Home Cómics Reseña: Gates of Gotham

Reseña: Gates of Gotham

Por el Cómics

Reseña: Gates of GothamEl villano conocido como "el Arquitecto", un terrorista de traje con tufillo a steampunk, se dedica a poner bombas en estructuras históricas de Gotham City, y será tarea de Batman y sus patiños el detenerlo antes de que sea demasiado tarde.

Reseña: Gates of Gotham

Reseña: Gates of GothamScott Snyder se convirtió en una suerte de "padrino" de nuevos talentos en DC Comics. El próximo anual de Batman tendrá en los guiones a James Tynion IV, ex alumno de Snyder, y hace algunos meses ayudó a consolidarse a Kyle Higgins (actual guionista de Nightwing), sl coescribir juto a él la miniserie "Gates of Gotham".

Esta historia se divide en dos momentos de la "vida" de Gotham City: el final del siglo 19 con el boom arquitectónico, y el presente. Un terrorista conocido como "el Arquitecto" está atentando contra estructuras históricas de la ciudad, por lo que Batman y su familia deberán investigar la motivación del truhán para adivinar su próximo paso.

En una nueva visita al pasado de la localidad más famosa del Universo DC, seguimos la vida de dos recién llegados, quienes trabajarán para las tres familias más poderosas de la ciudad. Estas familias, obviamente, están relacionadas con personajes reconocidos de la franquicia en el presente: el mismísimo hombre murciélago y dos de sus archienemigos.

Y si antes escribí "Batman y su familia" es porque serán varios los que intenten salvar el pellejo de estos villanos. Además de Batman (Dick Grayson) está Robin, Red Robin y Black Bat (Cassandra Cain, a quien cada día extraño más en su papel de Batgirl).

Sobre el cierre se producirá una doble revelación del pasado y el presente... y huele a poco. No es que uno esperara grandes vueltas de tuerca, pero parece una bomba brasilera que explota con la fuerza de un traque. Otro punto negativo es que el tomo fue publicado cuando los seguidores de Batman están disfrutando de la historia de "La Corte de los Búhos", que también vuelve a las raíces de la ciudad, pero con mayor relevancia.

Lo bueno es que la visita al siglo 19 no ocasiona grandes cambios en el presente, ya que no aparecen elementos que invaliden todo lo que conocemos acerca de Gotham City. Simplemente deciden mostrar una parte de su historia, con las derivaciones explosivas del presente.

El resultado final es bueno porque hay que sumarle el interesante trabajo de Trevor McCarthy en los dibujos de cuatro de los cinco números de la miniserie. El restante es de Dustin Nguyen y Derec Donovan, quienes realizan su mayor esfuerzo por disimular la falta del titular, y no lo logran.

Cuando McCarthy está, la página gana por sus trazos, que recuerdan a esos animadores que deciden experimentar en el cómic. Maneja con solidez las expresiones y aunque sus diagramaciones de página no se alejan de lo clásico, los seguidores de Batwoman pueden confiar en que verán un gran trabajo cuando se incorpore como uno de los dibujantes regulares de la serie.

En el tomo también se incluye otro trabajo de Higgins y McCarthy, que saliera publicada como backup en los anuales de Batman y Detective Comics. Se trata del origen de Nightrunner, "el Batman de Francia", un personaje que causó controversia por ser de origen musulmán (y porque algunos periodistas tienen mucho tiempo libre).

La historia parece que hubiera sido tijereteada, porque originalmente era un complemento de la acción principal de los anuales, y esas páginas no fueron recopiladas. Obviando este detalle, es otra muestra del buen funcionamiento de la dupla creativa.

No es un indispensable en la biblioteca del batimaníaco, pero es agradable a los ojos y cuenta una historia interesante.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3