Home Cómics Batman: Gordon of Gotham

Batman: Gordon of Gotham

Por el Cómics

Batman: Gordon of GothamAntes de que 'Gotham Central' conquistara a la crítica, DC Comics editó varias historias con los policías de esa ciudad como grandes protagonistas. Este tomo recopila tres miniseries de James Gordon y su gente, de variada efectividad, aunque el resultado final sea positivo para el lector.

Batman: Gordon of Gotham

Batman: Gordon of GothamEn los últimos tiempos, DC Comics editó o anunció la edición de historias de los años '80 y '90, que en muchos casos nunca habían sido recopiladas. Sospecho que en parte tuvo que ver ComiXology, ya que cada semana la editorial amplía la oferta de cómics en esa plataforma, y una vez que esas historietas son digitalizadas, el proceso de impresión es más sencillo.

También tuvo que ver la proliferación de proyectos de DC en el cine y la televisión, como el Escuadrón Suicida, Arrow o Supergirl, con historias de John Ostrander, Mike Grell y Peter David en carpeta para los próximos meses, respectivamente.

En el caso de la serie Gotham, ésta facilitó la llegada a mis manos y las de muchos lectores más de Batman: Gordon of Gotham, volumen que recopila las miniseries Batman: Gordon's Law (1996), Batman: GCPD (1997) y Batman: Gordon of Gotham (1998).

Las aventuras televisivas de James Gordon y gran elenco van por su segunda temporada, y entre episodio y episodio podemos disfrutar de tres historias que lo tienen como protagonista. Lo de Batman en el título es un engañapichanga, ya que en la mayoría de los casos tiene un papel secundario (y en GCPD lo mismo ocurre con Gordon).

Las tres miniseries (de cuatro capítulos cada una) son bastante diferentes, por lo que merecen un análisis por separado, aunque el combo tenga suficientes elementos en común, empezando por Gordon.

Gordon's Law ocurre en el presente y todo comienza cuando los agentes de Gotham City llega al lugar en el que se está desarrollando un crimen. Asaltantes mantienen rehenes en una reserva federal y el guion del siempre eficaz Chuck Dixon nos mete dentro del procedimiento policial en esa clase de casos.

Las cosas no salen como deberían y Gordon debe lidiar con las consecuencias de lo ocurrido, corriendo detrás de los prófugos y solicitando la ayuda del Hombre Murciélago... hasta que la evidencia apunta hacia dentro del Departamento y el comisionado, de mala manera, le dice a Batman que esta vez mantenga sus narices fuera del asunto.

Sin baticomputadoras ni otros adminículos especiales, lo que tenemos es una historia completamente realista, con traiciones, investigaciones internas y un misterioso agente cuyo excesivo misterio hace que sea más fácil descubrir su identidad.

Por allí aparecen Harvey Bullock, Renee Montoya, el sargento Pettit y Sarah Essen, aunque el gran protagonista es Jim, quien no teme ensuciarse las manos con tal de aclarar el asunto.

El arte de esta primera historia está a cargo de Klaus Janson, quien sin llegar a ser un Michael Lark (Gotham Central) le impone su estilo sucio y garabateado que el policial merece. Por lejos, la mejor de las tres miniseries.

Batman: Gordon of Gotham

En segundo lugar llega GCPD, también con guion de Chuck Dixon aunque esta vez el dibujo está a cargo de Jim Aparo, en uno de sus últimos trabajos. El legendario artista de Batman está acompañado en las tintas por otro grande, Bill Sienkiewicz. La combinación final se asemeja a Howard Chaykin y lo único que le juega en contra es un coloreado algo "eléctrico" para mi gusto.

En lo que respecta a la trama, también transcurre en la actualidad y en realidad se trata de varias historias cortas intercaladas. Algunas más oscuras (asesinatos en serie, un secuestro) y otras más livianas (el robo de artículos de oficina). Dixon logra balancear al enorme elenco, destacándose Bullock y Montoya, y reserva a Gordon para un par de ocasiones especiales, haciendo valer su peso dentro de la fuerza.

Lo que queda al final se asemeja a los episodios de series televisivas que combinan una trama A y una trama B, aunque la extensión en este caso alcance para C, D y un poquitito de E. Ninguna de ellas descubre la pólvora, aunque tampoco decepcionan.

Volvemos a tener a Jim como protagonista en la tercera y última miniserie, Gordon of Gotham, escrita por Dennis O'Neil, gran arquitecto del batiuniverso durante varios años. El tío Denny quiere contar su Gordon: Year One, con que le ocurrió al policía cuando todavía se desempeñaba en Chicago, pero el resultado es flojo.

El comisionado y Batman conversan acerca de los primeros años de carrera de Gordon, entre actos heroicos y metidas de narices donde no debía (a esta altura del tomo, un clásico del personaje). También hay policías corruptos y otras figuras de poder, además de un extraño personaje que aparece de la nada para colaborar con el protagonista y uno espera todo el tiempo que lo revelen como algo más, pero no. Queda ahí, como un agregado raro dentro de una historia regular.

Lo mejor que tiene O'Neil son sus cliffhangers y no quiero imaginar lo que habrán sentido quienes leían mes a mes la miniserie, con los finales de cada uno de los tres primeros números. Para el cierre, la historia engancha con el presente y Gordon tiene la oportunidad de atar una cantidad importante de cabos sueltos.

De los tres, el dibujo de Dick Giordano junto a Klaus Janson también es el menos deslumbrante. La combinación de ambos se asemeja a un Graham Nolan desprolijo, con colores que tampoco colaboran al producto final. No es un despropósito, pero el venir de dos miniseries superiores claramente le juega en contra.

Como combo, es una muy buena compilación de historias acerca de la investigación policial de James Gordon y los suyos. Ya llegará el turno de hablar de Gotham Central, serie mucho más ambiciosa y favorita de la crítica. Pero que quede claro que no fueron los únicos en pensar que estos personajes se las podían arreglar sin tener que prender la enorme lámpara en el techo de la comisaría.

Batman: Gordon of Gotham

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3