Home Libros El rey bárbaro

El rey bárbaro

Por el Libros

El rey bárbaroConan el Bárbaro. Conan de Cimeria. Conan de Aquilonia. Conan de las Islas. Conan: vagabundo, mercenario, rey y leyenda, es el bárbaro más famoso de la historia de la ficción y la definición por antonomasia del género de “espada y brujería”. ¡Conocelo a continuación, por Crom!

El rey bárbaroLa década del 30 fue una etapa de florecimiento para la literatura pulp. Robert E. Howard, un joven escritor estadounidense, autor de una serie de relatos sobre Kull el Conquistador y Bran Mak Morn, entre otros personajes, publicó en 1931 un relato que introducía por primera vez a Conan al circuito literario de la época. Conan, un bárbaro de pelo negro y melancólicos ojos azules, adorador de una deidad llamada Crom, tuvo su primera aventura publicada en el relato “People of the Dark”. El mismo apareció en la revista “Strange Tales of Mystery and Terror”, publicación que se caracterizaba, precisamente, por reunir las mejores propuestas de la literatura pulp.

A partir del éxito relativo del relato, Howard cambiaría al protagonista de otra de sus historias, Kull el Conquistador, por el bárbaro cimeriano. Así nacería “The Phoenix on the Sword”, que sería enviado por Howard para su publicación en otra de las revistas más importantes de la época, “Weird Tales”. Esta "magazine" era una verdadera leyenda de la literatura pulp, ya que allí publicaron historias autores de la talla de H.P. Lovecraft (del quien Howard era amigote), Clark Ashton Smith, Robert Bloch y Teneesee Williams, entre otros.

La calidad de las historia y su éxito llevaron al editor de la publicación a sugerirle a Robert que escribiese más sobre el personaje y de aquí todo fue camino de ida. En los próximos años Howard delimitaría las características de la era mítica en la que se desarrollaban las aventuras del bárbaro (la Edad Hiboria), escribiendo un ensayo que serviría de base para desarrollar un complejo panorama histórico-cultural en un mundo ubicado entre el hundimiento de la Atlántida y las migraciones de los Arios, una época plagada de brujos, guerreros, demonios, dioses enloquecidos y vírgenes voluptuosas con tendencias a la moda basada en los velos transparentes.

El rey bárbaroHoward murió en 1936; tenía una relación entrañable con su madre, quien agonizaba de tuberculosis, por lo que decidió quitarse la vida. Al momento de su muerte llevaba escritos unos 20 relatos centrados en el bárbaro. Recién 40 años después, bajo la tutela y supervisión de L. Sprague De Camp y Lin Carter, se realizaría el primer intento de publicar la obra de Howard centrada en Conan en forma revisada, pulida y unificada. La mayoría de estos relatos ya se habían podido leer en Weird Tales y para quien guste llevar la cuenta de qué cosa vio a la luz en qué año, el listado es más o menos el siguiente:

  • The Phoenix on the Sword (1932)
  • The Tower of the Elephant (1933)
  • The Scarlet Citadel (1933)
  • Queen of the Black Coast (1934)
  • Black Colossus (1933)
  • Shadows in the Moonlight (1934)
  • The Slithering Shadow (1933)
  • The Pool of the Black One (1933)
  • Rogues in the House (1934)
  • The Devil in Iron (1934)
  • The People of the Black Circle (1934)
  • A Witch Shall Be Born (1934)
  • The Servants of Bit-Yakin (1935)
  • Shadows in Zamboula (1935)
  • Beyond the Black River (1935)

Howard también vio la publicación de una novela de Conan, “The Hour of the Dragon”, en 1935. De todas formas, su temprana y trágica muerte llevó a que unos cuantos relatos vieran la luz luego del fallecimiento del tejano:

  • The Frost-Giant’s Daughter (1976)
  • The God in the Bowl (1975)
  • The Vale of Lost Women (1967)
  • The Black Stranger (1953)
  • Red Nails (1936)

El rey bárbaroPara quien esté interesado en adquirir las novelas de Conan, que no son más que estos mismos relatos que mencionamos secuenciados cronológicamente y revisados por De Camp y Carter, el orden en que deberían leerlas es este (me remito a las publicaciones de la editorial española Forum, si las buscan por La Factoría de Ideas el orden es distinto y por otros lados pueden encontrar un orden diferente):

  • Conan, origen de una leyenda
  • Conan El Cimerio
  • Conan El Pirata
  • Conan El Vagabundo
  • Conan El Aventurero
  • Conan El Bucanero
  • Conan El Guerrero
  • Conan El Usurpador
  • Conan El Conquistador
  • Conan El Vengador
  • Conan De Aquilonia
  • Conan De las Islas

¿QUIÉN ES CONAN?

Conan es un personaje interesantísimo, mucho más tridimensional que lo representado en las apenas aceptables versiones fílmicas. La descripción del bárbaro en “The Phoenix on the Sword” no podría ser más poética:

"Hither came Conan, the Cimmerian, black-haired, sullen-eyed, sword in hand, a thief, a reaver, a slayer, with gigantic melancholies and gigantic mirth, to tread the jeweled thrones of the Earth under his sandalled feet."

(“Aquí llegó Conan, el cimerio, de cabello oscuro, ojos hoscos, espada en mano, un ladrón, un saqueador, un asesino, con melancolías gigantes y alegría gigante, para pisotear los tronos enjoyados de la Tierra bajo sus sandalias”.)

El rey bárbaroConan nació en una nación del norte llamada Cimeria y a sus tiernos quince añitos era un guerrero consumado y respetado, que había participado en el ataque a una fortaleza de vanguardia de Aquilonia en tierras cimerias. Un dato importante a aclarar es que cada civilización de la Edad Hiboria está basada en pueblos reales de nuestro mundo, a modo de establecer el “pasado mítico” de estas naciones: de esta forma, los vanir y aesir serían antepasados de las tribus germánicas, los brithunos de los bretones-galeses, los estigios los antepasados de los egipcios, y en el caso concreto de los cimerios, los celtas.

Conan, a raíz de su herencia racial, era un espécimen humano intimidante: más de dos metros de altura, extremadamente musculoso y con una fuerza de voluntad y física que rayaba en lo sobrehumano, además de ser un maestro de incontables formas de combate a distancia y cuerpo a cuerpo. En sus vagabundeos por los reinos hibóreos, Conan fue consecutivamente gladiador, ladrón (su habilidad para apropiarse de lo ajeno y gastarlo en bacanales era legendaria), mercenario (en distintas naciones y para distintos jefes), pirata (el azote de varias costas), usurpador (en el caso del reino de Aquilonia) y posteriormente, rey (no arruino nada de la historia porque desde el inicio de sus relatos se anuncia el destino final de Conan).

El rey bárbaroSus vagabundeos lo llevaron desde las arenas cargadas de brujería de Estigia, de donde proviene uno de sus enemigos principales, Thulsa Doom, hasta las praderas de Shem, las ciudades fortificadas de Hircania y Turania y las estepas heladas del norte. Espada o hacha en mano, con una capacidad increíble para enamorar a las damas más diversas y olvidarse de ellas de relato en relato (salvo en el caso de Sonja la Roja, la guerrera que conquistó su corazón, y Zenobia, su futura reina y esposa), Conan arrasó a fuerza de acero, sangre y carisma incontables reinos y déspotas, siendo la libertad absoluta su norte más firme. Conan asentó cabeza en su madurez, cosa que no le impidió seguir siendo un guerrero consumado en cada decisión que tomaba y cada escapada aventurera que se permitía.

A lo largo de su vida, Conan enfrentó a demonios, entidades chthuloides (recordemos la amistad de Howard con Lovecraft, que implicó que el tejano participara en algún relato de los mitos, así como la introducción de algún bichejo relacionado con los dioses antiguos en las historias del cimerio), hechiceros, caníbales, forajidos y una galería de lo más variada de guerreros.

El rey bárbaroNadie podía resistirse a la fuerza de la espada de Conan o a su carisma avasallante, lo que lo convirtió en leyenda inmortal. Un bárbaro con corazón de fuego, que más allá de su insuperable habilidad marcial, luchaba tanto con su brazo como con su agudo intelecto, poblando sus acciones con su sentido del humor explosivo que lo llevaba a infundir miedo en el corazón de sus enemigos y confianza absoluta en el pecho de sus aliados.

De todas formas, como siempre, la mejor forma de conocer un personaje es a través de sus propias palabras:

“He conocido muchos dioses. Quien niegue su existencia está tan ciego como el que confía en ellos con una fe desmesurada. Yo no busco nada después de la muerte. Puede que exista la oscuridad de la que hablan los escépticos nemedios, o el reino helado y nebuloso de Crom, o las llanuras nevadas o los grandes salones de piedra del Valhalla de los habitantes de Nordheim. No lo sé, ni me importa. Que me dejen vivir intensamente mientras viva; quiero saborear el rico jugo de la carne roja y sentir el sabor ácido del vino en mi paladar, gozar del cálido abrazo de una mujer y de la jubilosa locura de la batalla cuando llamean las azules hojas de acero; eso me basta para ser feliz. Que los maestros, los sacerdotes y los filósofos reflexionen acerca de la realidad y la ilusión.“

CONAN Y LOS CÓMICS

El rey bárbaroHoward escribió relatos adrenalínicos, cargados de aventura y acción. Sus descripciones nunca se interponen ante el ritmo frenético de una narración que lleva al lector por los distintos estadios de la vida del guerrero cimerio, sin pausa ni tregua. Era esperable, como efectivamente ocurrió, que el noveno arte le dedicara un lugar de importancia al bárbaro más famoso de la ficción.

Ya desde la década del ’70 tenemos adaptaciones del personaje a formato cómic, cuestión de la cual se encargaron principalmente Marvel y Dark Horse. Marvel publicó entre la década del ’70 y los primeros años de la de los '90 “Conan el Bárbaro” y “La Espada Salvaje de Conan”, y Dark Horse empezó a encargarse de las historias del cimerio a partir de 2003, publicando, en forma simultánea con creaciones propias, reediciones en trade paperback de los arcos argumentales clásicos de Marvel.

Un dato anecdótico que desconocía con anterior a la realización de este informe: parecería ser que Barack Obama es un fanático de las historias del cimerio en formato cómic, al punto de ser coleccionista de los mismos.

CONAN Y EL CINE

El rey bárbaroPor supuesto, el cine no podía dejar de encargarse de un personaje tan jugoso. La televisión también adaptó las historias de Howard (siendo generoso con el uso del verbo “adaptar”), pero cuanto menos se diga del tema, mejor. En general, si hablamos de “Conan el Bárbaro”, el lego promedio piensa inmediatamente en Arnold “Governator” Schwarzenegger. Las películas de Conan estrenadas a la fecha, “Conan the Barbarian” y “Conan the Destroyer”, fueron producidas por Dino y Rafaella De Laurentis.

Estas producciones son aceptables en tanto aventuras basadas en el personaje, pero elementos importantísimos de la historia y carácter del personaje se vieron perdidos en la inexpresividad absoluta del austríaco nacionalizado estadounidense, incapaz de esbozar el más mínimo gesto. El paralelo físico es también poco adecuado, ya que Schwarzenegger es muchísimo más petiso y su corpulencia es muy distinta a la del bárbaro en los relatos de Howard.

Sin embargo, las películas son un divertimento interesante, poco relacionado con su contraparte en las novelas, pero adecuadas al fin. Un párrafo aparte merecen las absolutamente maravillosas bandas de sonido a cargo de Basil Poleidouris, recomendables en extremo si logran conseguirlas (por suerte Rafaella convenció a Dino de no decantarse por un soundtrack más modernoso al estilo rock, inclinándose por algo de corte más clásico y bombástico).

Otro dato curioso: existe una tercera película, “Red Sonja”, ambientada en la Edad Hiboria y con Brigitte Nielsen como Sonja,un personaje secundario de las historias de Conan. En esta película aparece nuevamente Arnold Schwarzenegger, aunque curiosamente no interpreta el papel de Conan, sino el de un guerrero hircanio. De todas formas, el resultado final permite olvidar esta película sin demasiada pena (lo que equivale a decir: es espantosa, no se molesten en  mirarla o van a terminar teniendo pesadillas con la misma, como un servidor).

El rey bárbaro2011 verá el estreno de una reinterpretación de la historia con Jason “Khal Drogo” Momoa en el papel principal, en una decisión que de arranque parece muchísimo más acertada a la hora de asegurar al menos la apariencia física adecuada. Momoa, además, es un buen actor, capaz de dotar al cimerio, o al menos así lo espero, de la emoción y carisma necesario. Los pocos trailers emitidos de la película ya muestran un respeto mucho mayor por el material original, por lo que esperamos que el estreno de esta nueva versión revitalice la visión sobre las historias de Howard y potencialmente acerque a algún curioso a su obra.

Hasta aquí, entonces, nuestro recorrido por la vida del cimerio. Los exhorto a conseguir las historias del cimerio y regalarse algunas de las mejores historias conseguibles de espada y brujería, con el espíritu pulp que definió maravillosamente a una época.

¡Por Crom!

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3