Home Cómics Stormwatch - Volumen 2

Stormwatch - Volumen 2

Por el Cómics
Stormwatch - Volumen 2

A finales de los 90, Warren Ellis comenzó a pulir una joyita que luego desembocó en uno de los grandes referentes del género superheroico: The Authority. Pero decir que Stormwatch fue sólo eso sería quedarse demasiado corto. Recordamos una etapa que, más allá de su progenie, ha logrado brillar merecidamente con luz propia.

El segundo volumen de Stormwatch podría definirse como un cómic de acción e intriga llevado adelante por poderosas organizaciones públicas, secretas y más secretas aún. Estamos frente a una de las mejores fórmulas que combinan varios grupos de superhéroes bajo un mismo título sin que en ningún momento haya personajes sobreexpuestos o desaprovechados, aquí cada uno tiene su razón de ser junto con sus momentos de gloria.

Stormwatch - Volumen 2

Pero Stormwatch no sólo es una gran lectura por sí misma sino que además es el antecedente directo de The Authority. Si leer The Authority es ya de por sí una experiencia única, hacerlo luego de Stormwatch le agrega una nueva dimensión que no hace más que reafirmar sus niveles de excelencia.

Un poco de historia

Stormwatch - Volumen 2Stormwatch fue creado a comienzos de los noventa por Jim Lee para su sello Wildstorm, imprint del sello comunitario Image. Los inicios de esta nueva editorial que intentaría desestabilizar a los grandes monstruos del cómic mainstream ya son más que conocidos. Si bien muchos de sus títulos partían de muy buenas ideas, aquí los argumentos no eran lo verdaderamente importante. Lo que mandaba en Image era la acción y los dibujos, llevando al extremo el concepto de que el cómic entra primero por los ojos y poniendo de moda el término "pochoclero".

Con ese panorama uno diría que cómics como Stormwatch no estaban destinados a perdurar en el tiempo. Seguramente el propio Lee también lo sabía, así que luego de unos cuantos números se puso en campaña para dejar las riendas de la serie en manos más capaces que ayudaran a mantenerla a flote. Es entonces cuando, tras una buena cantidad de números y un par de cambios de guionista, llega Warren Ellis para cambiarlo todo, en el número 37 del primer volumen, tras un conveniente magaevento ("Fire from Heaven") que le permite descartar viejos conceptos, agregar otros tantos y comenzar a elaborar una historia que trascenderá la colección y adquirirá tintes épicos.

Esa primera etapa de Ellis se extiende hasta el número 50 (julio de 1997), cuando la serie llega a su fin. Es allí donde el guionista sienta las bases de todo lo que vendrá después y que oficialmente comenzará unos meses más tarde, en el volumen que toca reseñar hoy. Cabe destacar que es a partir de este segundo volumen donde comienza su asociación con el genial Bryan Hitch y podemos presenciar las primeras pinceladas de lo que luego serían sus cómics de "acción widescreen".

Volviendo al cómic

Stormwatch es una moderna organización que responde ante la ONU y está preparada para impedir o resolver cualquier desbarajuste de escala mundial que pueda llegar a surgir. Hasta ahí la cosa no tiene nada demasiado llamativo, pero todo adquiere una nueva dimensión cuando conocemos a su equipo de campo, conformado por un grupo multicultural de superhumanos y todo un ejército de asesores detrás. Todos comandados por un personaje denominado Weatherman.

Al comienzo de la historia nos enteramos que el Weatherman actual es Jackson King, anterior lider de campo (nombre clave: Battalion) ascendido de cargo cuando Henry Bendix, el Weatherman original, enloqueció de la peor manera y fue expulsado y dado por muerto. A su lado está Christine Trelane, mano derecha y pareja de Jackson, también superhumana (Synergy), ahora encargada de descifrar los archivos de Bendix y conseguir ponerse al día en todos los aspectos de la organización. Veremos que la mayor parte de este volumen girará en torno a los secretos que escondía Bendix, con King tratando de enmendarlos y no volver a repetirlos.

Stormwatch - Volumen 2
Equipo de campo de Stormwatch: Flint, Winter, Fahrenheit, Hellstrike y Fuji.

Durante el primer arco ("Strange Weather", números 1 a 3) conocemos también al equipo de campo en plena acción, conformado por Winter (nuevo lider de equipo, un hombre capaz de absorber y canalizar todo tipo de energía), Flint (fémina que aporta invulnerabilidad, fuerza y precisión), Fuji (una forma gaseosa contenida dentro de un mecha con el potencial de convertirse cada cinco minutos en el hombre más feliz del mundo), Hellstrike (un poderoso ser hecho de plasma y capaz de volar) y Fahrenheit (dotada también de capacidad de vuelo además de poderes piroquinéticos). A través de este grupo Ellis no sólo comienza a exhibir los niveles de acción y violencia tan característicos de su obra, sino que también se despacha con algunos momentos muy divertidos que hacen a la historia muy llevadera.

Stormwatch - Volumen 2
Stormwatch Black: Jenny Sparks, Jack Hawksmoor y Swift.
En esta primera aventura vemos que, a pesar de su influencia, las cosas no son nada fáciles para el equipo y ya nos deja pensando si no será necesaria una autoridad superior que esté por fuera de toda barrera política y no necesite recurrir a formalidades burocráticas para poder impartir justicia.

Pero como no todo es lo que parece, Stormwatch también está preparada para llevar a cabo misiones fantasma, de esas que la ONU no tiene que autorizar ni por qué enterarse. A tales efectos es que existe la unidad Black, conformada por tres personajes que tendrán un peso más que considerable en el futuro próximo: Jenny Sparks (el espíritu del siglo 20), Jack Hawksmoor (el dios de las ciudades) y Swift (la cazadora alada). Resulta muy interesante ver cómo los mismos interactúan entre sí y con el resto de sus compañeros y superiores, más aún si tenemos en cuenta todo su posterior desarrollo en The Authority. Un dato interesante es que Swift es el único personaje no creado por Ellis que trascenderá la serie y será miembro fundador de dicho grupo... pero eso ya es adelantarnos demasiado.

En el segundo arco argumental ("A Finer World", números 4 a 6, su parecido con "World's Finest" no es casual) nos enteramos que existe además una unidad supersecreta (cuyos paralelismos con La Liga de la Justicia son más que evidentes) creada por el propio Bendix para cumplir sus oscuros designios. Tras una primera misión fallida, sólo dos de sus integrantes logran sobrevivir y permanecer ocultos en busca de justicia, concientes de que su superior los envió a una muerte segura. Sus nombres: Apollo (dios del sol) y Midnighter (portador nocturno de la guerra). Ahora será cuestión de Stormwatch hallarlos y hacer que jueguen para el bando correcto, mientras que mediante flashbacks asistimos a su origen y a los sucesos de aquella fatídica primera misión, en lo que se convierte para mi gusto en la mejor historia de este volumen.

Stormwatch - Volumen 2
Equipo secreto de Henry Bendix: Amaze, Lamplight, Apollo,
Midnighter, Crow Jane, Stalker e Impetus.
El tercer arco ("Bleed", números 7 a 9) va de sangrías y mundos paralelos e interrelaciona a Stormwatch con el resto del universo Wildstorm, presentándonos escenarios y personajes habituales de otras series como WildC.A.T.S o Gen13. Aquí veremos que algunas difíciles decisiones tomadas por King no sólo comienzan a resquebrajar al grupo sino que también influyen drásticamente en la manera de hacer frente a la próxima amenaza por venir y que será determinante en el destino final de éste. Cabe destacar que esta aventura resultó nominada para los Premios Eisner de 1999 como "Mejor Historia Serializada".

Los dos números finales (10 y 11) funcionan respectivamente como prólogo y epílogo del megaevento responsable de la disolución del grupo: el crossover intereditorial "WildC.A.T.S/Aliens" guionado por el propio Ellis. Como corolario, el mundo es salvado una vez más y la desaparición de Stormwatch deja entonces el campo libre para que la unidad Black, con Jenny Sparks a la cabeza, tome las riendas y comience una nueva era de vigilantismo por encima de la nefasta influencia del ser humano corriente.

Así termina el segundo volumen de Stormwatch, quedando todo pronto para que Ellis y Hitch se despachen a piacere con el que sería definido como el grupo de superhéroes más importante de los 90.

Un último apunte es que este segundo volumen no sólo comparte muchos elementos con su continuación lógica, The Authority, sino también con la otra gran creación de Ellis, Planetary. Así como los personajes y la acción seguirán desarrollándose en la primera de las series, la segunda heredará el aspecto más "Archivos X" de la historia brillantemente complementado con un sinnúmero de guiños relativos al mundo del cómic (continuando de esta manera al de La Liga de la Justicia aquí mencionado).

Es así que Stormwatch significó el punto de partida para todo un nuevo universo creado por Warren Ellis. Universo que en varias oportunidades le trajo el reconocimiento del público y la crítica. Pero más allá de eso, este segundo volumen es una lectura que nunca baja de excelente y que brilla por sí misma independientemente de todo lo que luego trajo aparejado.

Actualmente la DC ha recuperado al grupo — al menos su nombre — luego de su reboot y la aparición de los Nuevos 52... pero eso ya es otra historia.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3