Home Cómics iZombie vol. 1

iZombie vol. 1

Por el Cómics

iZombie vol. 1iZombie cuenta la historia de una chica no-muerta que debe alimentarse de cerebros una vez por mes para no perder la conciencia. En el primer arco se establecen las reglas de ese particular universo, y cuando todo termina queda la sensación de que en realidad todavía no empezó.

iZombie vol. 1La gran mayoría de los comiqueros conocimos a Chris Roberson cuando Bill Willingham lo seleccionó para guionar la miniserie Cinderella: From Fabletown With Love, de buena recepción (está nominada al Eisner) y que le valió una secuela Cinderella: Fables Are Forever.

Roberson perteneció al Clockwork Storybook, un colectivo en donde también estaban Willingham y Matthew Sturges (el de Jack of Fables, cómo ven, Willingham sólo presta sus creaciones a viejos conocidos) y tiene una gran cantidad de material editado como novelista.

En lo que respecta a los cómics, su primera gran incursión como autor de material original llegó con iZombie, la serie editada por Vertigo Comics que realiza junto a un veterano del arte secuencial como Mike Allred.

Allí se cuenta la historia de Gwen Dylan, una empleada del cementerio que en realidad es zombi, y cada treinta días debe comer un cerebro humano para no transformarse en un monstruo. Cada cerebro viene con sus recuerdos, por lo que Gwen tendrá que resolver los asuntos pendientes de todos ellos...

...o al menos eso es lo que averigüé de la serie en entrevistas a Roberson. Porque leyendo el primer TPB de la serie (#1-5 y una historia corta que salió en un especial) no me quedó claro qué rumbo puede tomar la historia. Y no lo digo como algo bueno.

Los cinco números parecen demasiado preocupados en construir una mitología antes que en contar qué sucederá con los personajes de aquí en adelante. Hay páginas dobles dedicadas a explicar cómo combinando las dos almas del cuerpo se puede obtener fantasmas, vampiros u hombres-lobo. Hay páginas dobles dedicadas a explicar la lucha de un zombi ancestral contra una corporación que lo persigue. Pero todo termina y queda la sensación de que las piezas recién terminaron de acomodarse en el tablero.

Roberson dijo en una entrevista del blog oficial de Vertigo que le gusta trabajar las reglas de un mundo antes de sumergirse a escribir sobre él, en referencia a lo que llama Teoría Unificada de los Monstruos (eso de las dos almas combinadas). En las novelas de Mike Carey, situadas en un mundo con sus propias criaturas extrañas, esto se explica mucho mejor conforme avanza la trama.

Quizás los seguidores de Joss Whedon disfruten la forma en que Roberson construye la historia intercalando pequeñas rodajas de vida de los protagonistas (toda clase de bichos) con la parte más aventurera del asunto. Yo esperaba algo más parecido a Chew (cómic que reseñaré en cualquier momento) y eso afectó mi disfrute global.

En lo que respecta al dibujo, Mike Allred es Mike Allred es Mike Allred. Su estilo es uniquísimo (pop, ¡Pop!, ¡¡¡POP!!!) y eso viene con muchas ventajas y alguna desventaja. Su dibujo, combinado con el color que le da su esposa (Laura) hace que el impacto visual sea una constante en todo el arco.

Por otro lado, las figuras de Allred pueden asustar a quien busque cierto dinamismo dentro de cada viñeta. El artista gana en la suma de cuadritos, aunque alguno de ellos tomado por separado puede parecerse más a una estatua viviente que a alguien que se está moviendo. Al menos el guión no lo obliga a dibujar peleas superheroicas como las que hacía en X-Force, con poses que bordeaban la ridiculez (funcionaba muy bien en un cómic que no se tomaba en serio).

Resumiendo: un cómic que mezcla las relaciones humanas de un grupo de "monstruos" con la construcción de una mitología acerca de ese universo y el "misterio de la semana". Pero la receta con la que lo promocionaban tenía los ingredientes en cantidades completamente distintas.

iZombie vol. 1

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3