Home Cómics El deprecio de la historia

El deprecio de la historia

Por el Cómics
El deprecio de la historia

Una serie de cómics de Batman de pedigree más que elevado están siendo subastados al amable público internauta. Y hay dos cosas en ellos que llaman profundamente la atención: su curiosa historia y su miserable estado. ¿Alguien se anima a entrar en la puja?

Hacia finales de los años 30, un desconocido Bob Kane se apersonó en DC con un nuevo personaje simil-Superman bajo el brazo. Afortunadamente para sus intereses, su creación alcanzó cierta fama. Ahí fue cuando los problemas de royalties comenzaron.

En una de las tantas negociaciones que Bob tuviera con DC durante los años siguientes, y como muestra de buena fé, los popes de la editorial le obsequiaron una carpeta conteniendo las primeras 19 apariciones de Batman en "Detective Comics" (números #27 a #45) y los primeros tres números de su serie homónima. Carpeta que hasta ese momento funcionaba como una guía de referencia del personaje.

Muchos años más tarde, ese material pasó a manos de Bob Underwood. Según él, la empleada de Kane encontró la carpeta en la basura, luego que éste abandonara la casa tras su divorcio. Historia para nada descabellada teniendo en cuenta que según se dice a Kane el personaje en sí le importaba un pepino (incluso cualquier pimiento a elección).

La cosa es que esos 22 cómics contenidos en esa dichosa carpeta recientemente han sido separados y enviados a graduar por su propietario, para posteriormente proceder a subastarlos en forma individual: 2014 Event Auction Highlight: Bob Kane File Copies.

El deprecio de la historia

Lo que llamó mi atención en todo esto, más allá de su curiosa historia, es el estado calamitoso en que se encuentra cada uno de ellos. Ninguno pasa del 0.5 en 10 de la escala de conservación popularmente aceptada. Lo que lleva a preguntarme si realmente vale la pena pagar por algo que tan cerca está de ser basura.

Tengan en cuenta que 0.5 es el nivel más bajo de la escala, no hay nada peor que eso. Sólo para asegurarme que estamos todos en la misma sintonía, aquí les dejo la definición popularmente aceptada de este grado de conservación:

Poor (0.5)
Los cómics en este grado están lo suficientemente degradados al punto de tener un valor de coleccionismo escaso o nulo; son fácilmente identificables por una completa ausencia de atractivo visual. Los cómics en este grado son quebradizos casi al punto de volverse polvo con tocarlos, y generalmente están incompletos.

En las imágenes puede verse claramente (cliqueando en ellas se ve mejor) cómo los cómics no sólo están completamente deteriorados sino también con su espina perforada de arriba a abajo (recuerden que todos ellos estaban encarpetados).

Me pregunto si realmente vale la pena pagar por algo así, más allá de lo colorida que haya sido su historia y de lo renombrado que fue su primer propietario, indiferentemente del odio que supo cosechar por parte de casi todos.

Obviamente la respuesta es que sí, que vale la pena. Así lo demuestra por ejemplo el ejemplar del Detective #27, completamente hecho harina, y cuya oferta más reciente, la número 35, supera los 35 mil dólares. Un igual de impresentable Batman #1 supera los 11 mil.

El deprecio de la historia

Está claro que esto apunta a un público del que yo estoy realmente lejos de formar parte, personas que logran encontrar en estos ¿objetos? un auténtico valor histórico, y que lejos están de preocuparse por el desembolso económico que les requiera.

No esperen verme ahí sentado levantando la mano.

Como contrapartida, un Action Comics #1 acaba de ponerse en subasta por eBay, siendo el ejemplar mejor graduado por el CGC en toda su historia, 9.0 sobre 10 con páginas de blanco perfecto. Lo que lo convierte también en el ejemplar mejor conservado que jamás volverá a ser tocado por el hombre.

En pocas horas la puja ha superado el millón y medio de dólares, y aún quedan nueve días por delante para lograr superar los más de dos millones alcanzados por el ejemplar adquirido por Nicolas Cage en 2011.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3