Home Cómics Reseña: The Strange Talent of Luther Strode

Reseña: The Strange Talent of Luther Strode

Por el Cómics

Reseña: The Strange Talent of Luther StrodeSi la sangre de los cómics se cobrara por litro, esta miniserie estaría entre las más caras. Un joven descubre que tiene superpoderes, y a partir de ese momento se suceden escenas que recuerdan a la pelea de los Crazy 88 de Kill Bill. Claro que eso no es todo.

Reseña: The Strange Talent of Luther Strode

Reseña: The Strange Talent of Luther Strode¿Se acuerdan de Kick-Ass? Cuando salió, el Caruso Lombardi de los cómics (Mark Millar) nos dijo que se trataba de una aventura de tipos que salían a combatir el crimen en el mundo real. Como si estuviéramos viendo un reality show en A&E o algún otro canal de esos que antes tenían programación de calidad.

El producto final distó mucho de estar ambientado en nuestro mundo, y pese a no haber "superpoderes", los personajes desafiaban varias leyes de la física en las escenas de acción. Kick-Ass fue, finalmente, un cómic hiperviolento, con tipos que combaten el crimen en una sociedad parecida a la nuestra, de redes sociales y adolescentes antisociales.

Lo mismo, pero mucho mejor, es TSTOLS (pongo la sigla porque me paspa). Acá sí tendremos superpoderes hechos y derechos, pero lo que hay de fondo es la historia de un adolescente que decide enfrentarse a aquellos que hacen las cosas mal, con resultados tan o más hiperviolentos que los que dibujaba John Romita Jr.

La dupla creativa funciona a las mil maravillas. Justin Jordan, quien actualmente está trabajando para DC y alguna otra editorial más, le pone muchísimo humor pero también mucho sufrimiento a la historia de Luther, un joven geek que desarrolla habilidades sobrehumanas gracias a una especie de curso de Charles Atlas.

Esto alcanzaría para que la miniserie fuera buena, pero a su lado están los lápices de Tradd Moore, otro desconocido hasta el momento de leer el cómic. Su estilo recuerda a las líneas finitas de Tan Eng Huat (Doom Patrol). Eso sí, cuando llega "la Hora de las Tortas" (Ben Grimm dixit) la violencia es tal, que casi se puede ver el movimiento en la catarata de sangre que cae del cuello de alguno de los personajes. A Moore le encanta dibujar la catarata de sangre, se nota.

La historia de Luther es un típico origen superheroico, al menos en lo que refiere a determinados hitos por los que el joven va pasando, como la primera venganza, el traje secreto y la llegada de su primer supervillano.

A partir de allí la violencia irá en aumento (¡aun más!) hasta el baño de sangre final. TSTOLS tiene un dibujo bellísimo, pero no apto para estómagos sensibles, y una historia que tiene momentos de humor y otros de sumo dolor, no solamente físico sino emocional.

Tanto me gustó, que rompí mi tradicional silencio y se los dije a los autores en mi paseo por la Gran Manzana. A Jordan lo crucé en los pasillos de DC (era un perfecto desconocido al que solamente yo identifiqué), mientras que a Moore lo saludé en su puestito de la convención. Ambos están preparando una secuela. La estaré esperando.

Reseña: The Strange Talent of Luther Strode

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3