Home Juegos The Simpsons: Tapped Out

The Simpsons: Tapped Out

Por el Juegos

The Simpsons: Tapped OutCon una tableta se pueden hacer maravillas... o eso dicen. En mi caso, ha servido para zambullirme en el mundo de los cómics digitales legales y para convertirme en el arquitecto tirano de mi propia ciudad de Springfield, gracias a esta popular aplicación.

The Simpsons: Tapped Out

Lo mío no son los juegos. Fuera de la computadora me atraen poco, excepto aquellos que sirven para medir cuánto conocimiento inservible tengo en el marote (demasiado). Dentro, existen tipos de juegos que me gustan, como las aventuras gráficas, pero no tengo tiempo y paciencia para dedicarles.

Había incursionado en el género conocido (por mí) como juegos "de la granjita" con uno de Los Pitufos que apareció hace unos años en Facebook. Estuve enganchado un tiempo, pero el excesivo componente "social" de "pedirle X cosa a Y amigos para completar la misión Z" me terminó aburriendo.

Recaí gracias a The Simpsons: Tapped Out, rebautizado Los Simpson: Springfield en su versión en español. Una granjita especial, ya que el objetivo o la excusa es reconstruir la ciudad más amarilla del mundo (lo siento, Pekín) y hacer que sus habitantes vuelvan a vivir en ella.

No necesito aclarar que el culpable de la destrucción es uno de los holgazanes del sector 7G.

El mecanismo es sencillo. Comenzamos con un terreno pequeño y un par de edificios, y con el correr de los niveles (que se superan al completar misiones) aparecen nuevos edificios y personajes, nuevas misiones y renovada diversión.

Uno puede tener "amigos" en el juego y visitar sus "granjitas", pero salvo en contadas ocasiones esto es innecesario y poco productivo. La gente de EA realiza algunos "eventos" anuales (y dale con las comillas), como el Día del Garrote, Halloween o la temporada navideña. Por algunas semanas, pueden obtenerse premios especiales y la visita a los amigos es fundamental.

Con cada actualización llegan nuevas decoraciones e incluso puede ocurrir que las casas que ya tenemos cambien al verse tapadas por la nieve.

Como el juego es furor para la compañía y los usuarios siempre piden más, después de algunos meses se amplió el mapa de Springfield hacia la costa, con la posibilidad de crear un muelle repleto de nuevos comercios. Otra ampliación, más polémica ya que agrega un segundo mapa independiente, fue la de Krustyland y sus atracciones.

Es importante destacar que este es un juego de los conocidos como freemium, es decir que puede jugarse sin poner un peso, pero la idea de sus realizadores es que no sea así. En mi experiencia personal, es interesante de ambas formas, y no me avergüenza decir que realicé algún pago para la adquisición de rosquillas (la moneda para comprar objetos premium). De nuevo: no es necesario y son numerosos los ítems que se consiguen con dinero común, del que se recauda mientras uno juega.

La recaudación, siempre a base de dedazos, consiste en poner a trabajar a los personajes o recoger el dinero que la mayoría de las edificaciones aporta a la ciudad a intervalos regulares.

Si les gusta esta clase de juegos o los seres creados por Matt Groening, los invito a instalarse esta aplicación, disponible tanto para Android como para iOS. Eso sí, si sirve para despertar el instinto adictivo que muchos ya llevan dentro, no vengan a buscarme a mí. Y ese dedo del medio úsenlo sólo para apretar a Homero.

The Simpsons: Tapped Out

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3