Home Cómics Reseña de R.E.B.E.L.S.

Reseña de R.E.B.E.L.S.

Por el Cómics
Reseña de R.E.B.E.L.S.La llegada de "Flashpoint" motivó la cancelación de varias series de DC Comics. Una de ellas es "R.E.B.E.L.S.", que desde 2009 seguía las aventuras cósmicas de Vril Dox y sus secuaces. Como en los velorios modernos, celebremos esta muerte con alegría repasando parte de su historia.

Reseña de R.E.B.E.L.S.

Parecía que solamente Marvel podía hacer bien un cómic cósmico (¿un "cósmic"?), hasta que leí los primeros 14 números de R.E.B.E.L.S., más un anual que va en medio.

Resumiendo de qué va el asunto, Brainiac 2 (Vril Dox) es una suerte de Gerente de Prosegur intergaláctico, que cobra dinero a diferentes planetas por mantener su seguridad. No lo hace al estilo mafioso ("si no me pagás te prendo fuego el local"), aunque Vril Dox dista mucho de ser un superhéroe: es otro misántropo egomaníaco al mejor estilo de John Constantine de Hellblazer, o Lucifer de su serie epónima, ambas de Vertigo Cómics. A diferencia de estos últimos, el heredero de Brainiac gusta de ponerse manos a la obra.

El cómic, muy bien escrito por Tony Bedard, comienza luego de que a Vril Dox le roban todos sus guardias de seguridad robóticos conocidos como L.E.G.I.O.N. (Licensed Extra-Governmental Interstellar Operatives Network) y se convierte en el fugitivo titular de R.E.B.E.L.S. (Revolutionary Elite Brigade to Eradicate L.E.G.I.O.N. Supremacy). A partir de ahí se va hilvanando una LARGA historia (podría decirse que los quince números forman un mega arco) con enemigos que van saliendo a la luz y un grupo de aliados cada vez más numeroso.

Entre aliados recurrentes y ocasionales (como los Omega Men, grupo que gozó de cierta popularidad en el pasado) se llega a la veintena de personajes, al mejor estilo de la Legión de Superhéroes. A diferencia de ellos, en R.E.B.E.L.S. hay una estructura mucho más vertical, que determina la cuota pantalla en función de la función (valga la redundancia) que cumple cada uno de ellos.

Reseña de R.E.B.E.L.S.No leí los números de un tirón, pero no me perdí porque el guión lo impide. El dibujo merece una mención aparte, ya que Andy Clark (quien lleva las riendas en la mayoría de los números) es una mezcla de Gary Frank (si hasta suenan parecidos) y Kevin Maguire. Claro, debo reconocer que desde la Liga de la Justicia Internacional, cualquier dibujante que hace levantar una sola ceja a su personaje me recuerda a Maguire.

Una serie a la que se puede abordar sin conocer mucho acerca de los personajes. A lo sumo, si uno conoce el paño tendrá más momentitos "HELL YEAH!" (sin llegar a ser "FUCK YEAH!") al encontrarse con algún personajillo perdido.

Lectura recomendada, haced lo que queráis, pero no digáis que no os aviséis.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3