Home Cómics Reseña: Major Bummer

Reseña: Major Bummer

Por el Cómics

Reseña: Major BummerEntre 1997 y 1998, John Arcudi y Doug Mahnke publicaron "Major Bummer", un cómic de superhéroes en formato sitcom, con un elenco recurrente de perdedores muy bien dibujados. Años más tarde, puede disfrutarse de un tirón en un tomo recomendable.

Reseña: Major Bummer

Reseña: Major BummerHace muchos años (algunos de ustedes no habían nacido), la forma de enterarse acerca de las novedades del mundo del cómic era una revista llamada Wizard, que con un humor adolescente se encargaba de anunciar todos los lanzamientos de Marvel y darle un poco de pelota a DC si le sobraba espacio.

En una de sus secciones puntuaban series regulares y recuerdo que me llamó la atención Major Bummer, una de esas series "de autor" que cada tanto se colaban dentro de los lanzamientos de DC Comics. Entre el dibujo de un desconocido (para mí) Doug Mahnke y la promesa de historias delirantes (responsabilidad de John Arcudi) quedó como una cuenta pendiente desde entonces.

La serie no tuvo una buena aceptación de público y solamente duró quince números. Más tarde encontraría tres o cuatro numeritos sueltos por ahí, y me enteraría que el equipo creativo era el mismo de aquellas primeras historias de La Máscara. Mahnke se convertiría en un dibujante codiciado... En fin, pasó mucha agua bajo el puente.

Los derechos de Major Bummer volvieron a Arcudi/Mahnke y estos decidieron reeditar toda la serie a través de Dark Horse en un único tomo: The Complete Major Bummer Super Slacktacular. Lo que contiene entre sus tapas es algo parecido a una sitcom de superhéroes, según pasaré a explicarles.

El protagonista de la serie es Louis Martin, un perdedor que recibe superpoderes al final de la tercera página de parte de unos extraterrestres atolondrados, que pensaban dotar de esa capacidad a alguien mucho más apto para el trabajo.

A partir de ese momento se establecerá el reparto, con un supergrupo de buenos aunque bastante torpes, un supergrupo de villanos con la misma característica y algunos humanos que se cruzarán de tanto en tanto con ellos.

No es que tenga risas enlatadas (el dispositivo de audio ocuparía demasiado espacio en el tomo), pero conforme pasan los números queda claro que a Arcudi le gusta volver sobre los mismos personajes. Con el presupuesto ilimitado de los cómics y las capacidades del dibujante, que la historia vuelva a centrarse en los mismos tipos es una clara decisión creativa.

Una vez que nos acostumbramos a esto, Major Bummer funciona. El tono coquetea con el "humor porrero", sobre todo porque Louis es casi un estereotipo del consumidor problemático. Aunque la mayoría del tiempo se usa cierto "humor de la mediocridad".

Por supuesto que hay que hablar del arte. Antes de que se hiciera conocido en Man of Steel, JLA, Batman o Final Crisis, este señor ya lo estaba dejando todo en el papel. Son pocas las viñetas en las que parece que Mahnke estuviera apurado. Su estilo es perfecto para el hipermusculoso Martin, los ridículos personajes secundarios y (hay que decirlo) sus mujeres son deslumbrantes.

Los quince números cuentan una historia completa, que podría haber continuado pero cuyo cierre no suena atropellado. Así que desde aquí recomendamos la adquisición y el consumo de esta trama con superpoderes, armas, explosiones y mucha comedia.

Reseña: Major Bummer
Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3