Home Cómics Thief of Thieves vols. 1 y 2

Thief of Thieves vols. 1 y 2

Por el Cómics

Thief of Thieves vols. 1 y 2Conrad Paulson no es George Clooney en "Ocean's Eleven" pero podría serlo. Uno de los mejores ladrones del mundo, decide retirarse debido al costo que su carrera le ocasionó a su familia. Claro que retirarse podría costarle a su familia muchísimo más.

Thief of Thieves vols. 1 y 2

Thief of Thieves vols. 1 y 2Robert Kirkman necesita mucho tiempo para contar los millones de dólares que llegan en camiones de caudales cada día a su hogar, debido al éxito de The Walking Dead. Fue por eso que, al encontrar una nueva idea para un cómic, decidió utilizar su experiencia en la televisión y tener a guionistas trabajando para él.

Así creó Thief of Thieves, una historia con tintes de Ocean's Eleven pero algo más oscura (sin perder la diversión), a la que comencé a seguir de manera digital, luego abandoné y más tarde encontré los dos primeros tomos a 5 dólares cada uno recorriendo la NYCC.

En estos 13 primeros números conocemos la historia de Conrad Paulson, el Frank Sinatra de los chorros, no porque cante bien sino porque es el uno en lo suyo. Nos encontramos con él en un momento impensado de su carrera: Conrad decide renunciar a su vida de crimen. Por suerte disfrutaremos de sus andanzas mediante flashbacks... y algo me dice que sus colegas no aceptarán tan fácilmente su cambio de parecer.

El talento de Kirkman está presente por una sencilla razón: cuando terminé de leer los dos tomos me enteré que cada uno de ellos tenía un guionista diferente. El primero había estado en manos del talentoso Nick Spencer, mientras que el segundo corrió por cuenta de James Asmus, el mismo de la nueva Quantum & Woody y unos cuantos cómics de los X-Men, pero a quien no tenía el gusto de haber leído.

Thief of Thieves vols. 1 y 2No es solamente que ambos arcos tengan la misma voz, sino que prácticamente se cuenta una sola historia, la de Conrad y sus colegas (y su familia), que además promete continuar más allá de estos trece números. El tercer arco, que ya llegó a mi hogar y será leído en breve, tiene a Andy Diggle como timonel.

Algo que también contribuye a esa unidad, es el dibujo del siempre eficaz Shawn Martinbrough, a quien sigo desde el Detective Comics de Greg Rucka, cuando lo coloreaban con una paleta limitada (no quedaba mal). Aquí sigue demostrándose perfecto para las historias de crimen y acción, con una salvedad que me cascó un poquito los cojones: el hijo de Conrad parece que tuviera la misma edad que él. Debería ser un joven pero parece un adulto que, debido a la crisis de los 40, empezó a vestirse como un péndex.

Traiciones, choreos, persecuciones y balaceras son los condimentos de una historia bien contada, que te deja con ganas de seguir leyendo. No tendré que esperar mucho.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3