Home Cómics Reseña - Fury Max: My War Gone By (Vol. 1)

Reseña - Fury Max: My War Gone By (Vol. 1)

Por el Cómics

Reseña - Fury Max: My War Gone By (Vol. 1)El guionista Garth Ennis vuelve una vez más a un viejo conocido suyo, Nick Furia, y esta vez lo hace con "Fury Max: My War Gone By", serie en la que pasea al personaje por distintos escenarios bélicos del siglo XX, y que constituye uno de los trabajos más logrados de su vasta carrera. Lo acompaña en el arte el croata Goran Parlov.

En los créditos finales de la versión original de Rambo III (Peter McDonald, 1988) se podía encontrar la siguiente leyenda: "Esta película está dedicada a los valientes guerreros Muyahidines". Tiempo más tarde, la dedicatoria sería retocada y ya no se hablaría más de Muyahidines, sino del "valiente pueblo afgano". Es que los tiempos de la Guerra Fría habían terminado, y con ello, también cambiaron los estatus de amigo-enemigo.

Esa contradicción, tan presente en la historia de los conflictos bélicos, es uno de los pilares sobre los que el guionista Garth Ennis construyó su excelente serie Fury Max.

No es la primera vez que Ennis aborda una historia de corte bélico, y para probarlo, alcanza con recordar a sus brillantes War Story, una serie de unitarios publicados a través del sello Vertigo, en los que el creador de la fundamental Preacher se reunía con algunos de los mejores artistas del medio (David Lloyd, Dave Gibbons, Carlos Ezquerra, entre otros) para contar pequeñas historias de soldados, ambientadas en algunas de las principales batallas del siglo XX.

Asimismo, tampoco Nick Fury es para él un desconocido, en tanto cuenta en su haber con un par de miniseries con este personaje como protagonista, teniendo una de ellas la particular virtud de haber logrado que, al leerla, George Clooney haya resignado toda posibilidad de interpretar al soldado del parche en el ojo en la pantalla grande, debido al alto contenido de violencia, sexo y mala leche de la miniserie en cuestión. En definitiva, rasgos siempre presentes en la obra del irlandés y que solamente pueden espantar al lector desprevenido.

Reseña - Fury Max: My War Gone By (Vol. 1)

El primer volumen de Fury Max: My War Gone By (Mis Guerras Perdidas, en la edición española de Panini), recopila los primeros 6 números de la serie y son de un nivel por demás destacado.

Ennis, a quien desde siempre se le notó su rechazo al género superheroico, prescinde absolutamente de todo rasgo que pueda vincular a su Furia con el que en los últimos tiempos transita por el universo Marvel, y nos brinda su versión del otrora director de S.H.I.E.L.D.

Incluso, elementos como el del suero que enlentece su envejecimiento, son simplemente tomados y mencionadas al pasar, de forma de permitir en términos narrativos la presencia de Furia en las distintos escenarios que aparecerán en las páginas de la serie. Y más precisamente, este volumen sitúa la acción, primero en Indochina, en momentos en que el pueblo vietnamita estaba en plena lucha por su independencia de Francia, y luego en Cuba, con el infame episodio de Bahía de Cochinos.

Reseña - Fury Max: My War Gone By (Vol. 1)

Desde un inicio, queda claro que lo que vamos a presenciar es el camino recorrido por Furia hasta llegar a su condición actual, y todas las complicadas decisiones que tuvo que tomar en ese trayecto. En ese sentido, muy hábilmente Ennis propone una suerte de diario de guerra, cuyas distintas instancias son narradas por un Furia ya veterano.

Como no podía ser de otra manera, la mirada de Ennis es sumamente crítica y se posa, entre otras cosas, en la injerencia que el gobierno de los Estados Unidos ha ostentado en cada uno de los conflictos citados por el autor. Esa misma mirada es la que también brinda elementos para comprender un poco más el accionar de cada una de las partes, y para dejar en claro que no siempre todo es blanco y negro.

Un tanto alejado del humor negro y hasta caricaturesco de obras como The Boys, Ennis opta en Fury Max por un registro distinto, por un tono según el cual, por debajo de la violencia y el sexo, deja entrever toda la tristeza de un personaje que se encuentra sumergido en una historia que se repite una y otra vez, y de la que no puede escapar. "Un hombre tiene que hacer, lo que un hombre tiene que hacer", dice la conocida frase, y al parecer, Furia tiene un destino con un único camino posible.

Reseña - Fury Max: My War Gone By (Vol. 1)

Algunas de las hermosas tapas de Dave Johnson

Ennis está acompañado por un colaborador de lujo, el croata Goran Parlov, con quien ya trabajó en su paso por la serie de Punisher. El Furia de Parlov es de quijada prominente, por lo que de inmediato retrotrae a la gran versión del maestro Howard Chaykin. Al brillante diseño de personajes (cada uno de ellos con rasgos perfectamente individualizables y dotados de gran expresividad) y de vehículos, se le suma la capacidad de Parlov por captar a la perfección los distintos escenarios, ya sea los naturales de las selvas de Vietnam, como los de la Cuba de Castro de principios de los sesenta.

Sería un error omitir mencionar las tapas de Dave Johnson (seguramente uno de los tres mejores ilustradores de portadas del mercado norteamericano), quien con un encare más minimalista para el arco de Indochina, y su estética emparentada con postales de viaje para los números dedicados a Bahía de Cochinos, aporta un toque exquisito de estilo y diseño que termina de redondear un cómic que atrae a primera vista.

La serie llegó recientemente a su fin en el número 13, pero para quien escribe, está la satisfacción de que aún queda más de la mitad del camino por recorrer. Con apenas seis números leídos, me atrevo a decir que Fury Max es uno de los mejores títulos publicados por Marvel en los últimos tiempos, y un punto muy alto en la carrera de Garth Ennis. Si consideramos la calidad de su extensa obra, no es poco decir.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3