Home Libros The Shambling Guide to New York City

The Shambling Guide to New York City

Por el Libros

The Shambling Guide to New York CityUna muchacha llega a la Gran Manzana queriendo triunfar y termina editando libros para monstruos. Esta premisa tiene mucho potencial, aunque la historia termine yéndose a lo cinematográfico, con acción trepidante y una ciudad que necesita ser salvada. Por la muchacha.

The Shambling Guide to New York CityEste año me decidí a terminar un montón de libros que dejé por la mitad. Que dejé de leer, no de escribir. Los que escribo son un montón de cuentos bobos que mando por mail cada dos años a la editorial y ellos no saben cómo decirme que no.

Y no me refiero a los libros que abandoné porque me resultaran impasables o malos (para mí), sino aquellos que quedaron por el camino debido a unos largos pasajes de falta de concentración, debido a que tenía otras cosas para hacer o debido a que no tenía otras cosas para hacer. En fin.

Uno de estos libros lo adquirí hace un tiempo, en oportunidad de visitar la Gran Manzana. En una de las pocas, poquísimas librerías que quedan en Manhattan (si desde acá conviene comprar libros por Amazon, imagínense allá) había una coqueta mesa con recomendaciones de quienes trabajaban ahí.

El libro que me llamó la atención se titulaba The Shambling Guide to New York City. En la tapa tenía un post-it que decía "Si te gustó Ugly Americans", una serie de animación que me gustó y no fui el único de este sitio. Para completar el combo, estaba ambientado en la ciudad en la que me encontraba en ese momento. Le eché un vistazo, me gustó de qué iba y lo llevé.

Empecé a leerlo mucho tiempo después, lo dejé casi por el final y este 2015 recorrí los últimos metros hasta terminarlo. Estuvo bien, pero no me dan ganas de leer el siguiente volumen de las aventuras de Zoe Norris escritas por Mur Lafferty.

Zoe es una chica común y corriente, que tuvo algunos problemillas de polleras (o pantalones) bastante comunes y corrientes, y decide comenzar de nuevo su vida en Nueva York. Consigue trabajo en una editorial y poco a poco empieza a descubrir que las cosas no son como las imaginaba. Que hay una parte de la ciudad que está oculta a los "simples mortales" y que toda clase de seres mágicos, monstruosos y extraños se confunden entre los seres humanos solamente extraños que viven por ahí.

Ugly Americans también tenía una ciudad en la que convivían humanos y monstruos de toda clase, pero la convivencia era explícita y algo de todos los días. En ese sentido, la serie se asemejaba más a la mezcla de humanos y animales que hay en Bojack Horseman, esa gran animación de Netflix.

Un punto flojo de la novela, quizás, sea lo mucho que se tarda la autora en revelar el misterio de lo que allí ocurre, dado que desde la portada y el texto de contratapa queda claro el tema de los MONSTRUOS. Por momentos dan ganas de cachetear a Zoe y gritarle en la oreja "¡es un vampiro, pelotuda!".

Atravesada esta instancia, la novela llega a su mejor momento. Zoe queda encargada de elaborar una suerte de Guía Michelin de Nueva York para Monstruos. Leer acerca de la organización de tal guía, el reparto de tareas y el reconocimiento de zonas es muy original y divertido. Por lo menos para mí, que soy el que compró el libro y el que lo estaba leyendo.

Sin embargo, conforme pasan las páginas, se va revelando el verdadero plot del asunto. La trama maestra, en la que queda de lado todo el tema editorial, tiene un plan siniestro, un villano macabro y (obvio) a Zoe como pieza fundamental en todo esto. ¿Por qué el protagonista siempre termina siendo el Harry Potter del asunto?

Lo imaginé así: The Shambling Guide... tenía potencial para contar una historia a ritmo de teleserie, con personajes que crean lazos mientras los vemos en sus puestos de trabajo. Sin embargo, Lafferty viró a un ritmo de película. En las películas (a veces parece que los guionistas pensaran así) tienen que pasar cosas importantes, trascendentales. Tiene que estar el mundo, o al menos la ciudad, en peligro.

El tercer acto del libro está repleto de escenas de acción, que quizás estuvieran bien "coreografiadas" pero que por momentos me perdían. Yo solamente quería que llegara el siguiente diálogo, no ponerme a pensar qué personajes quedaron al lado del pie izquierdo de un gigantesco gólem asesino.

Reconozco que parte de mi decepción pudo estar en la forma que imaginé el desarrollo de la trama. Me interesaba más un estudio del mundo editorial de las criaturas no humanas que otra película de acción en la que la heroína ("la elegida") salva el día y se queda con el muchachito. Al menos la película entretuvo y no me fui del cine antes de que terminara. Aunque me tomé una pausa para ir al baño de como ocho meses.

The Shambling Guide to New York City

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3