Home Cómics Seconds

Seconds

Por el Cómics

SecondsAños después de haber conquistado el mundo con las aventuras de Scott Pilgrim, el guionista y dibujante Bryan Lee O'Malley vuelve a la carga con una historia más pequeña, más introspectiva, con pinceladas de fantasía. El resultado final es una obra maestra.

Seconds

Diría "¡Bryan Lee O'Malley lo hizo de nuevo!", pero sinceramente no lo siento así. Por más que encuentro muchos elementos interesantes en la saga de Scott Pilgrim (el dibujo, la acción, el desenfado), jamás voy a entender la locura del protagonista por su Manic Pixie Dream Girl ni las cosas que hizo por ella. Así que, luego de leer Seconds, debo decir: "¡Bryan Lee O'Malley lo hizo!".

Seconds es una maravillosa novela gráfica, que consolida al autor como un gran contador de historias y que demuestra el poder del noveno arte en manos de alguien que sabe cómo utilizarlo. Ayudado por la popularidad del guionista y dibujante, no se extrañen que esta obra domine listas de preferencias y se lleve algún premio que otro.

La protagonista de esta historia es Katie, y su principal diferencia con Scott Pilgrim (además de venir a todo color desde su primera edición) es que se trata de una casi treintañera con problemas de la primera adultez. Con su buena dosis de caprichos, malas decisiones y pésimas decisiones, pero en un contexto que resuena de mejor manera con este lector/reseñador.

Katie se encuentra en un momento bisagra de su vida profesional: es la encargada de un restaurante, sin embargo no se conforma con eso. Ella está planeando su retiro de Seconds para abrir un nuevo local junto a un socio, cumpliendo el sueño de ser "la dueña" (Mirtha Legrand dixit).

Seconds

El atraso en las obras de Katie's aumenta los niveles de estrés de la protagonista, cuya vida privada dista de ser tranquila. Un hecho desafortunado la llevará a encontrarse con la otra mitad de esta historia, que es el componente mágico. En su cómic anterior, Bryan integraba elementos sobrenaturales a la trama y los personajes reaccionaban con naturalidad; aquí Katie habita un mundo con reglas parecidas a las nuestras, por lo que la presencia que aparece en su habitación le provoca un julepe de campeonato.

Esta presencia, de la que no daré más datos por respeto a quienes no leyeron Seconds, le dará a Katie las herramientas para corregir errores de su pasado. Esto planteará los típicos "Efectos Mariposa" con los que ella deberá lidiar mientras su vida se transforma en algo cada vez más desconocido.

La edición en tapa dura de unas 320 páginas se lee a buen ritmo, debido a la narración del autor, que mezcla elementos orientales y occidentales. Hay un muy divertido juego entre la voz narrativa y Katie, quienes suelen conversar entre ellos, dándole liviandad a una historia que tiene momentos oscuros, de esos que a todos nos pueden tocar.

Emociones reales con toques fantásticos y un dibujo que cierra el paquete con un moño, hacen de Seconds una joyita de la actualidad. Que Scott siga corriendo como un boludo atrás de Ramona, yo me quedo con Katie.

Seconds

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3