Home Cómics Reseña: Red Skull Incarnate

Reseña: Red Skull Incarnate

Por el Cómics

Reseña: Red Skull IncarnateGreg Pak contó el origen de Johann Schmidt (Red Skull), ubicándolo alrededor de varios hechos reales ocurridos en Alemania entre 1923 y 1934. El ejercicio histórico es perfecto, pero la historia dentro de la Historia (con mayúsculas) sólo "une los puntos" y deja sabor a poco.

Reseña: Red Skull Incarnate

Reseña: Red Skull IncarnateLlegué a este cómic gracias a concienzuda nota de Comics Alliance, en donde abundaban las alabanzas hacia la miniserie de Greg Pak y Mirko Colak, que contaba el origen de Red Skull, firmemente ubicado dentro de hechos históricos relacionados con la Alemania de la década del veinte y el treinta.

Decidí darle una oportunidad y mecharlo con otras baratijas que se consiguen en las librerías online. Lo leí, y puedo asegurar que mi experiencia difiere bastante de la de John Parker (el autor de la reseña de C.A.).

La parte histórica es impecable; Pak pinta de manera clara al mencionado país europeo luego de la Gran Guerra y es innegable que se documentó para la tarea (como queda demostrado en las notas posteriores que trae el tomo). Sin embargo, la parte "original" de la historia parece formulaica, cuando no "conveniente" para llevar al protagonista A al punto B (para rellenar un hueco del origen de Skull o hacerlo coincidir con la historia real).

Johann Schmidt tuvo una terrible infancia, que por momentos parece salida de un cuento de Charles Dickens, y quizás allí esté el problema. El niño que terminaría con un bronceado extremo sufre mil y un golpes del destino, y pese a ello no logra conectar con el lector.

Quizás sea porque la historia ya lo presenta como un alma perdida, y en los pocos momentos en que la cosa parece encauzarse, cuesta creer que el cambio sea permanente. Así que cuando Johann "la embarra", lejos de sorprender, confirma al lector de que todo ocurrirá como lo espera.

No es fácil contar una historia en la que todo el mundo sabe lo que ocurrirá. Cualquier lector metido en el tema sabe que el joven será reclutado por Adolf Hitler y que terminará siendo un (super) villano. Pak solamente une los puntos, y al final el esfuerzo parece innecesario, excepto para demostrar las dotes del guionista como historiador.

El dibujo de Mirko Colak parece llevarse bien con la época retratada, aunque en ocasión se confundan algunos de los personajes adultos, que lucen el mismo corte de vellos faciales. Mención especial para las portadas de David Aja, el punto más alto de la miniserie, con sus "homenajes" a los afiches de propaganda nazi.

Parker en su reseña no se equivocaba (creo) al decir que Red Skull Incarnate es el "mejor uso  de una horrible historia real en un cómic de superhéroes". Pero eso no la convierte en una buena historia, sólo una bien documentada.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3