Home Cómics El cómic corriendo atrás del cine

El cómic corriendo atrás del cine

Por el Cómics

El cómic corriendo atrás del cineSiempre pasa lo mismo: cuando se está por estrenar una película de superhéroes, el cómic busca parecerse a lo que se verá en la pantalla, buscando aumentar la cantidad de lectores. Sin embargo, este plan suele no funcionar y termina destratando a los seguidores fieles del personaje.

Con los mismos bombos y platillos que se anunció la muerte del Capitán América (allá hace unos años y con cobertura global) ahora Marvel salió a anunciar que Steve Rogers, el flacucho que recibió una dosis del suero del Súper Soldado y cambió el curso de la guerra, volverá a ser el Capitán titular.

La siguiente es una declaración de Tom Brevoort, capo de Marvel: "como estamos por tener una gran película del Capi y el Capi estará frente a más gente y en conocimiento de más personas que en cualquier otro momento de la historia reciente desde que... bueno, desde que lo matamos, probablemente no sea lo peor del mundo tenerlo en el traje y llevando el escudo".

Frases como ésta son comunes en los últimos años, desde que el cómic se convirtió en fuente de ideas para la industria del cine. Cada vez que un héroe llegaba a la pantalla grande, la historieta se acompasaba. O bien el protagonista sufría transformaciones que lo acercaban a su contraparte del cine (Peter Parker adquirió lanzatelas orgánicos hace unos años), o bien el protagonista reclama el manto justo a tiempo para el estreno (el mencionado Steve Rogers).

El cómic corriendo atrás del cineSiempre utilizan el mismo ejemplo para justificarlo: (permítanme parafrasear) "imaginen que alguien sale del cine de ver Batman y se dirige a la tienda de cómics más cercana. Toma un número de la serie mensual de Batman, pero cuando lo abre el hombre murciélago no es Bruce Wayne sino Dick Grayson. Empezaría a protestar. ¿Dónde está Bruce Wayne? ¡Esto no es lo que acabo de ver en el cine!".

La expresión anterior contiene tantos errores que cuesta definir por dónde empezar. Trataré de mantener un orden con las limitaciones de mi mente hipercaótica.

1) ¿Cuántas personas salieron de ver una película de superhéroes y entraron a comprar un cómic de ese personaje? Muy pocas. Las cifras reales confirman que no hay grandes saltos de ventas en las series regulares por las películas. A lo sumo aumentan un poquito por el interés del mismo grupo de lectores veteranos que lee cómics desde hace años. Estoy hablando de nosotros.

2) Que el protagonista del cómic sea el mismo que en el cine es el menor de sus problemas. Cada historieta suele tener años de continuidad. Que no es una mala palabra, quiere decir que los guionistas se encargaron de tejer una historia acerca del personaje, pero significa que seguramente haya muchas, muchas cosas que un neófito no entienda en una primera lectura.

3) ¿Quieren una historia de Bruce Wayne (Hal Jordan/Tony Stark/elija su propio héroe)? Compren uno de los cientos de TPBs que existen sobre estos personajes. Conózcanlos en sus mejores épocas, y no simplemente en la época en que salió la película (pueden coincidir como no). Y es más probable que el lector se sienta satisfecho al leer una historia completa que al leer 20 o 22 páginas y encontrarse con un continuará (no estoy hablando de los lectores como nosotros, sino de esa figura que sale-del-cine y entra-a-la-comiquería).

4) Dejen crecer a los personajes. Más allá de la película, cada tanto los guionistas apretan el botón de "reset" y vuelven el reloj años o décadas para atrás. No es más que un intento desesperado de renovar el público lector. El público lector no se está renovando, somos los mismos y queremos leer cosas nuevas (y si se estuviere renovando, ver el punto 3, tienen miles de cosas que leer antes).

La conclusión no tiene por qué ser desalentadora. Los cómics mensuales no aumentan sus ventas, pero sí lo suelen hacer las colecciones que además se venden en librerías. Son públicos diferentes y a veces la confusión termina perjudicando al veterano comiquero. De nuevo, nosotros.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3