Home Cómics DC: The New Frontier

DC: The New Frontier

Por el Cómics
DC: The New Frontier

Hace casi diez años, Darwyn Cooke se encargó de presentarnos en seis gruesas entregas la historia acerca de los oscuros y brillantes años entre la disolución de la JSA y el surgimiento de la JLA, mezclando realidad con ficción y desplegando un amplio abanico de subtramas que consiguieron reflejar la riqueza del DCU.

La pasada lectura de "Marvels Project" me llevó a darle una nueva oportunidad a "DC: The New Frontier", una historia que cuando leí por primera vez no me había parecido gran cosa en relación a su fama adquirida. Ambas historias tenían la particularidad de mezclar realidad con ficción y curiosamente el final de la primera (dado por el ingreso de Estados Unidos a la Segunda Guerra) se complementaba estupendamente con el inicio de la segunda (el regreso a casa tras la finalización de la misma). Fue esa sensación de "continuidad" la que me hizo volver a agarrar esta miniserie. Haya sido por eso o por una mezcla de diferentes circunstancias, lo cierto es que la obra de Darwyn Cooke esta vez me llegó de manera diferente.

DC: The New FrontierUn punto interesante es que las premisas de las que parte la historia son un fiel reflejo de lo que realmente pasó con la industria del cómic en aquellos años. Estamos a mediados de los '40, la guerra terminó y los soldados que vuelven a casa son vistos por la sociedad norteamericana como verdaderos héroes, mientras que los justicieros en leotardos van gradualmente perdiendo popularidad y haciéndose a un lado, salvo por sus tres grandes referentes: Superman, Batman y Wonder Woman. Claro que estos hechos Cooke sabe aggiornarlos con algunos elementos fantásticos que hacen de esta historia una enmarcada en el Universo DC, como la razón que encuentra para justificar la no participación de los superhéroes en el conflicto, su posterior desaparición en bloque y la manera en que refleja la supervivencia de los tres pilares de la compañía.

Cooke nos cuenta que la posesión de Hitler de la lanza del destino es la razón por la cuál los superhéroes de la Edad de Oro no pueden combatir junto a los aliados1. Debemos tomar esta razón como un acto de buena fe, ya que en ningún momento se menciona de qué manera la lanza podía llegar a repeler esta intervención.

Luego, cuando el mundo comenzó a cambiar y Estados Unidos enfocó toda su paranoia en la creciente amenaza roja, el gobierno resolvió que era hora de empezar a llevar un registro de sus héroes enmáscarados2, ahora considerados como posibles focos subversivos. Así fue que la mayoría decidió dar un paso al costado y abandonar sus actividades para poder preservar su identidad civil. El resultado más resonante de esta medida es la disolución de La Sociedad de la Justicia de América.

Sin embargo, unos pocos héroes siguieron en activo: Superman y Wonder Woman como leales y no tanto agentes del gobierno, mientras que Batman se volvió tan sólo un rumor (diría El Cuarteto) y comenzó a apretar en las lentas y trabajar en forma clandestina.

DC: The New Frontier

A partir de aquí, Cooke comienza a relatarnos cómo los viejos héroes intentan adaptarse a una vida "normal" mientras que una nueva generación lucha por conseguir un lugar en la era que comienza. De lo anterior puede inferirse que un gran número de personajes y subtramas desfilan por toda la obra: misterios sobre cultos religiosos, historias de Ku Klux Klan, la carrera por la conquista del espacio o extraños avistamientos de criaturas que se creían extinguidas hace miles de años, son tan sólo una muestra de todo lo que tendremos por delante. Además, la historia adquiere tintes de serie negra, pasando por momentos de corte fantástico y también de pura acción superheroica. Todo lo anterior hace de "The New Frontier" una obra muy ambiciosa.

DC: The New FrontierA pesar de ello, todas las subtramas logran desenvolverse y ser resueltas en buena forma, sin decisiones precipitadas, aunque creo que en una primera lectura la cantidad de hilos argumentales abiertos puede llegar a apabullar un poco, confluyendo en la batalla final contra un enemigo que en lo que a mi respecta resulta ser un fiasco. El villano a vencer no logró despertarme ningún interés, aunque tal vez lo interesante sea ver cómo cada nuevo héroe encaja a su manera para conseguirlo y ganarse nuevamente el respeto y la admiración del hombre común, lo que finalmente desemboca en el surgimiento de La Liga de la Justicia de América.

La obra cuenta además con momentos entrañables, uno que me gustaría destacar es la razón que encuentra Batman a su cambio de look, donde nuevamente Cooke consigue plasmar en su universo fantástico aspectos ocurridos en el mundo real.

En el apartado gráfico "The New Frontier" es un deleite visual, no sólo por el dibujo de Cooke, prolijo y con aires cartoonescos, sino también por el estupendo coloreado a cargo de Dave Stewart (no en vano la obra ganó los premios Harvey y Eisner en esta categoría, además de haber obtenido también en ambos el de mejor serie limitada).

"The New Frontier" tuvo además su adaptación animada, aunque en este caso, y tras también haberla visto nuevamente, debo decir que me mantengo en mi posición. La tarea de resumir una historia tan extensa en poco más de una hora creo que no le hace justicia a la obra. Todo pasa demasiado rápido y algunos de los mejores momentos ni siquiera están incluídos, algo que influye directamente en mi valoración final.

Si bien no posee la complejidad ni los diferentes niveles de lectura de otros trabajos incluso menos ambiciosos, pienso que "The New Frontier" es una obra a la que vale la pena darle más de una oportunidad. Al menos a mi me resultó y ahora se la nota luciéndose más orgullosa en la biblioteca.

DC: The New Frontier


1 Vale aclarar que la idea de la no intervención superheroica a raíz de Hitler y su lanza del destino ya había sido usada años atrás en una miniserie de similares características, escrita por James Robinson y dibujada por Paul Smith: "The Golden Age".

2 Si en el registro de superhumanos encuentran claros paralelismos con "Civil War" (Marvel, 2006), vale aclarar también que "The New Frontier" es una obra algo más antigua (2004). Aunque Cooke tampoco fue original en este aspecto, la misma idea fue empleada por primera vez por Chris Claremont en el número 141 de "Uncanny X-Men" (1981).

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3