Home Cómics Sexcastle

Sexcastle

Por el Cómics

SexcastleEl creador de "The Legend of Ricky Thunder" está de regreso. En esta ocasión el homenaje no es a la lucha libre sino a las películas de acción de los años '80, con un asesino que intenta reconstruir su vida y, por suerte para nosotros, fracasa miserablemente.

Sexcastle

SexcastleEn 2013 conocí al guionista y dibujante de cómics Kyle Starks gracias a su proyecto de Kickstarter The Legend of Ricky Thunder. Esa obra contaba las aventuras del campeón de lucha libre del título, quien terminaba peleando por el futuro de toda la humanidad.

Tanto me gustó, que entrevisté al creador y allí nos adelantó lo que sería su siguiente trabajo: "Mi próximo proyecto, que con suerte empezaré muy pronto, será un homenaje a las películas americanas de acción de los ochenta. Estará repleta de frases típicas de los tipos recios, y grandes escenas de peleas. Es un trabajo que me tiene muy entusiasmado, realmente espero que la gente lo disfrute tanto como yo lo voy a disfrutar a la hora de crearlo".

Kyle no mentía, y meses más tarde llegó a la plataforma de financiación colectiva Sexcastle, la historia de uno de los mejores asesinos del mundo, quien busca abandonar su pasado... aunque su pasado, como ocurre en estos casos, no le hará las cosas tan fáciles.

Así nos vendía la idea (aunque no necesité ver el video para que me convenciera):

Por estos días llegó a mis manos la edición en papel del cómic, junto a otros goodies por los que había aportado, incluyendo un segundo librillo recopilando historias cortas a color, un coqueto marcalibros, la tarjeta personalizada de pertenencia a la Unión de Asesinos y un dibujo a pedido de Chuck Norris (para mi colección de dibujos de Chuck Norris... ya tengo tres).

Sexcastle

SexcastleVayamos a lo importante, que es la historieta propiamente dicha. Kyle Starks continúa evolucionando como artista integral de cómics, presentando una historia que cubre todos los clichés del género ochentero, como él mismo lo anticipaba, pero que no solamente es una "parodia", sino que puede ser disfrutada despojada de toda ironía.

Shane Sexcastle perteneció a una élite de poderosos asesinos, hasta que un hecho desafortunado lo condenó a prisión. Todo comienza cuando es liberado y busca reinsertarse en una sociedad en la que, seamos francos, nunca estuvo realmente insertado la primera vez. Desde su primer intercambio en libertad (con el presidente de los Estados Unidos, nada menos), nos daremos cuenta de que estamos frente a un rudo rudo rudo entre los rudos.

Sexcastle quiere ganarse la vida de forma honrada y no volver a matar, hasta que se encuentra con la mafia que controla el pueblito en el que vive. Algo que ocurre más o menos 15 minutos después de haber llegado ahí. ¡Pobres de ellos!

A partir de ese momento se sucederá una escalada de violencia durante unas 200 páginas, en las que Starks demostrará una y otra vez que lo suyo es coreografiar peleas (su amor por la lucha libre no fue en vano). Sin embargo, también se recibirá de guionista hecho y derecho, revelando misterios a buen ritmo y volviendo a sucesos ocurridos varias páginas atrás, demostrando que la simpleza que estamos contemplando está muy bien pensada. Su dibujo se nota más estilizado, en un estilo que podrá no ser merecedor de un título mainstream, pero que siempre es agradable de leer.

Habrá tiempo para un desfile de personajes que homenajean a las principales figuras de acción de los ochenta, pero sobre todo golpes, patadas, explosiones y rudeza en su estado más natural.

Sexcastle puede adquirirse (si es que no se agotó) en la tiendita de Kyle. Si naciste a principios de los ochenta o hubieras querido hacerlo, este cómic es para vos.

(EDIT: tanta suerte le dimos a Kyle, que firmó con Image y reeditó esta joya, así que pueden adquirirla por Amazon, por ComiXology o como se les ocurra. ¡Si hasta fue nominada al Eisner como Mejor Publicación de Humor!)

Sexcastle

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3