Home Libros Reseña: El traje del muerto

Reseña: El traje del muerto

Por el Libros

Reseña: El traje del muertoUn veterano metalero compra un traje, sabiendo que viene con un fantasma. No se trata de Gasparín, sino de un viejo bastante jodido que intentará acabar con su vida. Joe Hill hizo su debut como novelista en esta obra que por momentos se repite y al final remata de muy buena manera.

Reseña: El traje del muertoSi tardé en terminar de leer Cuernos (reseña aquí) fue porque pocas páginas antes de terminarlo, tuve que viajar al hemisferio norte. Pero volví y devoré lo que quedaba de la novela (que no era tan poco o hubiera hecho un esfuerzo por liquidarlo, pero ustedes me entienden).

Así que, como aquel melómano (no lo soy) que termina de escuchar un disco que le encantó y sale a conseguir la discografía de esa banda, caminé los pocos pasos que me separan de un conocido centro comercial y me hice de El traje del muerto, primera novela de Joe Hill. El hijo de Stephen King, pero ya ha hecho suficiente como para ser conocido por su nombre.

Por una vez concentrémonos en el título del libro. Sabido es que la batalla contra algunas traducciones está perdida, que en el cine (por ejemplo) se estupidizan los títulos y que algunas veces estos no tienen traducción satisfactoria. Este libro se llama Heart-Shaped Box (Caja con forma de corazón). Y si bien no tiene nada que ver, no fue lo que Hill soñó y un montón de etcéteras, me gusta mucho más El traje del muerto.

Me estoy quemando en mi propia hoguera, pero debía confesarlo.

La historia tiene como protagonista a un metalero en decadencia. No te digo un Ozzy Osbourne, pero sí un tipo que ya no es un mozalbete aunque todavía puede subirse a un escenario a rockear.

Jude tiene un hobby: no anda por la vida mordisqueando murciélagos, pero le encanta coleccionar chucherías sobrenaturales, el típico feto en un frasco, fotografías espectrales, todas esas cosas... que estoy inventando, porque no me acuerdo de algún ítem en particular que apareciera en el libro, salvo un video que uf, mamita...

Por eso no podrá resistirse hasta la idea de comprar su propio fantasma, que le llegará a su hogar en forma de un traje guardado dentro de una caja con forma de corazón. Conforme pasen las páginas, y aunque aparezcan un par de cajas más, el traje es más importante. ¡Sigo pensando que el título falso es mejor!

Ejem. Jude descubre (obvio) que algunas cosas es mejor no tenerlas, en especial cuando se trata de un viejo con los ojos tachados que balancea su navaja y dice que te vas a morir.

A partir de ese momento comienza una asfixiante carrera por la supervivencia del protagonista y quienes lo rodean, humanos y animales. Y todo está contado con el ritmo perfecto, aunque al pasar las páginas esa asfixia puede ser demasiada. Como estar viendo una maratón de la serie 24, hay un momento en que el corazoncito dice basta y uno está deseando que maten a Jack Bauer para poder irse a dormir.

No es el único inconveniente de la primera mitad del libro, al menos en cuanto a mi experiencia personal como lector, con mi vida y mis culpas. Por momentos se hace tan evidente que Jude se merece lo que le está pasando, que uno empieza a hinchar por el fantasma y con más razón quiere que maten a Jack. A Jude. No me mareen.

Justo a tiempo (justito... y seguí leyendo porque lo bancaba de su otra novela) Joe Hill aprieta las clavijas, introduce información en la trama, cambia la locación y el ritmo, modifica el nivel de los peligros y la novela transita con velocidad y satisfacción hacia la línea de meta.

Un buen debut, aunque estuvo a punto de perderme (o de dilatar la lectura) sobre el segundo acto, pero que supo recuperarse y dejar una buena nota a la obra completa. Que recomiendo ampliamente a los amantes del terror, suspenso, o de las buenas historias.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3