Home Cómics Midnighter vol. 1: Out

Midnighter vol. 1: Out

Por el Cómics

Midnighter vol. 1: OutNuestro protagonista tiene una computadora en la capocha que le permite predecir los movimientos del tipo al que está por cagar a trompadas. También tiene una vida privada tumultuosa desde que dejó con su primer novio. Bienvenidos a la historia de Midnighter.

Midnighter vol. 1: Out

Todos se quedaron con Batgirl, pero en la primera mitad de 2015, cuando DC Comics hizo cierta "corrección de curso" de los Nuevos 52 y presentó su DC You, comenzó a publicar una gran cantidad de arriesgadas propuestas, muchas de alta factura. El éxito comercial no fue el esperado y terminó llegando la famosa Resurrección, pero por suerte yo no tengo que pagarles las cuentas, sólo disfrutar de las historias.

Como la que nos llama en esta ocasión, una de las más entretenidas de las que ha publicado la editorial en los últimos tiempos, por fin aprovechando (y de qué manera) a uno de los personajes absorbidos luego de la compra del sello Wildstorm. Me refiero por supuesto a Midnighter, quien es mucho más que un "Batman gay".

Este vigilante posee una especie de computadora implantada en su mente que le permite anticipar los movimientos de su oponente, como si en lugar de agarrarse a las piñas con un supervillano estuviera jugando una partida de ajedrez. Y en estas aventuras él es Kasparov, Karpov y Deep Blue, todo en uno.

Su sexualidad también lo diferencia del paladín de Gotham City, más allá de los repetidísimos chistes sobre Robin. Durante los siete números que están recopilados en este volumen veremos a Midnighter lidiar con la soltería después de separarse del primer hombre con el que estuvo (el también superhéroe Apollo) y lidiar con el mundo de las citas a la manera de alguien que puede predecir lo que estás por hacer.

El guionista Steve Orlando aporta una visión fresca al héroe homosexual, combinando la naturalidad en los momentos que debe ser natural con el conflicto cuando se encuentra con aquellos que no comulgan con su forma de vivir (en Moscú, por ejemplo).

Esto en lo que concierne a la vida privada, la personalidad secreta o no tanto de nuestro protagonista. Claro que lo que mueve (también) a la historia son las misiones que cumple cuando se calza las botas negras y se viste de cuero. Ahí también Orlando sabe cómo hacerlo.

La excusa para acompañar a Midnighter a distintas partes del mundo es el robo de otros peligrosos implantes, que de inmediato son utilizados para el mal aquí y allá. De una manera más directa, salvaje y solitaria, recuerda a las aventuras de Grayson, otro título de DC You protagonizado por un atractivo señor. No es casual que M se haya metido en las aventuras de G y que G se pegue una visita (con esposas y todo) en el tomo de M.

Midnighter vol. 1: Out

Ni los momentos más íntimos ni las escenas de acción sacadas de un blockbuster de Hollywood funcionarían sin el complemento visual y aquí Orlando está en excelente compañía.

El artista principal de la serie es ACO, seudónimo utilizado por el español Alex Cal Oliveira, que un día quiso cambiar la pisada y cambiar de estilo. ACO venía picando por diferentes títulos de DC pero aquí se recibe como artista a seguir. En este volumen colabora con cuatro de los siete números, más el sneak peek de 8 páginas que tuvieron la mayoría de las series el año pasado.

Su estilo es perfecto para que el lector intente comprender lo que sería estar en los zapatos (las botas) de Midnighter. Cada página está repleta de información visual, con viñetas dentro de las viñetas y muchísima energía cinética. El resultado final es una historieta para ser leída dos veces; una a la velocidad del guion y la siguiente a la velocidad del dibujo.

Alec Morgan colabora en un numerito y Stephen Mooney es el encargado de ilustrar las dos partes de la aventura junto a Dick Grayson. Ninguno es ACO pero tampoco da para dejar el cómic a un costado.

Out, el primer volumen de la serie, contiene una historia con capítulos muy distintos y bastante independientes, que al final se unen en forma efectiva para dejarnos tremendamente satisfechos de la panzada de lectura que nos acabamos de dar.

En un mundo en donde cada vez más cosas están mal vistas o dan vergüenza, tomemos el ejemplo de Midnighter y gritemos a los cuatro vientos lo mucho que nos gustó una historia sobre un tipo que caga a palos a otros y de noche vuelve a dormir con su novio.

Midnighter vol. 1: Out

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3