Home Cómics Godland

Godland

Por el Cómics

GodlandTome las creaciones de Jack Kirby, colóquelas en una licuadora y bébase el resultado. Eso parece que hicieron Joe Casey y Tom Scioli para crear la historia cósmica de un héroe con poderes cósmicos y su búsqueda de la iluminación mientras patea traseros... cósmicos.

Godland

GodlandNo voy a ser original, porque desde el guionista hasta varios reseñadores han utilizado la misma expresión para hablar de Godland. Se trata de un cómic que toma a Jack Kirby como un género. Metiendo en una mezcladora todas las creaciones del Rey, Joe Casey y Tom Scioli crearon un relato original. El resultado es bueno, aunque por momentos cause dolores de cabeza.

La historia comienza con el Kirbyómetro en potencia moderada. Adam Archer es uno de los integrantes de la primera misión tripulada a Marte y el único sobreviviente de la misma. Claro que no regresó al planeta igual que como se fue, ya que su encuentro con unos fetos flotantes multicolores le dará nuevas habilidades.

El gobierno lo instalará en un edificio en plena isla de Manhattan junto a sus tres hermanas, quienes serán sus ayudantes mientras enfrenta a los enemigos que ponen a la Tierra en su mira debido a la aparición de un ser cósmico.

"Cósmico" será la palabra clave durante los 36 números y el especial que conforman la serie, recopilada en media docena de tomos. Todo estará teñido de "cosmicidad", desde los poderes poco definidos del protagonista hasta la filosofía imperante, con conceptos como la iluminación, la conciencia compartida y otros toques cercanos al new-age. Hasta Isaac Asimov coqueteó con ideas parecidas al final de la saga de Fundación.

Mientras uno no pierda el tiempo buscándole sentido a estas cosas, podrá disfrutar de un segundo nivel, más humano, en el que se suceden villanos que intentan conquistar el mundo (o el universo) con vestigios de creaciones de Kirby como el Doctor Doom, los Eternos y los habitantes del Cuarto Mundo.

Encontraremos con una calavera que flota dentro de un frasco y lo único que quiere es estar "colocada", una femme fatale amante de las torturas y un ex mayordomo de metal devenido en tirano. Todo esto en los primeros números.

Casey combina una onda retro setentera con referencias contemporáneas, lo que por momentos lo asemeja a un Stan Lee deseando acercarse a la botijada nombrando a Britney Spears. Y si el estilo de dibujo de Scioli se parece a Kirby, un guion con toques de Stan the Man no desentona.

Además de las golpizas entre superseres, tendremos a villanos llevados ante la justicia, el consiguiente juicio hipermediático, diferencias entre los Archer y el gobierno de Estados Unidos y muchas, muchas charlas colgadísimas sobre el origen de la vida, el sentido de la vida y todas esas cosas.

Godland

Ahora sí, hablemos un poco más del dibujo. Tom Scioli parece haber nacido para dibujar enormes naves interestelares, gladiadores espaciales, rayos, centellas y muchos "puntos Kirby". En la mayoría de los números su entintado lo acerca al Rey, excepto en unos numerillos en los que el trazo fino choca un poco y en el especial final, que parece dibujado muy a las apuradas.

Mi consejo con respecto a esta serie es el siguiente: lean el primer tomo. Allí quedan presentadas la mayoría de las piezas de este ajedrez cósmico y los primeros enfrentamientos del nuevo héroe. Si os gusta y tienen intenciones de leer el resto, haced acopio del resto de los tomos y leedlos de un tirón; de esta forma se hace más sencillo sumergirse poco a poco en el mar del existencialismo Casey-iano, como quien se va metiendo en el agua de a poquito.

Eso sí, si terminan de leerla y quedan con ganas de escuchar el siguiente tema, no digan que no avisé.

Godland

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3