Home Cómics Sandman vol.8 - Worlds' End

Sandman vol.8 - Worlds' End

Por el Cómics
Sandman vol.8 - Worlds' End

Aprovechando una fuerte tormenta de realidades, Gaiman nos presenta una peculiar posada ubicada quién sabe dónde. Una vez dentro, a través de diversos relatos de sus ocupantes, aprovecha para explorar diferentes géneros narrativos. Sin descuidar en ningún momento la gran historia que nos ha venido contando.

La realidad se ha vuelto inestable. Esto sólo puede presagiar que un importante acontecimiento ha ocurrido, está por ocurrir, o ambas cosas a la vez. Mientras todo se dispone para el gran final, Gaiman aprovecha para presentarnos un nuevo impasse de números unitarios.

El Fin de los Mundos no sólo nos ofrece una serie de historias cortas, sino también de historias dentro de historias. Pero lo más destacable es que cada capa de esta cebolla literaria posee diferentes sabores narrativos. Todas unidas por un hilo conductor que es La Posada del Fin de los Mundos, un lugar que sólo encontraremos si tenemos mucha suerte y donde podremos permanecer mientras dure la tormenta.

Cada uno de estos seis números (#51 al #56) nos muestra primero una breve escena en el interior de la posada, donde podremos conocer a los personajes que llevarán adelante el volumen y obtener alguna pista de lo que está ocurriendo. Dichas escenas, todas genialmente retratadas por Bryan Talbot, son las que luego dan paso a una historia relatada por alguno de los presentes, para matar el tiempo mientras tanto. Nada que ya no se haya hecho en este tipo de reuniones improvisadas.

Sandman vol.8 - Worlds' End
Brant y Charlene llegan a La Posada del Fin de los Mundos.

La primera de las historias, contada por un hombre del que poco conocemos, es la más independiente en cuanto a los acontecimientos que han venido sucediendo a lo largo de la serie. Un cuento de suspense escrito en prosa con ilustraciones un tanto cartoonescas (a cargo de Alec Stevens) en el que el propio Gaiman menciona que intentó emular los típicos relatos lovecraftianos.

Robert, un aburrido oficinista, se ve de pronto sumido en el desconcierto, en medio de una ciudad que le es ajena y que no entiende cómo llegó. A partir de ese momento intentará desesperadamente buscar la manera de regresar a su vida. La historia no está mal, pero quizás lo más interesante del número no esté aquí sino en sus primeros momentos, donde se nos presenta a dos de los protagonistas de este arco (Brant y Charlene) y la manera en que dan con La Posada.

La segunda es contada por un personaje que ya hemos conocido anteriormente. Se trata de Cluracan, hermano de Nuala, un hada que Titania, reina de Faerie, le regaló a Morfeo como muestra de buena voluntad entre ambos reinos durante la Temporada de Nieblas. En esta oportunidad tenemos un cuento de capa y espada en donde se nos explica cómo el propio Cluracan llegó a parar a La Posada, tras una incursión espío-diplomática en Aurelia, un lejano reino fantástico-medieval.

La historia, que en los tiempos que corren uno no puede dejar de asociar con "Game of Thrones", nos habla de oscuros líderes y de una alianza entre varios reinos que Faerie intenta evitar. Su final mantiene algún cabo suelto acerca de Cluracan, Sueño y Nuala. Así que es de esperar que en un futuro sepamos más de ellos y, por qué no, de todo Faerie. El dibujo de John Watkiss, pero sobre todo el coloreado, es otro punto a su favor.

Sandman vol.8 - Worlds' End
La vida en alta mar.

En la tercera historia, relatada por un joven que se hace llamar Jim, reaparece Hob, aquel viejo amigo de Sueño que vimos por primera vez en La Casa de Muñecas. Esta vez se nos cuenta una aventura en alta mar, a bordo del Sea Witch, que en cierta medida recuerda a las viejas historias cortomaltesas.

Seguimos conociendo entonces nuevas etapas de la larga vida del señor Gadling, esta vez salpicadas con pequeños misterios y grandes monstruos marinos. Una historia que además de leerse muy rápido, cuenta con los dibujos de Michael Zulli, que bien vale la pena detenerse a mirarlos y volver más tarde para asegurarnos no perdernos de nada. La gloria hecha cómic.

La cuarta nos vuelve a servir de contacto con el clásico DCU, cada vez más distante. Un misterioso follower asiático del que nunca sabremos su nombre presenta un relato sobre Prez Rickard, un antiguo personaje de la editorial que en la década del 70 protagonizó su propia miniserie: "Prez: El Primer Presidente Adolescente". La historia mantiene la misma linea de aquella vieja miniserie y nos cuenta el ascenso y caída de Prez, un joven que se convierte en Presidente de Estados Unidos con tan sólo 19 años.

Si bien no se parecen en nada, este número me hizo recordar en parte a "Watchmen" por dos sencillas razones. La primera es que al igual que Doc. Manhattan antes de convertirse en Doc. Manhattan, Prez también trabaja como relojero antes de dar su salto a la fama, y el tiempo en sí es parte importante del relato. La segunda es el curioso parecido del Jefe Smiley, otro de los personajes más relevantes de esta historia, cuyo nombre ya lo dice todo, con el popular logotipo de la carita sonriente que ahora todos tenemos a dos teclas de distancia, :) (uno de los principales símbolos de la obra de Moore).

Sandman vol.8 - Worlds' End
Prez junto al Jefe Smiley.

La historia tiene cierto aire setentoso, perfectamente acompasado por el dibujo de Michael Allred. Y como todo lo que toca Gaiman se convierte en oro, el personaje tuvo un breve resurgimiento luego de la misma, en un unitario que llevó el nirvanesco título de "Prez: Smells Like Teen President", a cargo de Ed Brubaker y Eric Shanower.

Durante la quinta historia, contada por un tétrico personaje llamado Petrafax, caemos en la cuenta que tal vez estos relatos guarden más relación que la esperada sobre los sucesos que hemos venido viviendo. Se nos confirma con más detalle un breve pero interesante diálogo que tuvimos al pasar durante Vidas Breves, relacionado con Desespero y un hermano que ya no está. Da miedo pensarlo, pero los Eternos pueden ser destruídos, y de hecho parece que ya sucedió en algún punto del pasado.

Al ser ésta la historia que más relación guarda con los Eternos, creo que la convierte también en la más interesante, sumado a que su final nos deja con varias preguntas esperando ser respondidas. El dibujo de Shea Anton Pensa tampoco desentona.

En el último número cesan las historias y comienzan a surgir posibles respuestas sobre qué es en realidad La Posada y cuál es su cometido. Pero lo más importante ahora sucede fuera de ella. La tormenta ha terminado, sin embargo el mismo cielo parece anunciar que pronto tendremos un temporal aún mayor. La manera de comunicárnoslo es a través de una serie de páginas dobles (ilustradas por Gary Amaro) que como mínimo generan temblequeos de perita.

Sandman vol.8 - Worlds' End

Como ha venido sucediendo desde el comienzo de la serie, el final del volumen nos deja con personajes que regresan a sus vidas y otros que en cambio deciden emprender nuevos rumbos, quedándonos la espina de si volveremos a verlos en el futuro.

El Fin de los Mundos nos despide entonces con una extraña sensación de amargura... y muchísimas ganas de seguir leyendo.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3