Home Cómics Hellblazer de Milligan vol. 2

Hellblazer de Milligan vol. 2

Por el Cómics

Hellblazer de Milligan vol. 2Continuamos repasando la última era de John Constantine antes de su regreso al Universo DC. En el primer tomo lo vimos encarando una relación bastante normal y fracasando en el intento. Aquí buscará arreglar las cosas y (por supuesto) las empeorará muchísimo más.

Hellblazer de Milligan vol. 2

Hellblazer de Milligan vol. 2Pocos guionistas podrían lograr lo que hizo Peter Milligan en el comienzo de sus aventuras con John Constantine. Como vimos en el primer tomo, el bastardo británico comenzó una relación con una muchacha relativamente normal, relación que se terminó porque... bueno, porque John es John.

Aquí, en Hooked (que contiene los números 256 a 260), el veterano escritor nos mostrará hasta dónde nuestro protagonista está dispuesto a ir para recuperar a Phoebe. Las consecuencias serán terribles, por supuesto.

"Creo que nunca te había visto así... ni siquiera con Kit", le dice su amigo Chas, y los seguidores de Hellblazer saben que esta afirmación es arriesgada. Sin embargo, Milligan se las arregla para construir, con retazos de información, un amor que el lector apenas tuvo tiempo de contemplar antes de su desafortunado desenlace.

Giuseppe Camuncoli, dibujante #1 de la serie, nos muestra a un John un poco rejuvenecido (debería tener unos 57 años, ya que envejecía en tiempo real) y a una Phoebe común y corriente, que no es la mujer más joven ni más hermosa que se le ofrece a Constantine en estas mismas páginas. Por alguna razón (él tiene sus hipótesis) la quiere a ella.

John es un pésimo perdedor y aquí entrará en escena otra gran adición al elenco: Epiphany Greaves, alquimista, hija del capo mafioso local, y la dama más joven y más hermosa en cuestión. Será quien lo provea de una pócima del amor, para lograr que Phoebe vuelva corriendo a sus brazos.

El "enganche" al que hace referencia el título de la colección no solamente habla de amor (John también usa la pócima para intentar librarse de un enemigo y le cuesta carísimo) sino de drogas. En Scab, el mencionado enemigo le proveía de una sustancia para soportar el dolor, de la que termina volviéndose adicto. Otro problema a resolver en estos números.

¿Qué pasa cuando John trata de arreglar la cagada? Lo complica todo aun más, aumenta la cantidad de personas que lo persiguen y arruina un poquitito más la vida de Chas (y enoja muchísimo más a su mujer).

Para la segunda parte de este tomo, recibimos con un aplauso al dibujante #2 de la serie, que además es el encargado de las portadas: nada más ni nada menos que Simon Bisley, aquel que le dio un empujón a Lobo hacia la versión caricaturesca que todos conocemos (y que poco tiene que ver con la original).

Bisley pinta a un John un poco trabado pero igualmente decadente. Su versión caricaturesca y oscura de los personajes y su entorno, por alguna extraña razón (¿magia?) combina bien con los dibujos claros y hasta coloridos de Camuncoli (con ayuda de Stefano Landini, cabe aclarar).

Después de resolver unos asuntillos con la mafia, Constantine se dispone a viajar a la India, ya que sigue con intención de arreglar la cagada mayúscula que se mandó. Sí, esa que empeora cada vez que vuelve sobre el tema.

Las aventuras asiáticas de John llegarán en el próximo capítulo.

Hellblazer de Milligan vol. 2

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3