Home Cómics DMZ vol. 3: Public Works

DMZ vol. 3: Public Works

Por el Cómics

DMZ vol. 3: Public WorksEl tercer tomo de DMZ, la serie de Vertigo que cuenta la vida en una isla de Manhattan convertida en "zona desmilitarizada" luego de una guerra civil, es el menos bueno hasta ahora. Lo que no significa que la historia de Trustwell no sea muy disfrutable.

DMZ vol. 3: Public Works

DMZ vol. 3: Public WorksEl comienzo de DMZ, la serie creada por Brian Wood y Riccardo Burchielli, nos presentó a Matty Roth, el fotógrafo que terminaba convertido en la única posibilidad de los habitantes de la isla de Manhattan de que sus historias fueran escuchadas en el resto del mundo, particularmente en el resto de Estados Unidos, país sumido en una Segunda Guerra Civil.

La guerra transformó a la Gran Manzana en la "zona desmilitarizada" del título. De un lado de la isla están los U.S. of A. y del otro los Free States of America, formado por los rednecks que se alzaron contra el gobierno (o eso dice la historia oficial).

Como pasará en toda esta serie, hay elementos de una realidad que el País del Norte conoce bastante, pero que por primera vez en la era moderna le toca sufrir en carne propia. Uno de estos elementos, es la reconstrucción de una ciudad destruida por los enfrentamientos.

¿Se acuerdan de Halliburton? Fue una de las compañías beneficiadas por contratos luego de la invasión de Irak. Mucho se habló de la forma en que los consiguió, ya que existía una relación casi carnal con Dick Cheney.

En "Public Works" (que recopila los números 13 a 17) tenemos a Trustwell, la compañía elegida para reconstruir una Manhattan que, como venimos leyendo, no por desmilitarizada está ajena a la violencia y los destrozos. Matty sospecha que algo oscuro debe estar ocurriendo. Como dice la frase: "piensa mal y acertarás".

Nuestro protagonista ya pasó unos cuantos meses en un terreno difícil, que no hostil, y aprendió algunos trucos del oficio, por lo que decide infiltrarse como trabajador local de Trustwell. Con él nos vamos enterando de algunos detalles acerca de la seguridad privada de la empresa, que trabaja en conjunto con los Cascos Azules de las Naciones Unidas, desplegados en la ciudad de Nueva York. El mundo del revés.

DMZ vol. 3: Public Works

No es la primera vez que en el cómic aparecen células terroristas y atentados suicidas, pero esta vez tendremos la oportunidad de seguirlos desde adentro y, como acostumbra Wood, tratar de que los entendamos (por equivocados que parezcan).

Por ahí vuelve a aparecer el barbudo de los F.S.A., solamente identificado como el "comandante del puesto de control del túnel Lincoln". Otras caras conocidas tendrán sus momentos, aunque se extraña a Zee. Aparece poco.

Sobre el final del tomo la cosa cae y se vuelve un pelín formulaica, con reconocidos juegos de poder en donde quien posee la información tiene la carta ganadora. Esto no quiere decir que no funcione, pero no sorprende.

Los dibujos de Burchielli sufren en algunos momentos de la historia, comparándolos con su propio buen nivel al que nos tiene acostumbrados. Una escenita de acción podría haber sido mejor coreografiada y en ciertas páginas se lo notó apurado.

El punto más alto de todo el tomo, esta vez, está en el prólogo descarnado del reconocido bloguero Cory Doctorow, quien tira algunas verdades acerca de las guerras y los no-combatientes. Búsquenlo, porque para citar lo mejor tendría que pegarlo entero.

DMZ vol. 3: Public Works

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3