Home Cómics DMZ vol. 4: Friendly Fire

DMZ vol. 4: Friendly Fire

Por el Cómics

DMZ vol. 4: Friendly FireCuando transcurrían 204 días de la guerra entre los Estados Unidos y los Estados Libres, un confuso episodio terminó con la vida de casi doscientas personas. Matty Roth será el periodista elegido para cubrir el juicio a los responsables de la matanza.

DMZ vol. 4: Friendly Fire

DMZ vol. 4: Friendly FireA esta altura, la serie acerca del reportero gráfico que termina convirtiéndose en la voz de los habitantes de la isla de Manhattan (zona desmilitarizada en medio de una guerra civil) ya generó su propia mitología.

Los números 18 a 22, contenidos en este tomo, son prueba suficiente. Allí, Matty Roth es llamado para cubrir un acontecimiento mencionado a la pasada, pero que fue clave para el desarrollo del conflicto armado: el "Día 204".

De manera rashomonesca, capítulo a capítulo, iremos descubriendo como sucedieron estos hechos que marcaron a fuego a la isla. Y eso que la acción comienza fuera de ella, porque Matty es invitado a una instalación militar en Long Island, fuera de la DMZ. Esa es la primera señal de que lo que pasó fue importante.

La acción en tiempo presente es el juicio a los responsables de ese Día 204, cuando un grupo de soldados disparó y mató a casi 200 civiles de Manhattan. Todos los involucrados en la guerra están interesados en conocer la decisión de la justicia, especialmente quienes viven allí.

Fue la reputación del protagonista, especialmente luego de lo ocurrido con Trustwell, la que le permite convertirse en recopilador de la historia, una historia que, como de costumbre, es contada por aquellos que viven para poder hacerlo.

Hay mucho de periodístico en este arco, de una búsqueda de la verdad que Matty deberá realizar superando sus prejuicios y los de aquellos que le dan su versión de lo ocurrido. El primero de ellos es el pobre Stevens, un soldado que fue reclutado al comienzo de las hostilidades.

Sus recuerdos están dibujados de gran manera por Nathan Fox, cuyo estilo combina los de Paul Pope y Rafael Grampá, dotando a cada viñeta de igual cantidad de cinética y hermosa fealdad.

DMZ vol. 4: Friendly Fire

Stevens es un perdedor al que todo le sale mal, y que termina en medio del teatro de operaciones, mal dormido, mal alimentado y perdiendo la chaveta. La forma en que Brian Wood describe la guerra en los días "200 y pico" de este soldado queda en lo más alto del arco y de toda la serie hasta ahora.

Mientras un mejorado (descansado) Riccardo Burchielli se encarga de las escenas de las entrevistasa militares, entra Viktor Kalvachev para ilustrar la historia del sargento Nuñez, el tipo que debe tomar las decisiones difíciles en los momentos más complicados. El mignolesco Kalvachev no desentona con la buena calidad de todo el resto de los involucrados.

Hay un tercer artista invitado, Kristian Donaldson, el mismo que nos contó la historia de Zee en el segundo volumen. Aquí nos muestra el regreso de Matty Roth a la isla, donde conversará con varias personas que pasaron por el trauma (o no) del día 204.

Los últimos dos números son imparables, ya que nos encontraremos con la versión "oficial" de todo lo ocurrido, de la mano de un alto mando del ejército estadounidense. A esto le sigue el primer final de la historia, tan anticlimático como factible.

Después sí, vendrá el verdadero final, con un clímax de esos que hacen que el lector (y algún personaje) descargue toda su energía. No es lo que Matty Roth hubiera deseado, pero se cumple la voluntad del soberano y los habitantes de Manhattan cicatrizan su herida más fuerte de una manera salvaje.

DMZ vol. 4: Friendly Fire

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3