Home Cómics Reseña: The Unwritten volumen 2

Reseña: The Unwritten volumen 2

Por el Cómics

Reseña: The Unwritten volumen 2Tom Taylor descubrió el poder de las historias para cambiar el mundo real. Y los lectores descubrieron en The Unwritten a una de esas series de Vertigo destinadas a convertirse en clásicos. En este tomo se despejan todas las dudas acerca de la calidad de este cómic.

Reseña: The Unwritten volumen 2

Reseña: The Unwritten volumen 2Pasaron muchos meses, quizás más de un año entre la lectura del primer y el segundo tomo de Transmetropolitan, serie de Warren Ellis y Darick Robertson que a la postre se colocaría en el puesto más alto de mis cómics preferidos de toda la vida.

¿Por qué ocurrió esto? Porque en el primer tomo la historia todavía está carreteando, Spider Jerusalem es un ermitaño peludo que vuelve a la ciudad después de mucho tiempo y debe acostumbrarse a su nueva vida. Nosotros lo acompañamos mientras vuelve a ser esa fuerza de la naturaleza que aprenderemos a amar.

Algo parecido ocurre con The Unwritten. Durante los primeros números la cosa carretea, pero quizás esto sea necesario para quedarse tranquilo cuando llegue la hora de levantar vuelo. Por mejor escrito que estuviera, no dejaba de ser (en su mayoría) un fanfic de Harry Potter en el mundo real, con los condimentos de un cómic de Vertigo.

Si bien me sigue rechinando el parecido entre Tommy Taylor y la creación de J.K. Rowling (por más buscada que sea, por momentos distrae, sobre todo cuando recordamos que ambas series conviven en el universo ficticio y que los libros de Tommy Taylor son aun más populares).

En este caso no hubo un largo período de tiempo entre tomos, porque en esta era es muy fácil "sentir" a Internet, quien alababa y con razón a la obra de Mike Carey y Peter Gross.

Al final del volumen anterior, Tommy termina en prisión, y allí se desarrolla la mayor parte de la acción. Mientras el protagonista se adapta a un lugar hostil (por ser una prisión y por su reciente pésima fama), una crónica periodística le cuenta al mundo lo que sucede. El "Inside Man" del título.

Por fin Carey se anima a jugar con el arenero que él mismo creó, convirtiendo a The Unwritten en una suerte de Sandman donde lo que Neil Gaiman hizo con los sueños, él lo hace con las historias.

Así, el mundo "real" de la serie se mezcla, por ejemplo, con el Cantar de Roldán, un poema épico acerca de la batalla de Roncesvalles. Estos datos no importan a la hora de disfrutar el cómic, solamente significa que anduve por Wikipedia para saber si Carey estaba utilizando un poema real.

Con cada número, la frontera entre la "realidad" (para hacer más sencillo el análisis) de The Unwritten y las otras ficciones "inferiores" aparece como más difusa. Los personajes ficticios influyen, reaccionan y llegan a hacer acto de presencia en la gran aventura de Tom. No le gusta que lo llamen Tommy.

Habrá tiempo para la visita a una de las ficciones más terribles, un filme de propaganda nazi que convirtió una historia en un alegato antisemita, y seremos testigos de lo que logró tal conversión.

Y como ocurrió en el primer volumen, una historia unitaria termina siendo el cierre perfecto. En una versión "unwritten" del mundo de Winnie Pooh, un ser cínico, quejoso, puteador y violento (uno de nosotros) se ve atrapado entre animalitos bondadosos y luchará por salir de allí a como dé lugar.

Mención para el arte de Peter Gross, que siempre acompaña y que por momentos muta con la ayuda de otros artistas, que terminan sus dibujos para darle una impronta diferente, algo que funciona muy pero muy bien.

En el medio hay mucho más: niños que mezclan fantasía y realidad, vampiros, un picaporte mágico y otro "cliffhanger" que deja con la varita atravesada en la garganta. ¡Comprarum Continuum!

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3