Home Cómics Scalped vol. 5: High Lonesome

Scalped vol. 5: High Lonesome

Por el Cómics

Scalped vol. 5: High LonesomeCinco números que a primera vista son unitarios, pero que juntos siguen formando ese tapiz indio que se viene tejiendo en la reserva Prairie Rose desde el regreso de Dash Bad Horse. De eso se trata este tomo, con grandes dibujantes invitados.

Scalped vol. 5: High Lonesome

Scalped vol. 5: High LonesomeEl primer número de High Lonesome (tomo que contiene los números 25 a 29) está dedicado a un interesantísimo personaje que conoceremos a bordo de un bus, camino a la reserva india de Prairie Rose. Su nombre cambia todo el tiempo, porque se trata de un maestro del disfraz, decidido a hacerse unos dólares en el casino recién inaugurado.

En el universo de Scalped, y ayudados por el dibujo de R.M. Guéra, el hombre de las mil caras se transforma por completo (incluso cambiando el tono de su piel negra) para visitar varias veces las mesas de Blackjack y ganarle a la banca con la famosa estrategia de contar las cartas. Sabiendo que si alguno de los esbirros de Red Crow lo descubre, será boleta.

Cada noche, después de ganar o perder pequeñas fortunas, disfruta de la compañía de una de las trabajadoras del cabaret de la zona, a quien cuenta innumerables mentiras mientras escucha cada una de sus verdades.

Este personaje perfectamente podría ser un Christopher Chance descarriado, aquel protagonista del cómic Human Target que terminaba confundiendo las fronteras entre cada una de sus identidades. De dos cosas está seguro: quiere dinero y Dash Bad Horse le suena muy familiar...

Todo eso ocurre solamente en uno de los capítulos, hilado de maravillas por Jason Aaron, quien no tiene que envidiarles a los miembros del gran panteón de ingleses guionistas de cómics.

Después vendrán otros indeseables, empezando por Diesel Engine, quien está en prisión por lo ocurrido meses antes. En realidad la historia se centrará en su infancia, marcada por la frustración de no ser aceptado como indio (esa cabellera rubia no ayuda) y sus propios problemas en casa. Es muy difícil encontrar una familia funcional en Scalped.

Mucho menos la del agente del FBI Baylis Nitz, de quien descubriremos su relación con sus ex esposas y (ex) hijos, además de la verdadera razón por la que sufrió tanto la muerte de aquellos dos colegas "hace treinta y cinco años". Quedará claro que tampoco es un alma digna de volar hacia arriba.

Ambos números tienen el dibujo de artistas invitados: Diesel Engine vuelve a quedar en manos de Davide Furnò, mientras que Nitz es dibujado por el reconocido Francesco Francavilla. Nunca tanta maldad se vio tan bien.

Lo sigue un capítulo dedicado a Falls Down, el "policía bueno" de Prairie Rose, quien está investigando la muerte de Gina Bad Horse, y para eso se contactó con la persona que fue condenada por los mencionados crímenes del pasado. Aaron nos dará una respuesta definitiva sobre lo ocurrido aquella noche.

Por último, el hombre de las mil caras regresa para cerrar su historia, con un golpe al casino ayudado por Dashiell, que terminará con un poco de fortuna (te lo perdonamos, Jason Ex Machina) y nuestro imperfecto agente encubierto reconsiderando alguna cosita sobre su existencia.

Lo que domina a este tomo son los secretos. Todos los tenemos, pero los que se guardan en Prairie Rose son de los que contaminan por dentro y llevan a tomar malas decisiones. Está claro por qué los guardan: cada vez que conocimos uno de ellos, quien lo guardaba nos cayó aun peor.

Qué capacidad la de Jason Aaron de dejarnos pensando. Y de terminar colgando un cliffhanger en el ángulo, como de costumbre.

Scalped vol. 5: High Lonesome

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3