Home Cómics Sandman vol.4 - Season of Mists

Sandman vol.4 - Season of Mists

Por el Cómics
Sandman vol.4 - Season of Mists

De los tres grandes arcos argumentales que tuvimos hasta el momento, éste seguramente sea el de mejor arranque, transcurso y final. Aquí terminamos por conocer al resto de los Eternos, incluso algo de Destrucción, su manera de relacionarse y de cómo se preparan para lo que vendrá, que no es poco.

Temporada de Nieblas abarca otros ocho números, comenzando por el #21. El primero de ellos vuelve a funcionar de prólogo, repitiéndose la fórmula de La Casa de Muñecas, pero esta vez de forma por demás satisfactoria.

Nuevas visiones asaltan a las Hécates, algo grande está por pasar y el inicio de todo se dará en el Jardín del Destino. Así que hacia allí se dirigen, ya sea para darle aviso o nomás para divertirse un poco. Es así como conocemos entonces al mayor de los Eternos, que decide convocar a un cónclave al resto de sus hermanos.

Sandman vol.4 - Season of Mists
Destino (junto a Muerte) convoca a Sueño al cónclave.

Gaiman aprovecha esta reunión para darnos por primera vez algunos detalles sobre cada miembro de la familia.

  • Destino
    Como ya mencioné, es el más viejo y el más alto de los Eternos. Se dice que es ciego y parece también el más sabio, "capaz de ver los intrincados patrones que siguen los seres vivos en su viaje a través del tiempo". Difícilmente abandone su jardín, más allá del tiempo y el espacio, y siempre lleva consigo un gran libro (de hecho está encadenado a él) donde parece estar detallado lo que fue y lo que vendrá.

  • Muerte
    No se nos da mucha información sobre ella, salvo que se cree que un día cada cien años adopta forma mortal y se mezcla entre la gente para así comprender mejor las vidas que toma (algo que podemos comprobar en la miniserie "Muerte: El Alto Coste de Vivir").

  • Sueño
    Tampoco aprendemos nada nuevo, ni falta que hace ya que lo venimos conociendo desde hace veinte números. Se nos confirma el especial apego que tiene con Muerte, y que luego de Destino parece ser el más responsable en su tarea.

  • Deseo
    El más atractivo de los Eternos, "verla (verlo) es amarla (amarlo)", es también el más peligroso, "muchas cosas en Deseo se comparan a un cuchillo". Deseo es todo lo que alguien pueda querer.

  • Desespero
    Descubrimos que es la melliza de Deseo. Fea, paciente y de pocas palabras. Se dice que vive detrás de cada espejo, observándonos.

  • Delirio
    Es la más joven de los Eternos. Su reino, aunque difícil de comprender, puede ser visitado por todos. Se nos cuenta que antes se llamó Delicia, pero una tragedia que desconocemos le hizo cambiar. Delirio parece no poder mantener el hilo de una conversación y nunca termina de decir las cosas del todo, lo que no quita que sepa bastante.

  • Destrucción
    No forma parte de la reunión, ya que desapareció hace tiempo por voluntad propia, bajo circunstancias que no nos son reveladas. Según Desespero, todos le echan de menos, aunque Deseo rápidamente se encargue de aclarar que ella no.

Probablemente sea una obviedad, de todas formas lo aclaro. En su idioma original, el nombre de cada Eterno comienza por la letra 'D': Destiny, Death, Dream, Destruction, Desire, Despair, Delirium (antes Delight).

Sandman vol.4 - Season of Mists
Deseo, Delirio y Desespero.

En el transcurso de la reunión, Sueño cae en la cuenta, previo manijazo de Deseo y Muerte, que se le pudo haber ido la mano con el castigo impuesto a Nada diez mil años atrás, luego que ésta se le negara por tercera vez, como pudimos ver en La Casa de Muñecas. Así que decide remediarlo y regresar al Infierno para liberarla de su condena, quedando así establecido el rumbo que tomará este nuevo arco.

Si eso ya de por sí parece ser una tarea difícil, hay que sumarle que las cosas con Lucifer no quedaron de la mejor manera la última vez que Morfeo fue al Infierno. Recordemos Preludios y Nocturnos, cuando siguió hasta allí al demonio que se había apropiado de su yelmo.

Los preparativos ocupan todo el #22, un número que mantiene el nivel del anterior y que a falta de Eternos, hace uso del gran elenco de secundarios que posee la serie: Lucien, el cuervo Matthew, Caín, Lyta Hall, Hob Gadling... y Lucifer. Cada personaje cuenta con su atractivo y acá tenemos seis de donde agarrarnos, claramente no podía fallar. Sueño emprende entonces un nuevo viaje del que tal vez no regrese.

Sandman vol.4 - Season of Mists
Lucifer reflecciona, Sueño escucha.

Ya en el Infierno, número #23, apenas entró vio que algo andaba mal (no como Manfredi, que cuando se dio cuenta ya era tarde... y le terminó gustando). Pero ni él ni nosotros podíamos imaginarnos tanto. El desarrollo y desenlace de esta historia son maravillosos y vale la pena que cada cual los descubra por sí mismo. Vale destacar que este cómic fue el desencadenante de toda una nueva serie regular: "Lucifer", escrita por Mike Carey y que al igual que Sandman se extendió por otros 75 números, no tan galardonada pero igual de recomendable (Nick e Hijo de Chuck no me dejan mentir, se los aseguro).

En cuanto a Nada, por el momento, nada de nada.

Durante el número #24 vemos cómo las noticias sobre los últimos acontecimentos en el Infierno se extienden rápidamente, y una multitud de representantes de diferentes lugares (Asgard, Cielo, Limbo, Orden, Caos, entre otros) han llegado hasta las puertas del Reino de los Sueños mostrándose interesados. Quizás ésta sea la historia más floja del volumen, pero no por mala, sino porque no sucede demasiado, salvo por la aparición de un nuevo puñado de secundarios que luego habrá que ver hasta qué punto de la serie llegarán.

Lo siguiente en el menú es nuevamente un unitario (y uno de los buenos) que si bien le da un respiro al argumento principal, no significa que no siga estando enmarcado dentro de los acontecimientos que hemos venido leyendo. Un antiguo colegio victoriano, sólo para niños, es el escenario de una nueva historia de terror, pero esta vez al estilo Beetlejuice, con más comedia que sobresaltos. Como resultado, este número nos deja nuevamente con un par de personajes secundarios (¿alguien está llevando la cuenta?) que trascenderán la serie, protagonizando miniseries propias y siendo invitados en otras tantas. ¿Otro punto a su favor? Está dibujado por Matt Wagner.

Sandman vol.4 - Season of Mists
La vida en el Colegio San Hilarion.

De vuelta en el Reino de los Sueños, los números #26 y #27 transcurren por completo dentro de sus dominios e incluyen un banquete para todos los comensales y un posterior concilio en donde el dueño de casa les hará saber la decisión tomada, que mantiene estrecha relación con los últimos acontecimentos vividos en el Infierno.

El banquete debe ser seguramente uno de los momentos más divertidos de la serie. Aquí podremos disfrutar entre otras cosas de un número mágico llevado adelante por Caín y Abel y de un Thor completamente borracho que se pone a cantarle a las invitadas barbaridades del estilo "mi martillo tiene un mango largo y duro", como para que ni siquiera necesiten ponerse a leer entre líneas. ¿Y quién es la servidumbre? Simples mortales a quienes Morfeo indujo a soñar con ese banquete, claro está.

Es también este número el que mantiene ciertos puntos de contacto con el DCU, encontrándole un nuevo sentido al especial "The Last Days of the Justice Society of America" (1986), una recordada historia post-Crisis en donde la DC eliminaba de la nueva continuidad a su primer grupo superheroico. Gaiman nos cuenta que dichos sucesos fueron obra de Odín, quien recreó un Ragnarok de bolsillo para así poder comprenderlo e intentar impedir el real.

El número final nos presenta un hermoso cierre para la historia de Nada y otro igual de gratificante para cierto personaje que ahora disfruta de un buen atardecer en las playas de Australia. En cuanto al Infierno, somos testigos de un cambio de paradigma que poco y nada afectará a demonios y condenados: "Seguiremos haciéndote daño y no lo lamentaremos. Pero ya no para castigarte, sino para redimirte", a eso le llamo yo un Infierno políticamente correcto.

Sandman vol.4 - Season of Mists
Sueño y Nada se reencuentran.

Por todo lo que sucede y la forma en que se desarrolla, sumado a los dibujos de Kelley Jones (vale aclarar que Mike Dringenberg es responsable del primer y último número), Temporada de Nieblas es un claro candidato a momento cumbre de toda la serie. Un infierno.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3