Home Cómics Reseña: The Comic Book History of Comics

Reseña: The Comic Book History of Comics

Por el Cómics

Reseña: The Comic Book History of ComicsUtilizando como herramienta el mismísimo objeto de análisis, Fred Van Lente y Ryan Dunlavey construyen una ordenada historia acerca de la historieta, incluyendo el auge de los superhéroes, los policiales, el cómic de horror y otros géneros que surgieron durante el siglo pasado.

Reseña: The Comic Book History of Comics

Reseña: The Comic Book History of ComicsLa mejor obra para entender al mundo de los cómics se llama, justamente, Understanding Comics. Un repaso teórico acerca del llamado arte secuencial, que también es un cómic, porque Scott McCloud no encontró mejor manera de explicar los conceptos que dibujándolos en la página.

Un camino similar tomaron Fred Van Lente y Ryan Dunlavey a la hora de contar la historia de la historieta en los Estados Unidos (primero) y en otros mercados (un ratito al final). Aquí el dibujo no es fundamental, como en el caso de McCloud, pero hace que la lectura sea amena. Y tiene un doble gancho para los que gustamos de esto, obvio.

El principal mérito se lo lleva Van Lente, quien es capaz de llevar al lector en una estricta cronología de los hechos más relevantes, para luego volver hacia atrás y contar una historia paralela, sin confundir ni por un segundo (ni por una viñeta).

En los seis números que componen The Comic Book History of Comics, el guionista es capaz de explicar las razones del auge y la caída de los diferentes tipos de cómics durante el siglo 20. Su relación con la industria de la animación, la verdadera historia del psiquiatra Fredric Wertham (humanizándolo tantito) y la influencia estadounidense en Europa y Japón.

Conoceremos en profundidad a Jack Kirby y aprenderemos acerca del copyright, de las drogas y el comix underground, y unas cuantas cosas más.

El dibujo de Dunlavey es funcional a Van Lente. Lo importante es mostrar a los protagonistas de la historia, no necesariamente parecidos a su verdadera imagen, pero sí diferenciables entre ellos. Lo logra y compone de buena forma las escenas.

Hay un detalle que molesta, porque si es a propósito no termina de quedar claro, y si es sin querer es una desprolijidad. En muchos casos, se ven las líneas del primer boceto. Como quien no borró todas las marcas del lápiz después de entintar.

Además de entretenido, el libro es un buen disparador hacia otras lecturas, quizás más profundas. En este momento, por ejemplo, estoy comenzando con Supergods, el libro de Grant Morrison. Es mucho más fácil entrar a su mundo de semiótica después de haber hecho un repaso de los datos más relevantes.

Este cómic sobre cómics es más que un esfuerzo ombliguista: es una obra primordial para entender por qué leemos lo que leemos.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3