Home Cómics Fun Home: A Family Tragicomic

Fun Home: A Family Tragicomic

Por el Cómics

Fun Home: A Family TragicomicEn un par de meses, Alison Bechdel estará publicando "Are You My Mother?", su nueva novela gráfica. Aprovechando esto, es un buen momento para hablar de "Fun Home: A Family Tragicomic", la obra que en el 2006 le valió los halagos del mundo de la historieta.

Fun Home: A Family Tragicomic

Encarcelados en la isla de Creta por el rey MinosÍcaro y Dédalo (hijo y padre, respectivamente) decidieron escapar. Con ese propósito, Dédalo construyó alas con las cuales podrían sobrevolar la isla, aunque le advirtió a su hijo que para lograr el objetivo, no volara tan alto como para acercarse al sol, ni tan bajo como para que el agua las afectara, ya que en ambos casos, las alas no resistirían. Estamos hablando de mitología griega, por lo que cualquiera intuirá que la historia no tiene un final feliz. En resumidas cuentas, alcanza con decir que Ícaro se aproximó demasiado al sol (saquen sus conclusiones). Alison Bechdel, la autora de Fun Home: A Family Tragicomic, se pregunta si Dédalo se habrá sentido afligido por la muerte de su hijo, o si lo que lo que le afectó fue que su construcción no hubiese funcionado. En realidad, no se trata de una pregunta caprichosa, sino de una de las tantas analogías con las que Bechdel se las ingenia para describir la complicada y particular relación con su padre, en esta novela gráfica publicada en el 2006, que la posicionó como una historietista a la que prestar atención.

Manifiestamente homosexual, desde su tira Dykes To Watch Out For, que comenzó a publicarse allá por principios de los 80, la obra de Bechdel ha girado continuamente sobre las distintas problemáticas de su comunidad.

Fun Home: A Family TragicomicFun Home es una cruda y honesta autobiografía en la que narra el proceso de descubrimiento y aceptación de su propia sexualidad, así como el devenir de la relación con su familia, y en especial con su padre, director de una funeraria y profesor de inglés que nunca asumió abiertamente su homosexualidad, y con quien mantuvo un vínculo distante desde su infancia. Vínculo que, de todas maneras, sería clave a la hora de forjar su identidad.

Desde las primeras páginas, queda claro que tanto los padres como los hermanos de Bechdel no son una familia cualquiera, sino una en la que cada miembro tiene sus propias preferencias hacia distintas manifestaciones artísticas. Paradójicamente, ésto, que en otro contexto podría actuar como un factor de unión familiar, no hizo más que sumergir a cada uno en su propio mundo.

En cierta forma, Fun Home puede interpretarse como la manera que la autora encontró para exorcizar varios de sus demonios internos, tirando sobre la mesa no afirmaciones, sino más bien conjeturas acerca del rumbo que tomaron los acontecimientos en su vida.

El detonante del libro se da con el suicidio de su padre, hecho que tuvo lugar muy cercano en el tiempo al momento en que ella le confesó su homosexualidad. A partir de ahí, se abren una serie de interrogantes que intentan definir si esa confesión tuvo algo que ver con la decisión final de su padre.

Fun Home: A Family TragicomicPor momentos, Bechdel es muy dura con él, llegando incluso a preguntarse si verdaderamente quería a su familia, o si en realidad, los veía simplemente como personas (o actores) que le proporcionaban mayor autenticidad a su doble vida. Lo interesante está en que en ningún momento Bechdel levanta el dedo acusador o emite juicios de valor con la fuerza de verdades absolutas. En su lugar, decide proporcionarnos los elementos necesarios para que cada uno saque sus propias conclusiones sobre el accionar de cada personaje, y por qué no, para que podamos comprenderlos.

Con una gran habilidad y sutileza, por un lado, muestra las distintas facetas de la personalidad de su padre. Una persona con un profundo interés literario, que en años adolescentes tuvo su "sueño europeo", y obsesivo con los cuidados de la casa; alguien con una gran preocupación por la imagen y las apariencias, y que mantiene una relación fría y distante con su familia. Por otro, Bechdel se toma su tiempo para describir esa Pensilvania rural en la que desde siempre vivió su familia. La descripción minuciosa de los aspectos geográficos de la zona, así como de sus habitantes, transmite a la perfección esa sensación de estar en uno de esos lugares perdidos de los que muchos desearían escapar, pero que extrañamente retienen, incluso a aquellos que son capaces de mirar más allá de sus límites imaginarios.

Fun Home: A Family TragicomicUno de los vicios más comunes (y también de los más molestos) en los que suelen caer los historietistas, es el de la excesiva explicación. La contínua utilización que hace Bechdel de las comparaciones con el mundo literario puede resultar un tanto abusiva y redundante. Sin embargo, la propia autora se justifica, aclarando que no se trata de un recurso caprichoso, sino de la manera más fiel que ha encontrado para describir a sus padres, quienes le resultan más reales cuando los piensa en términos ficticios.

Fun Home está construida sobre un continuo juego de opuestos: la vida pública, o lo que es lo mismo, la fachada que se vende hacia el exterior, en oposición a la que se vive en secreto; la vida rural y conservadora como la otra cara de la moneda de aquella que se lleva adelante en la gran ciudad, despojada de tantos prejuicios. Asimismo, como Bechdel subraya en una de sus viñetas, con su padre, eran inversiones uno del otro: ella intentaba compensar la falta de masculinidad del padre y él trataba de expresar feminidad a través de ella. Caminos aparentemente opuestos, que finalmente terminan convergiendo en el mismo lugar.

Incluso, ese contraste se aprecia en los trazos de Bechdel, en los que las líneas delicadas y sumamente femeninas se contraponen con la frialdad que surge de una para nada antojadiza paleta de colores en distintos matices de celeste, que no hacen más que acentuar ese fracturado vínculo familiar.

Se trata de una obra que, si bien no tiene el tono activista de Stuck Rubber Baby, le debe mucho a la obra de Howard Cruse, y como tal, no es coincidencia que Cruse aparezca en los agradecimientos.

La historia de Bechdel y su intrincada relación familiar tendrá un nuevo capítulo en Are You My Mother?, de próxima publicación. Si bien el de la historias autobiográficas suele ser un camino muy trillado por los autores independientes, no abundan los ejemplos de aquellos que lo encaran de una manera tan honesta y transparente como Bechdel. Eso solo alcanza para darle una oportunidad.

Fun Home: A Family Tragicomic

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3