Home Libros A Load of Hooey

A Load of Hooey

Por el Libros

A Load of HooeyDespués de hacer historia en el mundo de la televisión, Bob Odenkirk demostró que su humor poco convencional también funciona en el papel, con una recopilación de reflexiones y experimentos literarios de rápido consumo y necesaria relectura.

A Load of HooeyMi wish list de Amazon se comporta de similar modo que una Hidra; cada vez que me encargo algún libro o cómic, tres o cuatro aparecen para ocupar su lugar. Esto hace que algunos títulos ya sean parte del decorado, cada vez que tengo ganas de llenar de letras y dibujos mi carrito de compras.

Quizás porque en los últimos tiempos estuve privilegiando a aquellas historias que continúan una colección (el mes pasado me llegaron tres cómics que, casualmente, eran cada uno el Volumen 11), un libro estaba siendo ignorado con toda la injusticia del mundo.

Por esas casualidades, un amigo que en esta misma página gusta hablar de cine de terror y figuras coleccionables, me prestó A Load of Hooey y lo devoré tan rápido como él lo había vaticinado. Ahora puedo hablar con conocimiento de causa.

Bob Odenkirk es uno de mis artistas favoritos. Entre sus roles menos visibles se encuentran los de guionista de Saturday Night Live y Late Night with Conan O’Brien, pero seguramente lo tengan de cara, si estuvieron mirando televisión en los últimos años.

Como actor, interpretó al abogado Saul Goodman en ese drama increíble, adictivo y muy recomendable llamado Better Call Saul (Breaking Bad tampoco está mal). También tuvo un hermoso papel en la primera temporada de Fargo, la serie que True Detective hubiera querido ser (¿ya podemos decirlo o todavía no han abierto los ojos?).

Quienes hayan explorado más por el mundo de la comedia, sabrán que él y David Cross (Tobias en Arrested Development) crearon Mr. Show, programa de sketches que constantemente es catalogado como "el Monty Python estadounidense". Y al menos yo no voy a negar esta afirmación. Los fans sabrán que Netflix reunió a esta dupla creativa en la brevísima W/ Bob and David.

Volvamos al libro, editado por McSweeney's y asequible a través de Internet. En unas 140 páginas, Odenkirk nos entrega prosa y poesía en segmentos de entre dos y tres páginas (Full disclosure: el autor de esta reseña también se inclina por los textos cortos, aunque de una calidad que roza lo lamentable).

Casi se puede escuchar la voz del autor en cada entrega, la mayoría en forma de ensayo, aunque también nos deleite con pequeños discursos, pequeños guiones de situaciones humorísticas, anécdotas ficticias y hasta la historieta de un anciano que confiesa su homosexualidad a la familia.

Hay temáticas arriesgadas pero en ningún momento Odenkirk se acerca al "humor espantaviejas", sino que a lo sumo parecerá un playboy contando un chiste de humor negro en una reunión social. De cualquier manera, hay dardos a la clase política, la religión y otros monigotes que suelen sacar número para ser atacados.

Martin Luther King da uno de los peores discursos de la historia, Hitler cena con un compañero de la universidad, el narrador explica cómo ejercita cada uno de sus abdominales o nos trae su versión del "Si volviera a vivir...". Cada unidad nos deja dando vueltas entre el absurdo, el humor y una combinación de ambos.

Se lee en un par de horas, pero (o quizás por eso mismo) promete una o más relecturas, ya fuera de orden y admirando detalles como los dibujos de Tony Millionaire o las citas estiradas con las que Bob separa algunas historias.

La edición termina de poner un moño a la obra, con tapa dura y detalles de fotografía y diseño que demuestran el interés del autor y los suyos por presentar un libro redondito, que si fuera más largo sería redondo. Muy recomendable.

A Load of Hooey

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3