Home Cómics DMZ vol. 2: Body of a Journalist

DMZ vol. 2: Body of a Journalist

Por el Cómics

DMZ vol. 2: Body of a JournalistEn este tomo Brian Wood encuentra el ritmo perfecto para contar sus historias, acompañado por un Riccardo Burchielli que ya venía batiendo jonrones. Con la manipulación de información como tema central, continuamos observando cómo es la vida en la zona desmilitarizada.

DMZ vol. 2: Body of a Journalist

DMZ vol. 2: Body of a JournalistEn estas reseñas tomo a tomo de DMZ, seguramente aparezca más de una comparación con Transmetropolitan, otra serie de Vertigo protagonizada por un periodista. Por ejemplo, es en sus segundos volúmenes en donde los equipos creativos le "cogen el tranquillo" (como dicen los españoles) al ritmo en el que narran las historias.

Ocurren muchas cosas en estos siete números (6 al 12). A diferencia del comienzo de la serie, nada parece atropellado, sobre todo cuando tomamos en cuenta que Matty Roth, nuestro protagonista, ya pasó un buen tiempo en la ciudad de Manhattan... la zona desmilitarizada en la Segunda Guerra Civil de Estados Unidos.

Si algo caracteriza a este tomo, es el concepto de la manipulación de información, algo importante si tomamos en cuenta la profesión de Roth. De manera fragmentada, el guionista Brian Wood comienza a contarnos acerca del enfrentamiento que dividió al país del Norte, y como lectores descubrimos (al mismo tiempo que Matty) que las cosas no eran como nos venían contando.

Como ocurre en la mayoría de los enfrentamientos armados, no hay "buenos" y "malos" ni una forma sencilla de entender cómo se llegó hasta ese punto. Aun así (o justamente aprovechándose de eso), cada gota de información dada por Wood vale oro.

Como descubrir, por ejemplo, que "los Estados Libres son una idea, no una entidad geográfica". Sus seguidores están por todas partes y esto hace que sus métodos sean comparados con los de los grupos terroristas. Que tengan atentados suicidas no ayuda mucho.

DMZ vol. 2: Body of a Journalist

Además de seguir teniendo a Zee, la estudiante de medicina que se cruza con Matty desde el primer día (y de la que conoceremos su pasado), en estos números se suma la presencia cada vez más importante de Wilson, el vecino oriental, y el tipo del Ejército Libre, uno de los cabecillas del gobierno paralelo, que utilizará al protagonista para sus intereses.

Esto no demoniza a los Free States of America, porque el bando opuesto hace exactamente lo mismo con el fotógrafo y reportero, llegando a utilizarlo como excusa para una invasión a gran escala, que amenaza con terminar las vidas de muchos "tipos comunes" que viven en la isla.

El dibujo de Riccardo Burchielli y los colores de Jeromy Cox continúan pintando a una Manhattan menos habitada, pero no por eso menos viva. Sus personajes tratan de sobrevivir con lo que les tocó en suerte, sin caer en la barbarie. No siempre se logra, pero cada uno de los que se quedó allí (por decisión o porque no tuvo más remedio) mantiene la dignidad.

Además de los números de la dupla creativa, hay un flashback de Zee Hernández (era latina nomás) dibujado por Kristian Donaldson, invocando a la Becky Cloonan de American Virgin. Presenciaremos los momentos en los que todo cambió para los neoyorquinos y la entenderemos un poco más.

El tomo cierra con un número enteramente realizado por Wood, quien se pone en la piel de Roth y presenta una "guía de la zona desmilitarizada" con detalles acerca de los diferentes barrios, semblanzas de varios protagonistas y hasta un repaso por las actividades culturales en ese sitio.

La forma perfecta de cerrar el tomo, mientras palabras como Trustwell o el Día 204 nos quedan picando para futuras historias. ¡A por ellas!

DMZ vol. 2: Body of a Journalist

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3