Home Libros Reseña: A Dance with Dragons

Reseña: A Dance with Dragons

Por el Libros

Reseña: A Dance with DragonsEl quinto libro de la saga A Song of Ice and Fire continúa, en gran nivel, las historias de personajes imperfectos creados por George R.R. Martin y su lucha por el poder. El problema es que uno se pone al día con los libros... y ahora solamente queda esperar.

Reseña: A Dance with Dragons

Reseña: A Dance with DragonsDespués de una lectura intensiva (que no veloz) de la saga A Song of Ice and Fire, llegué a ponerme al día, y de esa manera leer "A Dance with Dragons", el quinto libro de George R.R. Martin, al mismo tiempo que miles de seguidores que se engancharon con la historia allá por 1996.

Antes de comentar (sin spoilers, como de costumbre) el libro propiamente dicho, cabe señalar que me siento como aquél que descubrió una buena serie de televisión en su tercera temporada, y luego de mirar las dos primeras de corrido llega al punto en que tiene que esperar una semana entre cada episodio. Salvo que esa "semana" puede ser de entre tres y seis años.

Valdrá la pena la espera, y agradezco que mientras tanto podré entrar a los wiki de la saga para refrescar algunos datos, ahora que todos saben más o menos lo mismo que yo (antes temía hacerlo). Y si vale la pena es porque Martin sigue siendo un maestro en lo suyo.

Quizás en el más esperado de sus volúmenes (dada la popularidad que le sumó la serie televisiva de HBO), el autor no traiciona su estilo narrativo y continúa la larguísima partida de ajedrez (o cyvasse) que ya lleva más de quince años.

El libro anterior se había dedicado a un grupo de personajes, agrupados geográficamente, y aquí uno se entera de lo que pasó con el resto. Aquellos que vienen siguiendo la historia, tuvieron que esperar más de una década (entre el 3º y el 5º) para averiguar el paradero de algunos protagonistas.

Esta decisión tomada por Martin cuando se encontró con una historia demasiado larga a la hora de publicar el cuarto libro, hace que este ejemplar tenga los mismos defectos que "A Feast for Crows": es posible que se dediquen demasiadas páginas a alguna subtrama que no le interese al lector.

Una característica de la serie es que cada capítulo está contado desde el punto de vista de un personaje; no es el narrador, pero el narrador sólo cuenta lo que este personaje ve o sabe. Así, la muerte del personaje punto-de-vista significa que un capítulo termina en ese instante. Sin embargo, Martin abusó del recurso de terminar capítulos con la supuesta muerte del personaje p-d-v, y esto crea cierta desconfianza en el lector a la hora de aceptar algunos decesos.

En este quinto libro seremos testigos de un nuevo ingrediente en el puchero de poderes en Westeros y las Ciudades Libres, y por momentos parece una edición guerrera del Juego de las Citas en dirección Este. A diferencia de otros volúmenes, no hay (a mi torpe criterio) una gran cantidad de escenas "memorables". Sí de grandes escenas y conversaciones interesantes, pero esas caídas de mandíbula que Martin realiza con tanta calidad, no abundan.

Con todo, A Song of Ice and Fire sigue siendo un megadrama atrapante y muy bien escrito. Ahora resta esperar, por primera vez, las noticias del lanzamiento de un nuevo libro, que con seguridad tarde algunos años.

Apurate, Martin.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3