Home Cómics DC Rebirth: Superman y Action Comics vol. 1 y 2

DC Rebirth: Superman y Action Comics vol. 1 y 2

Por el Cómics

DC Rebirth: Superman y Action Comics vol. 1 y 2Cuando Pandora barajó tres universos y los juntó en uno, parecía que perdíamos para siempre a aquel Superman experimentado, que había inspirado a generaciones enteras dentro y fuera de la historieta. ¿Adivinen quién está de regreso junto a un hijo de 10 años?

DC Rebirth: Superman y Action Comics vol. 1 y 2

La movida de los Nuevos 52 afecto a los personajes de DC Comics de diferentes maneras, dependiendo de cómo venían antes del reseteo, de cuánto cambiaron sus características más recordadas y de qué equipos creativos los tuvieron entre sus manos en este nueva era.

Batman y Green Lantern, por ejemplo, venían divinos y los editores no les tocaron prácticamente nada. Comprimieron sus biografías, pero algún lector despistado que no supiera que el universo entero había sido toqueteado podría seguir comprando sus historias y solamente se preguntaría la necesidad de relanzar las series con un número 1 (en la vereda de enfrente ya ni se lo preguntan).

El caso de Superman fue bastante más complejo. La serie homónima del hombre de acero sufrió la problemática saga Grounded de J. Michael Straczynski, que terminó siendo escrita por otro guionista. Action Comics, mientras tanto, contó el interesante arco titulado The Black Ring, de Paul Cornell. El personaje más importante de la editorial no atravesaba su mejor momento, si tenemos en cuenta que la historia más decente de sus revistas estuvo protagonizada por Lex Luthor.

DC Rebirth: Superman y Action Comics vol. 1 y 2

Tenían mucho para mejorar... y costó muchos meses encontrar el camino. Desde el primer anuncio de las nuevas series, varios se agarraron la cabeza. Superman, en su nueva encarnación, sería guionado por George Pérez, quien ya la había embocado en eso de arrancar un ícono desde cero con Wonder Woman luego de la Crisis en Tierras Infinitas. Sin embargo, sus historias no tuvieron la menor tracción frente al público y (es imposible no mencionarlo) el rediseño de Jim Lee fue, por lejos, el peor que nos dieron los Nuevos 52. El cuellito y el exceso de líneas arruinaron un traje que desde 1939 solamente había evolucionado. Pero no me quiero distraer con eso.

Si Pérez era el "confiable", del otro lado trajeron al "impredecible". Grant Morrison tomó las riendas de Action Comics, y si bien la calidad de su trabajo no está en discusión, sí varía el grado de "descrifrabilidad". Junto a Rags Morales se dedicó a contar la historia del joven Clark Kent (complicándole la vida al pobre Pérez, que iba cinco años adelantado) y en ninguna de las dos series se encontraba ese personaje que en su universo había inspirado a decenas de superhéroes y en mundo real había inspirado a toda una industria.

Greg Pak y Aaron Kuder en Action Comics #25 y Geoff Johns y John Romita Jr. en Superman #32 fueron correcciones de curso que llegaron un poco tarde, y que, pese a contar aventuras interesantes que no tenían lugar en una continuidad anterior, seguían dándonos un Clark/Kal/Superman que costaba identificar.

DC Rebirth: Superman y Action Comics vol. 1 y 2

¿Se acuerdan de aquella frase de Batman "la última vez que inspiraste a alguien fue cuando estuviste muerto"? Caramba, qué coincidencia. Lo mejor que hizo este personaje, el Superman-52, el del pelito corto y la remera, fue sacrificar su vida sobre el cierre de esta etapa de cinco años, justo cuando otro personaje comenzaba a asomar su rostro barbado.

Luego de un "evento" que traía personajes de diferentes momentos de la editorial, un Superman que representaba lo que hubiera ocurrido con el personaje si lo hubieran dejado seguir envejeciendo, se coló en este extraño, nuevo mundo. No lo hizo solo, sino acompañado de "su" Lois Lane y del hijo de ambos, un niño llamado Jonathan.

Llegamos, ahora sí, a Rebirth. El intento (exitoso) por recuperar atributos fundamentales de los personajes, al menos en los últimos treinta años. Y en el "mundo Superman" teníamos, de pronto, que el titular había desaparecido y en su lugar apareció otro, un poco más veterano, hombre de familia, experimentado... el Superman que estábamos extrañando como locos.

Y así como pasó con Batman, las dos series que protagoniza volvieron con frecuencia quincenal.

DC Rebirth: Superman y Action Comics vol. 1 y 2

Superman
vol. 1: Son of Superman
vol. 2: Trials of the Super Son

En 2007, los editores de Marvel obligaron a que Peter Parker literalmente hiciera un pacto con el diablo, como forma de que desapareciera su matrimonio con Mary Jane Watson y de esa forma los lectores no sintieran que estaban frente a un superhéroe envejecido, pese a otro montón de cualidades que le agregaban más años que una relación saludable y duradera. La Distinguida Competencia hizo lo opuesto con su figura más destacada.

Peter Tomasi y Patrick Gleason, quienes venían de largas temporadas al frente de Green Lantern Corps y Batman and Robin, fueron la elección perfecta para el título que nos presentaría al "Superpadre", imperfecto pero siempre intentando hacer lo correcto.

El truquito del Superman alternativo que suplanta al original (y que en volúmenes siguientes se corregirá de una forma tan comiquera como la que le permitió ocupar ese puesto) tuvo una ventaja enorme, que seguramente no fue tenida en cuenta a la hora de crear a Jonathan Samuel Kent, ya que por entonces el Rebirth no era más que un sustantivo con el que se identificaban a un par de miniseries de Johns.

Jon tiene 10 años. Parecerá tonto, pero en universos en los que el tiempo pasa tan lento y de forma tan "irregular" (pregúntenle a Parker), los primeros años son los más difíciles de atravesar para cualquier personaje. ¿Por qué? Porque si lo vemos nacer y luego lo vemos cumplir 10, eso significa que Nightwing tiene 10 años más que cuando el otro nació.

Mejor aún, el superhijo está en la etapa en la que comienzan a manifestarse los poderes y en la que comienza a cuestionarse un montón de cosas sobre su existencia. En otros tiempos ya calificaba para Robin.

DC Rebirth: Superman y Action Comics vol. 1 y 2

El dibujo notable de Gleason (no estoy descubriendo nada) aporta la calidez y la emoción necesaria a historias que también tienen el condimento necesario de acción, pero en donde lo más importante es el corazón. Hay momentos de confusión, como en la historia del Erradicador, ya que seguimos ante la presencia de un protagonista que no pertenece a ese mundo y debe hacerse cargo de un montón de cosas que le dejó el finado. Hasta que aparece Batman y ahí agarrá el pop y tirate a disfrutar.

Destrozar la baticueva de la luna (#Real) iba a llamar la atención del gruñón de Gotham City, que nunca terminó de formar un buen equipo con el anterior hijo de Kriptón. Sospecho que sería por el cuellito. En los números siguientes, donde también se destaca el dibujante Doug Mahnke, veremos florecer la interesantísima relación entre Jon y Damian Wayne, hijo de Bruce, un poco mayor que el otro pero más bajito, algo que le genera un rencor grande como la batiseñal proyectada en el cielo.

Las historias del segundo tomo son algo más fragmentadas, no solamente por la presencia del monstruo de Frankenstein, pero siempre son de correctas para arriba, incluyendo un lindo recuerdo a The New Frontier del fallecido Darwyn Cooke.

Uno se queda con muchísimas ganas de seguir leyendo esta serie.

DC Rebirth: Superman y Action Comics vol. 1 y 2

Action Comics
vol. 1: Path of Doom
vol. 2: Welcome to the Planet

El otro título de DC que recuperó su numeración original (desde el #957) llegó con menos bombo y menos platillo. Quizás por la elección de su escritor, un laburante de verdad, experimentado en serio, un George Pérez pero que conoce al personaje tanto, que cuando hubo que matarlo se lo dejaron a él. Un aplauso cálido para Dan Jurgens, casi un tío de Clark Kent. Y padre de Jonathan, ya que fue su creador en Convergence: Superman #2.

Al teniente Dan le encargaron el trabajo sucio y se nota. Desde el comienzo lo suyo fue la famosa "corrección de curso", con un montón de preguntas que cualquier lector informado tendría acerca de esta nueva configuración de los habitantes de Metropolis. ¿Qué piensa la gente sobre Superman? ¿Qué pasa con Clark, a quien Lois Lane había desenmascarado en la portada del Daily Planet? ¿Qué dice Wonder Woman de este superhéroe idéntico al que fue su novio?

Esta trama con dejos de telenovela le cae bien al guionista, acostumbrado a las subtramas telenoveleras de cuando Superman contaba una única historia miércoles a miércoles. Así que rápidamente nos trae a un Lex Luthor que quiere ser el héroe de la ciudad, un Doomsday jodido como nunca (o como siempre) que nos obliga a recordar su historia más famosa, y con paciencia nos da respuestas, aunque siembra nuevas preguntas.

DC Rebirth: Superman y Action Comics vol. 1 y 2

Aparece un TERCER Clark Kent, por ejemplo. Que no es el Clark Kent de los Nuevos 52 (que cantó flor) ni el viejo, que en esta Tierra nunca utilizó ese nombre. Parece confuso. Es confuso. Pero cuando llevás tres cuartos de siglo contando las aventuras del mismo personaje, es necesario sacar a un gemelo o un trillizo perdido de la galera. Y cuando llevas un cuarto de siglo leyéndolas, entendés cómo funcionan.

Esta serie es la hermana menor de la otra, por el guion y por los dibujos de Patch Zircher, Tyler Kirkham y siguen firmas, que no deslumbran pero se aseguran de que uno entienda lo que está leyendo. Aquí Jon tiene una participación menor y es Lois la que protagoniza algunas historias, tratando de ocupar el lugar de la otra Lois sin despertar sospechas.

Los diez números incluidos en los dos tomos no terminan de establecer al personaje en su nuevo statu quo, y hay capítulos enteros en los que no vuela una piña. Hay que confiar en las capacidades de Jurgens como dialoguista y ver cómo poco a poco nos devuelve una continuidad que creíamos desaparecida.

A diferencia de Superman, es un título recomendado para lectores veteranos. Y si sos un lector veterano y solamente podés costear uno, te voy a recomendar el otro. No quiere decir que no disfrute lo que tengo frente a mis ojos. Pero, claro, a mí estos personajes de pueden.

DC Rebirth: Superman y Action Comics vol. 1 y 2

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3