Home Cómics Scalped vol. 4: The Gravel in Your Guts

Scalped vol. 4: The Gravel in Your Guts

Por el Cómics

Scalped vol. 4: The Gravel in Your GutsDash Bad Horse y Carol tendrán un momento de paz entre tanta decadencia y bailarán el rocanrol de los idiotas, en una historia de amor tan creíble como destinada al fracaso. Mientras tanto, Red Crow y Gina ven modificada su relación, por obvias razones.

Scalped vol. 4: The Gravel in Your Guts

Scalped vol. 4: The Gravel in Your GutsEl principal problema con Scalped es que su argumento y la narrativa son tan atrapantes, que la serie se lee como taponazo. Con el poco tiempo que tengo de lectura, me las he arreglado para terminar los cuatro primeros tomos en un pispás.

Este cuarto volumen, por ejemplo, comienza con una historia en dos partes que (hasta ahora) llega al punto más alto de la creación de Jason Aaron y R.M. Guéra. Irónicamente, Davide Furnò fue el encargado de dibujarlo.

Se trata de The Boudoir Stomp, dedicado a la relación entre el problemático Dash Bad Horse y su amor de la niñez, la hija del Tony Soprano de la reserva india, Carol.

Nos encontramos ante dos almas perdidas, dos seres humanos que desaprovecharon gran parte de su existencia y que en la actualidad pasan el día en empleos que odian, o que al menos tienen una atmósfera de trabajo desagradable.

Lo único que les queda es encontrarse, aun cuando tienen motivos de sobra para no hacerlo, y olvidarse por un rato de todo lo que pasa en el resto del mundo, sumergidos en una orgía de sexo y drogas.

Esta, señores, es una de las historias de amor (si se me permite la palabra) más auténticas y creíbles del mundo del cómic. Compleja y complicada como la vida misma. Por suerte, no todas las vidas incluyen intentos de suicidio, adicciones y familias completamente destrozadas.

Guéra vuelve para el resto de las historias del tomo, que tienen como pareja protagónica al jefe Red Crow y a Gina Bad Horse, gracias a la magia de los flashbacks y a una antigua costumbre de la tribu que habita la reserva Prairie Rose.

Red Crow, el joputa más grande del lugar (al menos hasta que llega un asiático manco), queda encargado de cuidar de una bolsita que contiene el alma de Gina. Durante un lapso de tiempo, tendrá que portarse bien si no quiere que el alma vague en pena por la Tierra.

Hay un tercer personaje sobre el que gira la acción, y es Dino Poor Bear, el jovencito desesperado por escapar de la reserva, que terminará metido en un mundo del que es muy difícil salir con vida.

Toda la tensión se liberará en una escena magnífica en la que el lector no puede hacer otra cosa que ponerse del lado de uno de estos seres despreciables, simplemente porque enfrente está uno muchísimo peor. Aaron nos entrega momentos de simpatía en cuentagotas, para volver a "decepcionarnos" pocas viñetas más tarde.

No parece haber almas redimibles en Prairie Rose. Excepto la de Gina, claro, pero alguien más tendrá que encargarse de cuidarla.

Scalped vol. 4: The Gravel in Your Guts

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3