Home Cómics Entrevista a Tim Callahan

Entrevista a Tim Callahan

Por el Cómics

Entrevista a Tim CallahanEntrevistamos a Tim Callahan, uno de los referentes más importantes de la crítica comiquera norteamericana. El estado actual de la industria, el rol de la crítica, sus lecturas sobre la obra de Grant Morrison, el boom de los cómics digitales y más, en una interesante charla que podés leer a continuación.

Desde su incursión en el mundo de la crítica comiquera allá por el 2006, Tim Callahan se ha convertido en una de las teclas ("plumas" está demodé) más interesantes salidas de los Estados Unidos.

Ya sea en su columna para Comic Book Resources (titulada When Words Collide y que se actualiza todos los lunes), o en su reciente paso por Comics Alliance, así como en sus relecturas de las obras completas de Alan Moore y Neil Gaiman para el sitio de Tor, o en su libro Grant Morrison: The Early Years (en el que analiza en detalle los primeros trabajos del guionista escocés), Callahan ha demostrado ser un crítico con una mirada muy incisiva, a la que vale la pena prestarle atención, aún en el disenso.

En virtud de todo eso, me pareció la persona indicada para iniciar una serie de entrevistas con aquellos que escriben y reflexionan sobre las mismas cosas que a los multiverseros nos desviven.

La entrevista


Multiverseros: ¿Recordás cuál fue tu primer artículo o reseña sobre cómics?

Tim Callahan: Comencé a escribir sobre cómics en la primera encarnación del portal Sequart.org, el cual tuvo serios problemas con el servidor, lo que llevó a que el sitio perdiese todos sus archivos, incluidos mis posteos sobre las obras de Grant Morrison, mis conversaciones con Douglas Wolk, y la primera versión de The Splash Page con mis intercambios con Chad Nevett. Todo ese material se perdió para siempre, aunque Sequart volvió con un nuevo servicio de hosting y diseño.

Así que empecé a escribir sobre cómics con mis primeros intentos de analizar los tempranos trabajos de Grant Morrison.

Multiverseros: Y después de ahí no paraste. Sobre Morrison escribiste un libro, varios artículos y reseñas analizando su obra. ¿Qué es lo que encontraste en sus trabajos que te motivó a hacerlo?

Tim Callahan: Hace varios años, cuando conocí a la gente de Sequart en la primera Comic-Con de Nueva York (creo que fue en el 2006) y los felicité por el sitio (un portal inteligente y con un análisis del tipo literario en cuanto al encare hacia los cómics, con el que me había topado unos meses antes), me invitaron a escribir algo para ellos. Por ese entonces, había estado intentando completar mi colección de Grant Morrison tanto como fuese posible (adquiriendo el material de Zenith publicado en la 2000 AD, así como algunos de sus más "oscuros" one-shots de la etapa americana, como su historia corta para Piranha Press), por lo que Morrison parecía el tema más lógico para una serie de posteos.

Entrevista a Tim CallahanSe podría decir que en esa etapa de mi vida estaba algo así como obsesionado con su obra. Supongo que se debía a que no era ni por asomo tan analizado como lo es hoy en día. Se habían escrito libros sobre Alan Moore y Neil Gaiman, pero nadie había hecho nada sustancial con la obra de Morrison. Y su obra se merecía que le prestaran atención.

Vengo de una formación en literatura de lengua inglesa (soy Licenciado en Letras y tengo una maestría en Educación), y simplemente sentía que Morrison perfectamente podía compararse con los más importantes escritores de prosa posmodernos, y que más gente debía conocer lo que había hecho, particularmente sus primeros cómics en los Estados Unidos como Animan Mal o Doom Patrol, los cuales todavía son diferentes, explosivos, controvertidos, excitantes e imperfectos, y siguen siendo tan innovadores como cuando fueron publicados por primera vez.

Desde que empecé a escribir sobre Morrison, un montón de otra gente, mayoritariamente de mi edad (que en su adolescencia leyeron los mismos cómics de Morrison que yo y también fueron influenciados), escribieron mucho sobre él, especialmente online durante el período que va de 2006 a 2010. En cierta forma fui "morrisoneado", si eso tiene algún sentido. Hoy en día, cada tanto vuelvo a analizar sus trabajos porque todavía tengo cosas para decir al respecto, pero ya no estoy tan interesado en leer sólo a Morrison o de leer sólo sobre Morrison. Hubo un tiempo en que sí estuve exclusivamente concentrado en él, pero desde Final Crisis ya no tengo el mismo interés en su obra. Además, tuve una sobredosis con sus primeros trabajos, por lo que es bueno alejarse un poco y revisitar sus historias un par de veces al año, en lugar de hacerlo mensual, semanal o diariamente (tal como fue mi vida durante el tiempo en que escribí los posteos que finalmente se convirtieron en mi libro Grant Morrison: The Early Years).

Multiverseros: En tu opinión, ¿qué elementos deberían aparecer en una buena reseña y cuáles deberían evitarse?

Tim Callahan: Esto es lo que intentaba hacer cuando escribía reseñas regularmente: trataba de encontrar un punto de entrada para concentrar mi atención (una imagen, una escena, una línea de diálogo, una estética o una elección narrativa) y comenzar la reseña desde ese punto y girar sobre él. Siempre me pareció que eso le daba a las reseñas una unidad que era importante, cuando solamente tenía 500 palabras para transmitir lo que era significativo en ese cómic. De esa manera, podía discutir sobre su corazón sin necesariamente tener que hablar sobre el argumento. Porque si hay algo que no puedo soportar de una reseña es que sea un resumen de la trama. Si alguna vez mencionaba el argumento, solamente lo hacía en relación a mi "punto de entrada", o lo mencionaba en una oración bien corta, porque de lo que verdaderamente me interesa hablar es de las elecciones tomadas por el equipo creativo y cómo las mismas influyen en el efecto que produce el cómic.

Creo que así se hacen buenas reseñas. Cada tanto doy con algunas de mis viejas reseñas y, si bien hay una o dos frases que encuentro un tanto extrañas debido al apuro que tenía por completarlas (solía tomarme el tiempo de manera de terminarlas en menos de 30 minutos ya que es lo máximo que puedo disponer para escribir una), siempre me he quedado contento con lo que leo. Me gusta la manera como resultaron. Son honestas y directas, y algunas veces divertidas, y nunca ignoran las decisiones artísticas.

Una mala reseña sería más o menos una que incluya solamente el resumen del argumento y generalidades; o que incluya críticas basadas en la percepción de quien escribe la reseña respecto a "errores de continuidad", o basadas en sus deseos de que el cómic hubiese incluido más presencia de Kitty Pride. Digamos que algo así.

Las buenas reseñas tratan al cómic como lo que es, con honestidad. Una buena reseña vale la pena de ser leída, incluso si no tenés interés en el cómic que están reseñando. Sin embargo, una VERDADERAMENTE buena reseña te lleva a querer leer ese cómic, aún cuando la reseña no sea positiva.

Entrevista a Tim Callahan

Multiverseros: En los últimos 20 o 30 años, el cómic mainstream norteamericano ha pasado por diferentes etapas (desde la fuerte influencia británica de los años 80, pasando por la estética Image de los 90, entre otras); ¿en dónde considerás que está parado hoy?. En ese sentido, ¿quiénes te parecen que son los autores más representativos de la actualidad?

Tim Callahan: Si me proyecto hacia el futuro y pienso qué dirán los estudiosos del cómic del año 2050 sobre la presente era del cómic norteamericano, debería decir que tenemos varias tendencias que se superponen. Tenemos las criaturas post Authority/Ellis que todavía siguen marcando el tono de un montón de cómics superheroicos; gente como Matt Fraction y Mark Millar e incluso Brian Michael Bendis y Geoff Johns, podrían entrar en esa categoría, con su uso de la acción widescreen, el espectáculo y una especie de vicio por la brutalidad y cinismo, con un subyacente sentimiento de esperanza. Tenemos a los "Fusion Comics" ("Cómics de fusión" tal como los denominó Frank Santoro) de Michael DeForge, Brandon Graham y un puñado de otros escritores/artistas influenciados por una mezcla de estilos, la mayoría de los cuales no provienen del cómic de superhéroes, sino más bien de la cruza del manga, el anime, "Heavy Metal", el diseño gráfico, los posters de recitales y videojuegos. Tenemos a las novelas gráficas con una inclinación más "literaria", con Alison Bechdel, Craig Thompson, Chris Ware y cualquier otro autor publicado por Pantheon y sus competidores. Y tenemos también la llegada de las taquilleras películas de superhéroes, que en la actualidad moldean los cómics de Marvel y DC. Esta última seguramente sea una mayor influencia que la de las criaturas de Ellis, que intentan contar una historia con al menos algún tipo de voz autoral. La apabullante insipidez corporativa ha hecho que en los últimos años aparezcan muchos cómics de superhéroes flojos, aunque quizás siempre haya sido así, sólo que hoy tenemos alguien más a quién echarle la culpa, ahora que Marvel pertenece a Disney y que Warner ostenta un control mucho más agresivo sobre DC.

Creo que cualquiera de los creadores que acabo de mencionar son representativos de esta época. Elijan el que más les guste.

Entrevista a Tim Callahan
Su columna de todos los lunes en Comic Book Resources.

Multiverseros: En el contexto cultural actual (con un gran número de blogs y sitios dedicados a los cómics), ¿cuál es el rol del periodista comiquero y cuál es tu opinión sobre la crítica de cómics?

Tim Callahan: Creo que la mayoría de los blogs y sitios sobre cómics no valen la pena. O repiten sistemáticamente el mismo comunicado de prensa o publican las mismas reseñas superficiales que el resto. La mayoría de los mejores críticos han perdido interés en los cómics o se han dedicado a hacer otras cosas. Matt Seneca irrumpió en la escena de la crítica de cómics de adolescente y después de un par de años ya se retiró, concentrándose en la realización de sus propios cómics. Abhay Khosla aparece cada tanto en la columna de Tucker Stone en The Comics Journal, pero sólo para hablar de noticias tontas sobre cómics. Sin embargo, es mucho mejor cuando cuenta su propia experiencia leyendo uno, lo que a veces hace para Savage Critics, pero no con la suficiente asiduidad. Joe McCulloch todavía se mantiene como uno de los mejores críticos del mundo, pero tampoco está escribiendo tanto como solía hacerlo.

Principalmente, la banda de The Comics Journal está haciendo la mejor y más coherente crítica de cómics. El rol del periodista de cómics debería ser escribir de manera honesta y sin aburrir. Tom Spurgeon es muy bueno haciendo eso, también.

En cuanto a mí, ya no sé si lo que hago sigue siendo crítica de cómics. Antes de que Comics Alliance cerrara, estaba escribiendo para ellos algunas reseñas de novelas gráficas y me gustó cómo resultó. De hecho, consideraría esos artículos como crítica legítima. Algunas de las cosas que escribo para Comic Book Resources también entrarían en esa categoría, pero no tanto. Mayoritariamente, mi columna When Words Collide, cuando no soy yo entrevistando a alguien, es más que nada un ensayo personal en el que hablo de cómics, pero porque pienso sobre cómics muchísimo. La verdad no sé qué tan útil sea como "crítica"; al menos no más útil que pasar el rato conmigo y hablar sobre cómics... no más que eso, supongo. De hecho, podría pasar el rato con cualquiera y hablar de cómics todo el día, así que no soy el más apropiado para juzgar qué tanta pérdida de tiempo significa.

Entrevista a Tim Callahan
En el portal Tor.com analizó una por una las obras de Alan Moore (actualmente lo hace con el Sandman de Neil Gaiman).

Multiverseros: Estamos viviendo el boom de los cómics digitales. ¿Cómo te parece que los creadores están usando este nuevo medio en lo que refiere al proceso creativo?

Tim Callahan: Desafortunadamente, cuando los cómics digitales son usados como un nuevo medio, terminamos con los "motion comics" o algo similar, que básicamente es animación con limitaciones, que puede o no incluir efectos de sonido. Sé que Mark Waid está intentando hacer algo nuevo con Thrillbent, y que Marvel Infinite Comics plantea una idea similar, pero la verdad que nada de eso me interesa demasiado. Lo veo como una especie de sub-animación, más que como un tipo de valor agregado a los cómics.

Así que la gran cosa de los cómics digitales es que implican un nuevo modelo de distribución. Y eso es muy importante. Yo puedo preferir no leer mis cómics en un aparato electrónico, pero mucha gente sí, y es muy práctico poder inmediatamente descargar el cómic que quieras y leerlo unos minutos después. Creo que todavía estamos a varios años de saber cómo los cómics digitales van a afectar el medio (lo cual es diferente de decir que los cómics digitales son un NUEVO medio), pero seguramente algunos diseños de página o de viñetas funcionan mejor que otros en los e-readers o en un iPad. La mayoría de los títulos de Monkeybrain parecen entender cómo sacar ventaja del formato, de una manera que no lo hacen los títulos de Marvel y DC. Aunque las series de DC exclusivas para dispositivos digitales son bastante buenas, también. Vale la pena prestarles atención. La serie Justice League Beyond me gusta mucho.

Multiverseros: Pasaron casi dos años desde que DC relanzó su universo con los Nuevos 52. ¿Qué podés decirnos al respecto? ¿y sobre la iniciativa Marvel NOW?

Tim Callahan: Los Nuevos 52 se han convertido en algo que no es ni "nuevo" ni es "52", pero la idea de relanzar todas las series y mover a algunos de los creadores de un lado a otro (y traer algo de sangre nueva) no fue necesariamente mala. Sí fue una mala idea en cuanto a cómo impactó en los dos mejores títulos de DC (Batman Inc de Grant Morrison y el Green Lantern de Geoff Johns) ya que ambas series están arraigadas en la continuidad anterior, y ahora esa continuidad fue erradicada. Y también sufrió una muy mala ejecución ya que, luego de pasado el frenesí y entusiasmo inicial, apenas un puñado de series valen la pena. Sin embargo, un relanzamiento con fuertes equipos creativos no es necesariamente una mala idea. Simplemente acá no resultó del todo.

Al menos, Wonder Woman es bastante buena. Posiblemente, mejor de lo que ha sido siempre.

Marvel NOW no fue un relanzamiento, sino más bien una reestructuración a la que se le dio un nombre. Es una jugada de marketing que no ha tenido un impacto real en los cómics. Sin embargo, las series de Marvel son mayoritariamente mejores que las de DC. ¿Por qué?, no porque una compañía relanzó su universo y la otra no. Sino porque Marvel tiene un mejor plantel de escritores y dibujantes de los que tiene DC (o al menos, tiene un plantel de escritores y dibujantes que cuentan mejores historias que las que parecen poder contar los de DC). Soy un "hombre DC" que hoy en día lee más cómics de Marvel. Creo que eso dice bastante.

Entrevista a Tim Callahan
Blog personal en el que recoge sus artículos publicados así como material inédito.

Multiverseros: Para terminar, ¿qué estás leyendo y que nos recomendarías?

Tim Callahan: Age of Ultron es ridícula y en cierta forma sorprendente, en el sentido de que le tira cosas al lector que no son explicadas, pero que tienen un fuerte impacto simbólico. En realidad, como historia no tiene mucho sentido, y dado que está basada en el viaje en el tiempo, seguramente no va a tener "peso" en el futuro del universo Marvel, pero me divierto leyéndola.

Acabo de adquirir Sunny de Taiyo Matsumoto que estoy ansioso por leer, y el nuevo minicomic de Carlos González llamado Lost Canyon. Gonzales es algo así como una primitiva y marginal versión de Jack Kirby, me gusta mucho su estilo crudo y poco refinado.

Qué más... me gustan los cómics de Adventure Time, que mes a mes son grandiosos. Los Avengers de Jonathan Hickman son el tipo de cómic superheroico que suele atraparme (inteligente y con una estructura interesante) y Batman Incorporated sigue siendo el mejor cómic de la DC este año. Supongo que no puedo terminar la entrevista sin hablar de Grant Morrison. Es algo de lo que nunca voy a poder escapar.

Agradecemos a Tim la buena predisposición para responder las preguntas.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3