de la misma manera, lo que más acerca esta historia a la pantalla grande son cada una de las viñetas dibujadas por Gary Frank, de una belleza cinematográfica que nos obliga a seguir adelante, esperando el momento en que el orejotas alcance a su objetivo y tomándolo por el cuello pronuncie el legendario "I'm Batman". Sin embargo, a diferencia de aquella película, este Batman es bastante más inexperto, sus "juguetes" aún son prototipos, su batimóvil un auto corriente y para colmo su presa consigue darle esquinazo.

A partir de la siguiente escena es en donde comenzamos a ver que en esta Tierra Uno las cosas son muy distintas. Alfred Pennyworth dista mucho de ser el afable mayordomo de dotes actorales y fino humor inglés dedicado a servir a la familia Wayne. Los propios Wayne también son un concepto bastante diferente, tenemos a un Thomas metido en el mundo de la política con firmes aspiraciones a la alcaldía de la ciudad y a Martha, jefa de campaña de su marido y defensora de los derechos de los enfermos mentales, llamando principalmente la atención su apellido de soltera.

El principal defecto de estas nuevas encarnaciones es que las actividades de Thomas son las que se emplean como móvil para su posterior asesinato, siendo esta seguramente la principal falla del argumento. El Bruce de Tierra Uno tiene una firme sospecha sobre los culpables de su trágica existencia, él sabe que no fue un hecho fortuito, lo que impide que vuelque sus deseos de justicia y venganza sobre cualquier malhechor gothamita. Sus acciones son más interesadas que las del modelo clásico. Su objetivo es hacer frente y desplumar al Alcalde de la ciudad, ya no ve en todo criminal al potencial asesino de sus padres, algo que podría considerarse como un atentado a su más pura esencia. Otro de los puntos bajos de este nuevo enfoque es la descripción de los motivos que llevan a Bruce a adoptar la forma de un murciélago, en una escena demasiado fugaz, muy mal llevada y que dista años luz del climax conseguido por Frank Miller en "Año Uno".

Por otro lado tenemos al detective Jim Gordon, bastante más cercano al que todos conocemos, aunque inicialmente su actitud resulta desconcertante. El que sí merece una mención especial es su compañero, Harvey Bullock, en una versión más frívola y estilizada, aunque todo corazón, recién llegado a la ciudad y queriendo desentramar uno de sus mayores crímenes no resueltos... adivinen cuál. Es a través de estos personajes donde más evidenciaremos la manera en que Gotham cambia a la gente, siendo dos de las piezas fundamentales sobre las que gira esta historia orquestada por Geoff Johns.

Para terminar con los personajes que habitan en esta Gotham alternativa, no me quiero olvidar de Lucius Fox, que adquiere cierto protagonismo desde el vamos y está muchísimo más emparentado con la versión que pudimos disfrutar en la recientemente finalizada trilogía de películas de Christopher Nolan. Aunque existen más personajes secundarios de consideración, creo que lo mejor es que el resto los descubran ustedes mismos. Los guiños en este sentido son constantes y cualquier aficionado al mundo batmaniano no sólo los reconocerá fácilmente sino que también seguramente pueda intuir futuras lineas argumentales que los tendrán como protagonistas.

Batman: Earth One
Batman se retira de la escena mientras un petirrojo contempla la situación.

En esos primeros momentos de aventura nos es presentado un Batman aferrado a la única pista emparentada con la noche en que su vida cambió para siempre, intentando alcanzar sus objetivos mediante continuos ensayos de prueba y error, algo que no parece dársele del todo bien. Al mismo tiempo somos conducidos mediante flashbacks a varios momentos de su pasado que nos ayudan a conocerlo mejor y nos explican su situación actual. Nos encontramos con un Bruce más impulsivo que calculador, fruto de su inexperiencia y de lo que parece ser un enfoque incorrecto de su "nuevo emprendimiento".

Así llegamos entonces al punto de quiebre de la historia, ese en el que nuestro héroe demuestra de qué está hecho. El catalizador de este cambio de dirección es ni más ni menos que Alfred, a través de un enfrentamiento con Bruce que termina pasando a mayores, en una escena que sin llegar a ser un fiasco no va a pasar a la posteridad ni mucho menos. Aquí Johns intenta darle un toque dramático al cambio de actitud experimentado por Bruce y que a mi no me termina de cerrar, un cambio que viene acompañado además por un conveniente golpe de buena suerte, Batman atraviesa el mismo proceso que Cavani cada vez que deja la Selección y se vuelve al Napoli1, a partir de ese momento empiezan a salirle todas juntas.

El desenlace nos ofrece una serie de golpes de timón que acercan a Bruce y sus motivaciones a las que un verdadero Batman debería tener. Esa esencia que en un principio parecía ser ignorada tarda en evidenciarse pero finalmente llega. Eso sumado a algunos misterios que se mantienen sin resolver (como qué fue lo que pasó en Arkham) más algunos nombres que comienzan a sonar y subtramas que aventuran nuevos justicieros en trajes de spandex, dejan la sensación de que esto es sólo el punto de partida y que lo mejor está por venir. Para rematar la faena, el cliffhanger que cierra la historia confirma todo el aspecto cinematográfico que veníamos respirando desde un principio.

Batman: Earth One
Arkham. Uno de los misterios por resolver.

La edición de ECC Sudamérica es bastante correcta. Sin llegar a ser de lujo, es tapa dura y de hojas satinadas. La mayor contra es su desprolija encuadernación, además de notarse bastante que la cartulina usada para las tapas no es de la mejor calidad. Si tienen oportunidad de conseguirla, mi recomendación es que lo hagan. Van a pasar un buen rato con una versión alternativa del mito que si bien tiene flaquezas resulta ser fresca y con un interesante potencial. Nomás será cuestión de esperar que sus futuras entregas consigan aprovecharlo.

1 Sé que las comparaciones son odiosas y no es mi intención traer a debate las cualidades técnicas de Edinson. Tengo muy presente que esto es una obra de ficción y que Batman no es ningún muerto de frío.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3