Home Libros Reseña: Operación Medibacha

Reseña: Operación Medibacha

Por el Libros

Reseña: Operación MedibachaDe casualidad me topé con una novela argentina que prometía las disparatadas aventuras de un James Bond uruguayo, increíblemente seductor y capaz de las hazañas más increíbles. La novela está bien, aunque el autor parezca funcionar a media máquina.

Reseña: Operación MedibachaHay libros a los que uno llega por recomendación de un amigo. Otros por la buena disposición en la vidriera de una librería. O por el diabólico algoritmo de Amazon. Y después están los libros que uno ve mientras está haciendo la cola para pagar unas lapiceras en Mosca.

A este último segmento pertenece Operación Medibacha, primera novela del argentino José Eduardo Moreno, a quien desconozco y cuya fotografía en la solapa del libro me recuerda a Hernán Piquín.

No fue su imagen la que me convenció de comprar el libro, sino el texto de la solapa, que prometía la historia del "agente secreto más bravo y seductor de Latinoamérica", el uruguayo Denzel Washington Ferreira.

Es así que me encontré con esta historia de un James Bond cutre, que es convocado por los presidentes de Argentina, Brasil y Uruguay para realizar una peligrosa misión en Estados Unidos, que incluye mucha droga y mucho sexo.

Estamos frente a un libro que se lee muy rápido, en dos o tres días, porque apenas supera las 200 páginas y porque está escrito como una aventura humorística sin mayores pretensiones. Aun así, la historia no llega a buen puerto.

Los mandatarios mencionados llevan parte de la acción, pero las conversaciones entre ellos distraen, porque los tres tienen la misma voz narrativa y uno espera a que el autor señale quién está hablando, porque por sus palabras es imposible adivinarlo.

El protagonista no es mucho mejor; Moreno disfruta de que sea oriental y lo viste con una remera de Obdulio, pero recién en la segunda mitad de la novela se le escapa un "vo" (después vendrá la discusión acerca de cómo escribir esa palabra de acuerdo a su etimología, yo creo que es "bo" porque uno se llena la boca de "b" larga cuando lo pronuncia).

Hay una clara apuesta por el grotesco, sobre todo en un comienzo en donde abundan el sexo y las drogas, pero queda la sensación de que el autor no se anima a zambullirse en la extravagancia de sus personajes. Ferreira es un agente con habilidades casi sobrehumanas, son escasas las oportunidades de demostrarlo, más allá de un delirante partido de futbolito, quizás la mejor escena del libro.

Y un detalle que me rechinó durante toda la novela es que Ferreira tiene una misión casi imposible que cumplir, pero en su palmarés se señala (en dos oportunidades) la concreción de un acto casi idéntico. Eso puede sacarle la gracia al asunto, aunque esté claro en cada página que lo importante es el viaje y no el destino.

Desde su contratapa se presenta al libro como la primera aventura de este espía uruguayo. Estaría bueno que para sucesivas entregas el James Bond uruguayo tuviera una voz más personal, y que Moreno se anime a irse al carajo, hundiendo a Ferreira en ese fango con el que por momentos coquetea con demasiado respeto.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3