Home Cómics The Umbrella Academy: Los Excéntricos Hargreeves

The Umbrella Academy: Los Excéntricos Hargreeves

Por el Cómics

The Umbrella Academy: Los Excéntricos HargreevesEl cantante de My Chemical Romance decidió escribir un cómic de superhéroes y sorprendió a unos cuantos por la calidad del producto final. Con toques de Wes Anderson y Grant Morrison, cuenta la historia de un grupo con poderes especiales y conflictos bien humanos.

The Umbrella Academy: Los Excéntricos Hargreeves

"The Umbrella Academy - Apocalypse Suite" es un cómic escrito por Gerard Way, el cantante de My Chemical Romance. Pero créanme que este dato no interesa en lo más mínimo, porque la historia parece estar escrita por un veterano del arte secuencial.

The Umbrella Academy: Los Excéntricos HargreevesEn la miniserie se relatan las aventuras de un puñado de hermanos superdotados, que deciden volver a la casa de su infancia debido al estado de salud de su misántropo padre. Y si les suena, es porque es la misma premisa que "Los Excéntricos Tenenbaum", de Wes Anderson. Además de que Anderson y Way parecen amar por igual a la tipografía Futura.

No es la única referencia que aparece en el cómic, aunque otras no son tan evidentes. Hay cierto tufillo morrisoniano en la forma que la narración "se saltea" datos e información relevante, que aparecerá más tarde o nunca lo hará. También hay una súper melancolía que remite a la Doom Patrol (Morrison was here).

Es que los "hermanos" de TUA-AS son los hijos adoptivos de un científico que tiene una cara oculta, nacidos en la misma época y dotados de poderes especiales (¿Rising Stars?).

Estas habilidades siguen parámetros clásicos, así que tenemos una suerte de forzudo (00.01), un vigilante (00.02), la que hace hechizos con sus palabras (00.03), el que habla con los muertos (00.04), el que viaja en el tiempo (00.05), el monstruoso (00.06) y la que no parece tener poderes (00.07). Si hasta son el número mágico de cualquier grupo de héroes que se precie de tal.

Leyendo estas apreciaciones alguien podría pensar que la historieta no es más que un pastiche armado a las apuradas, pero no es así. La obra es única y aprovecha las posibilidades del medio, al tiempo que demuestra el amor del guionista por el mismo.

Cada hermano tiene una capacidad bien diferenciada y en su conjunto forman un supergrupo tan interesante como conflictivo. Y la "gran historia" de esta miniserie no es más que una anécdota para mostrar los roces que existen entre miembros de una familia mucho más "normal" de lo que aparenta a simple vista.

Y hablando de apariencias, el dibujo de Gabriel Bá junto a los colores de Dave Stewart le dan ese toque de melancolía vertiginosa que premia a los ojos de quienes tienen el libro entre sus manos.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3